Josep Santacreu (DKV Seguros): «En DKV llevamos años enfocados en la prevención y en la promoción de los hábitos de vida saludable»

‘Muy Segura’ entrevista a Josep Santacreu, consejero delegado de DKV, con motivo de la presentación del reciente estudio: ‘¿Cuál es el índice de vida saludable de los directivos en España?’. El acto de presentación contó con la presencia, por parte de DKV, de Javier Vega de Seoane, presidente; Josep Santacreu, consejero delegado; y Julio Lorca, director de desarrollo de Salud Digital. Así como con la participación de Eva Icarán, vicerrectora de Profesorado e Investigación de la Universidad Europea.

¿Cuál es el motor que impulsa la realización de este Estudio?

El estudio ‘¿Cuál es el Índice de vida saludable de los directivos en España?’ se enmarca en las actividades de divulgación y difusión de hábitos de vida saludable del Instituto DKV de la vida saludable. En DKV llevamos años enfocados en la prevención y en la promoción de los hábitos de vida saludable, así como en el fomento de la responsabilidad de las personas en el cuidado de su salud. Por ello, realizamos estudios como este, como el que presentamos hace un año sobre la salud de los autónomos, o el de la evolución de los hábitos de salud y bienestar en las mujeres. 

En esta ocasión nos hemos querido centrar en el colectivo  de los directivos porque entendemos que tienen un impacto importante en las empresas, y porque queremos apoyarles y ayudarles a prevenir y a mejorar su Índice de Vida Saludable.  

«Realizamos estudios como este, como el que presentamos hace un año sobre la salud de los autónomos, o el de la evolución de los hábitos de salud y bienestar en las mujeres». 

Un Estudio de estas características focalizado en directivos y mandos intermedios: ¿invita a pensar que son el grupo más vulnerable en lo que a conservación de su estado de salud se refiere? ¿En qué medida y por qué?

El de los directivos es un colectivo tan interesante como desconocido, ya que en nuestro país apenas se dispone de información acerca de sus condiciones y hábitos de salud.

En el presente estudio- ‘¿Cuál es el Índice de vida saludable de los directivos en España?’ – se ha tratado de analizar el estado general de salud de los directivos en España y cuando hablamos de directivos nos referimos a gerentes, consejeros delegados y presidentes de grandes empresas, así como a mandos intermedios -directores de departamento o sucursal-, con personas a su cargo y cuyo estado de salud física y emocional les afecta directamente a ellos, a sus familias y a sus subordinados.

Pasamos muchas horas al día en el trabajo, por lo que resulta evidente que las relaciones con los compañeros y con los superiores tienen una incidencia importante en nuestro bienestar. En este sentido, se puede asegurar que es tan importante un buen directivo como un buen médico, ya que el directivo tiene un doble papel: por un lado, es el garante del resultado económico de la compañía; por otro, es responsable de las personas a su cargo. En definitiva, el bienestar profesional es una de las prioridades para mantener la salud a largo plazo.

«Es tan importante un buen directivo como un buen médico, ya que el directivo es el garante del resultado económico de la compañía, y es responsable de las personas a su cargo».

¿Qué conclusiones destacaría como principales? ¿Más responsabilidad implica peor estado de salud?

El 31,8% de los participantes en el estudio ocupaba cargos de dirección/gerencia (por ejemplo, en Recursos Humanos, Finanzas, IT, propietarios de negocio…), mientras que el 68% restante era mando intermedio.

Destaco especialmente que el 91% de los directivos declaró sentirse estresado y el 80% reconoció haberse sentido “desbordado por el estrés”, cifras altísimas ambas. Por otro lado, casi el 40% de los directivos consume tres o más raciones de carnes rojas y embutidos a la semana, mientras que el consumo de pescado es reducido.

«El 91% de los directivos declaró sentirse estresado y el 80% reconoció haberse sentido “desbordado por el estrés”, cifras altísimas ambas».

Pero también destaco los buenos niveles de actividad física y de calidad del sueño. Por lo que respecta al ejercicio, el 89% de los directivos había realizado algún tipo de actividad física en la semana previa al estudio; mientras que un 78% afirmó dormir entre 5 y 8 horas y no tener problemas para conciliar el sueño, dormir y despertarse, un dato muy positivo si se tiene en cuenta la importancia del descanso.

Luego, por otro lado, hemos observado que los valores de IVS disminuyeron de forma progresiva conforme aumentaba la edad de los participantes, los directivos más jóvenes tienen mejor estado de salud que los más longevos. Y que mientras que las mujeres tienden a seguir una alimentación más saludable, los hombres presentan mayores niveles de estrés.

«Mientras que las mujeres tienden a seguir una alimentación más saludable, los hombres presentan mayores niveles de estrés».

¿Considera que el nivel de estrés se ha visto incrementado en el panorama actual: inmediatez, nuevas tecnologías, sedentarismo, largas jornadas, ausencia de desconexión digital?

Sí, claro que influyen todos esos factores, pero también la globalización o las crisis financieras. Es importante recordar que la presencia de estrés en la organización no implica que la causa de este esté en el trabajo, puede hallarse en el entorno personal del colaborador. En cualquier caso, sea cual sea la causa, en el marco de un entorno laboral saludable, la organización debe poner a disposición de los colaboradores los recursos para gestionarlo.

La salud y la felicidad de los trabajadores tiene un impacto directo en los buenos resultados de las organizaciones. Es algo que comprobamos y cuidamos mucho cada día en DKV, donde también hemos aprovechado para hacer nuestra comparativa interna con nuestros propios directivos. Con esta iniciativa queremos ayudar a este colectivo a que mejore su salud individual y la de sus empresas.

«La salud y la felicidad de los trabajadores tiene un impacto directo en los buenos resultados de las organizaciones».

A modo de recopilación, y en el contexto del Estudio, ¿cuáles serían unas pautas de actuación recomendables para el público objetivo en el que está basado, de cara a llevar una vida saludable?

Toda acción y cambio de hábito, por insignificante que parezca, cuenta. Desde llevar una alimentación saludable y equilibrada hasta planificarse un horario de ejercicio semanal o dejar de fumar. Poner en marcha pequeños hábitos como revisar el móvil cada un tiempo determinado o agendarse momentos para dedicar a la familia o amigos.

«Toda acción y cambio de hábito, por insignificante que parezca, cuenta. Desde llevar una alimentación saludable y equilibrada hasta planificarse un horario de ejercicio semanal o dejar de fumar».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies