Cigna identifica seis señales que podrían indicar que no se está durmiendo lo suficiente

Redacción ‘MS’- El descanso es uno de los pilares fundamentales para una vida saludable. Sin embargo, los datos apuntan a que, en términos generales, una parte importante de la población española no duerme las horas necesarias, y así lo ha explicado Cigna en un comunicado reciente.

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), entre el 20% y el 48% de la población adulta sufre dificultad para iniciar o mantener el sueño. Además, tal y como se desprende del último estudio Cigna 360º Wellbeing Survey, pese a que los españoles son los que más respetan las horas de sueño frente a otros países como Alemania, Francia y Reino Unido (el 39% afirma dormir el tiempo necesario, frente al 29% de franceses, el 33% de ingleses o el 36% de alemanes), las cifras todavía dejan mucho que desear.

No dormir bien implica un mayor riesgo ante enfermedades graves, y también afecta a la función psicomotora, causando un bajo rendimiento académico o laboral, entre otras consecuencias. A nivel psicológico, cuando la falta de sueño se convierte en algo habitual, se puede favorecer el desarrollo de enfermedades como depresión o ansiedad.

«Además de afectar a nuestra salud física, no descansar lo suficiente tiene graves consecuencias sobre nuestro estado psicológico y el rendimiento laboral, y provoca mayor irritabilidad, sensación de tristeza y falta de concentración, entre otras consecuencias. Por ello, hay que respetar las horas de sueño que necesita nuestro cuerpo, ya que es fundamental para mantener una buena salud y bienestar».

Dra. Marta López Tomas, E-Health Medical Manager de Cigna España.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Sueño el pasado 15 de marzo, Cigna ha expuesto seis señales de alerta que pueden indicar que una persona no está durmiendo lo suficiente:

-Dificultades para pensar con claridad y tomar decisiones.

-Problemas de memoria.

-Cambios de humor.

-Imposibilidad de manejar el estrés.

-Irritabilidad y frustración.

-Cambios en la percepción sensorial.

La compañía recomienda contar con una rutina adecuada antes de dormir que permita mejorar la calidad de sueño. Es conveniente limitar el consumo de sustancias excitantes, evitar la utilización de dispositivos electrónicos o practicar ejercicio físico intenso en las dos horas previas a irse a dormir; mantener unos horarios regulares de sueño y apostar por una cena ligera, con alimentos ricos en triptófano y Omega 3.

Además, contar con un colchón cómodo y ropa de cama agradable, dormir en una habitación silenciosa, oscura y a una temperatura ambiente adecuada (aproximadamente, unos 18º) contribuirán a mejorar la higiene del sueño, según concluye Cigna España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies