Beneficios de la fangoterapia

Por Camino Martínez, creadora de Camino Green, espacio itinerante de talleres presenciales y sesiones online de Cosmética Orgánica y Natural.

Fangoterapia:

(Imágenes de la web Hello Glow Blog).

Las arcillas son ricas en minerales como zinc, hierro, sodio, potasio, calcio, sílice.

El flujo sanguíneo cutáneo es de un 10% del total, pero con el uso de arcillas a través de mascarillas o cataplasmas, aumenta hasta un 60%, lo que ayuda a mejorar el intercambio de nutrientes entre las células y los vasos sanguíneos, y también ayudan a drenar las sustancias de desecho. El cuerpo reacciona absorbiendo calor para accionar mecanismo de dispersión.

Propiedades:

  • Antisépticas.
  • Absorción (efecto drenante).
  • Adsorción (efecto depurativo).
  • Remineralizantes.
  • Estimulantes.
  • Reequilibrantes.
  • Reafirmantes.

Hay varios tipos de arcilla:

  • Arcilla verde: Se usa en cabello, piel grasa, caspa, herpes labial, quemaduras y cicatrices.
  • Arcilla roja: se usa en pieles sensibles con cuperosis facial y mejora la circulación a nivel corporal y capilar.
  • Arcilla blanca: se usa en desodorantes, dentífricos y polvos para bebé.
  • Arcilla rosa: Mezcla de arcilla roja y blanca.
  • Arcilla gris: Es la mas usada a nivel oral. Asegúrate que sea de nivel alimentario.

Receta:

Para la siguiente mascarilla facial, vamos a usar los siguientes ingredientes:

-4 cucharadas soperas de arcilla verde o roja (a tu elección).

-2 gotas de aceite esencial de narjas dulces.

-2 gotas de aceite esencial de árbol del té.

-Un poco de agua (la densidad de la mascarilla va a depender de la cantidad de agua)

-Cuenco de porcelana, plástico o cristal (nunca de metal).

-Una cuchara de madera o de plástico (nunca de metal).

Comentarios:

Si usas utensilios de metal pueden interferir en las propiedades absorbentes de la arcilla.

Utilizaremos arcilla verde si queremos usar la mascarilla facial, si queremos regular la producción de sebo y eliminar de manera profunda la suciedad de los poros mejorando los síntomas del acné. La arcilla roja está indicada para pieles sensibles y delicadas. Ayuda a revitalizar la piel apagada por su poder hidratante.

El aceite de naranjas dulces es antiinflamatorio, antiséptico y antioxidante. Al usar un aceite esencial cítrico se recomienda usar esta mascarilla por la noche. La luz directa del sol puede provocar manchas en la piel.

El aceite de árbol del té también es antiséptico y antiinflamatorio ayudando a curar las cicatrices de los granitos por ejemplo.

  1. Añade las cuatro cucharadas soperas de la arcilla elegida en un bol de porcelana.
  2. Añade las gotas de aceite esencial. 2 gotas de árbol del té y 2 gotas de naranjas dulces. Es importante este orden porque los aceites esenciales son solubles en arcilla pero no en agua.
  3. Mezcla con una cuchara de madera.
  4. Añade una pequeña cantidad de agua. Añade mas agua si consideras que la textura es muy densa.
  5. Mezcla todos los ingredientes.
  6. Aplícate la mascarilla en el rostro con ayuda de un pincel o con los mismos dedos. Tu rostro tiene que estar previamente limpio.
  7. Deja actuar durante unos 15 minutos. Notarás que se va secando.
  8. Aclara con abundante agua.
  9. Aplicate tu tónico habitual, serúm y nutritiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *