Elvira de la Cruz (ICEA): «Tenemos que adaptarnos a los cambios siendo flexibles y reflexivos, siempre con foco en el valor que aportamos a nuestros asociados»

‘Muy Segura’ entrevista a Elvira de la Cruz, directora del Área de Consultoría de ICEA.

¿Qué hitos considera fundamentales en el transcurso de su recorrido profesional? ¿Por qué han sido relevantes para usted?

A lo largo de estos años hay muchos momentos muy especiales para mí, pero quizás destacaría tres porque supusieron un cambio más significativo y tuvieron un mayor impacto en mi desarrollo profesional. El primero sería la realización del MDA de ICEA que me permitió ya de desde los inicios tener una visión global del mundo del seguro, conocer su legislación, su operativa, su diversidad, en definitiva, sus principales características y sobre todo las diferencias con otros sectores.

Otro momento clave fue cuando realizamos la adaptación del Modelo de Calidad de la EFQM al sector. Este proyecto se gestó dentro del Grupo de Trabajo de Calidad que estuvo operativo más de 20 años en ICEA, formado por compañías de muy diversa índole en cuanto a tamaño, ramos, canales, etc. Además de generar diferentes herramientas que permitieran a la industria avanzar en la mejora de su servicio con un enfoque 360º, muchas de las cuales con las adaptaciones correspondientes siguen vigentes hoy en día, como es el Barómetro de Experiencia de Clientes, con el que buscamos facilitar a las compañías insight que les permitan orientar su estrategia de relación con los clientes; o los estudios que realizamos para ver cómo los Agentes y los Corredores valoran la propuesta de valor de las entidades. Personalmente fue uno de los detonantes para que me propusieran liderar el área de marketing y así iniciar una etapa profesional con la gestión de una línea completa de servicios para las compañías adheridas y mis inicios en la gestión de personas.

Y ahora destacaría el proyecto en el que estamos colaborando con UNESPA, “Estamos Seguros”, no solo por el objetivo que se pretende con esta iniciativa, sino también por los múltiples ámbitos en los que se está trabajando que suponen para mí un gran reto.

«Un momento clave fue cuando realizamos la adaptación del Modelo de Calidad de la EFQM al sector. Este proyecto se gestó dentro del Grupo de Trabajo de Calidad que estuvo operativo más de 20 años en ICEA, formado por compañías de muy diversa índole en cuanto a tamaño, ramos, canales, etc.».

Tras casi tres décadas en ICEA desempeñando diversas responsabilidades, primero dirigiendo el Área de Marketing y, en la actualidad y desde hace una década, el Área de Consultoría, me pregunto: ¿por qué el sector asegurador y qué significado tiene para usted?

Cuando finalicé mis estudios, y dentro de la multiplicidad de anuncios a los que envié mi CV, estaba el de ICEA. Evidentemente, en ese momento no conocía a la Asociación, ni sabía a qué se dedicaban, ni siquiera cuando fui a la primera sesión del proceso de selección, el cual me sorprendió porque en aquel momento el primer contacto fue en una sesión grupal con otros candidatos al proceso de selección. Sabía que su mercado era el asegurador, y tampoco por mi cabeza había pasado la posibilidad de trabajar en el sector asegurador, no era algo de lo que se nos hubiera hablado durante la carrera y tampoco en mi entorno conocía a personas que estuvieran trabajando en el sector.

Sin embargo, la idea de lo que significaba ICEA me atrajo desde el principio, la posibilidad de desarrollar mi carrera en proyectos trasversales, con contacto con muchas empresas, y con esa visión de colaboración.

Respecto al sector, poco a poco me fui dando cuenta de lo diverso que es, de las múltiples implicaciones y complejidad que conlleva su operativa y gestión, lo que hace que sea un sector que a lo largo de los años en los que yo llevo trabajando haya experimentado muchos cambios que lo hacen especialmente interesante. Además, en este momento de manera muy especial con todo lo que suponen los retos sociodemográficos que afectan de lleno a nuestra industria, como es el envejecimiento, los nuevos hábitos de consumo promovidos por las diferentes generaciones que ahora conviven como consumidores, la digitalización que implicará ventajas competitivas claras para las empresas, etc.

«La idea de lo que significaba ICEA me atrajo desde el principio, la posibilidad de desarrollar mi carrera en proyectos trasversales, con contacto con muchas empresas, y con esa visión de colaboración».

¿Cuáles son los principales desafíos a los que ha hecho frente durante todo este tiempo dentro de ICEA? ¿Qué próximos retos tiene por delante la Asociación durante lo que queda de 2019 y 2020?

Yo creo que nuestros desafíos y retos no difieren de los de otras empresas, en el sentido de que tenemos que adaptarnos a los cambios siendo flexibles y reflexivos, siempre con foco en el valor que aportamos a nuestros asociados.

Tenemos que seguir avanzando en la integración de la tecnología, en el desarrollo de las personas, en la generación de conocimiento y en permanente contacto con los socios. Este año, por ejemplo, hemos puesto en marcha un nuevo servicio denominado SIA, que responde al 100% a lo que señalaba antes, dado que se trata de un sistema de información que permite a nuestros adheridos tener una visión completa de lo que está pasando en nuestro mercado, integrando las diferentes perspectivas del negocio, a través de una herramienta ágil y muy visual.

«Tenemos que seguir avanzando en la integración de la tecnología, en el desarrollo de las personas, en la generación de conocimiento y en permanente contacto con los socios».

¿Cuál es su particular visión de la mujer dentro del mercado de seguros? ¿Cree que el hecho de ser mujer implica alguna dificultad o, al contrario, algún tipo de impulso, para desarrollar su actividad en este mercado?

Yo creo en la diversidad, en la complementariedad y pienso que al igual que en cualquier otro ámbito de la vida, cada una de nosotras aportamos nuestra forma de entender las relaciones humanas, de ver el mercado, y de buscar iniciativas que permitan a nuestras empresas seguir desarrollando su propuesta de valor a los clientes, a los empleados, a la sociedad en la que están inmersas.

El hecho de ser mujer creo que no conlleva necesariamente dificultad y tampoco impulso, sino que depende más de lo que seamos capaces de afrontar y de retarnos a nosotros mismos. Sí es cierto que nuestra sociedad ha cambiado mucho en poco tiempo y que dependiendo en el área o sector en el que estés puede ser más o menos complejo. En cualquier caso, queda todavía camino por recorrer, sobre todo en la posición de las mujeres en puestos de máxima responsabilidad, pero soy optimista, estoy segura de que en pocos años serán muchas más la que estén liderando empresas.

«El hecho de ser mujer creo que no conlleva necesariamente dificultad y tampoco impulso, sino que depende más de lo que seamos capaces de afrontar y de retarnos a nosotros mismos».

CUESTIONES ‘MUY MUJER’: 

  • Un perfume: Esta es sencilla, Flower by Kenzo.
  • Una canción: Difícil elegir una única canción, en diferentes momentos de mi vida ha habido canciones muy especiales para mí.
  • Una actriz: Aquí son dos Katharine Hepburn y Meryl Streep.
  • Una afición: Ahora mismo disfrutar de la vida.
  • Un deseo: Que mis hijos consigan sus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies