Canal Mujer IMQ: Cómo aliviar los síntomas de la premenopausia

Por su interés para nuestra audiencia, ‘Muy Segura’ se hace eco del siguiente artículo, que puede ser visitado en Canal Mujer de IMQ a través del siguiente enlace: https://canalmujer.imq.es/premenopausia/

Lo escribe el Dr. Luis María Guevara, especialista en Ginecología de la clínica IMQ Zorrotzaurre.

La premenopausia suele aparecer unos 5 años antes del cese definitivo del periodo y consiste en alteraciones del ciclo menstrual que suelen ir acompañados de algunos síntomas. Es muy habitual que, a partir de los 45 años, las mujeres experimenten una serie de cambios en su cuerpo, tanto a nivel físico como psicológico. Esto es debido a la disminución de la producción de estrógenos, las hormonas sexuales femeninas, que empiezan a segregarse con menor frecuencia una vez alcanzada esta edad.

En estas circunstancias, es normal pensar que se ha llegado a la menopausia pero esta fase puede alargarse meses o años. De hecho, hasta que la menstruación no desaparece durante, al menos, 12 meses seguidos no se puede hablar de menopausia. Sin embargo, si se sufre alguno de estos síntomas nos podemos encontrar ante un periodo o fase de premenopausia.

¿Cuáles son los primeros indicios y la sintomatología de la premenopausia?

Sofocos y palpitaciones. El trastorno hormonal que se experimenta durante esta etapa puede provocar subidas de temperatura del cuerpo de la mujer y sudoraciones.Sequedad vaginal y disminución de la libido. Es bastante normal que en este momento se empiece a perder el deseo sexual debido a la evolución de las hormonas. De esta forma, el cuerpo produce menos secreción y se puede sentir irritación o picores vaginales.Cambios en el estado de ánimo y ansiedad. Otra de las alteraciones que se pueden producir en la premenopausia es de tipo anímico. Desequilibrio emocional, irritabilidad, negatividad o ansiedad son algunas de las más habituales.Pérdidas de orina. El suelo pélvico se debilita durante la premenopausia por eso, al toser o estornudar es normal que se escapen algunas gotas de orina.Insomnio y aumento de la fatiga. Como consecuencia de los cambios experimentados, pueden producirse episodios de insomnio y aumento del cansancio.

Aunque no son una amenaza grave para la salud, estos síntomas suelen ser bastante molestos y limitan la calidad de vida de la mujer. Afortunadamente, existen una serie de recomendaciones que pueden ayudar a disminuirlos, mejorando el bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies