La Botánica Di Leonardo, la belleza del arte y la naturaleza

Por Mayte Martínez, periodista especializada en belleza y bienestar; creadora del espacio Belleza eres tú.

La naturaleza es bella, la belleza es natural” es mi lema, y es que belleza es algo más que una cara bonita, una obra de arte o un paisaje espectacular. Belleza es esa hoja que se mueve por  el viento, esa flor que busca la luz del sol, esa disposición del árbol que envejece formando anillos en su interior para hablarnos de su edad. La naturaleza es bella porque es perfecta, aunque su perfección no consista tanto en un conjunto estético como matemático.

Evidentemente, todo esto me viene a la cabeza por algo, algo que ha hecho despertar en mi cabecita esa sensación de bienestar y plenitud cuando nos encontramos con esa belleza real que no solo se ve, si no que se siente, se respira, se manifiesta en nuestro interior. Es algo que por suerte me ocurre a menudo, porque la vida, en general, es bella. Y una de las últimas veces que así se me ha expresado ha sido después de visitar en Florencia, ciudad bella por antonomasia, una exposición de alguien que puso toda su energía en el estudio de la naturaleza, Leonardo Da Vinci, y para el que el equilibrio entre esta y el ser humano no tenía ningún misterio. Y como hasta el 15 de diciembre se puede visitar en el Complejo de Santa María Novella, no me resisto a recomendárosla encarecidamente, La Botánica di Leonardo. Porque descubrir lo que se esconde tras la cabeza de un genio, es belleza.

«Belleza es esa hoja que se mueve por  el viento, esa flor que busca la luz del sol, esa disposición del árbol que envejece formando anillos en su interior para hablarnos de su edad».

Hacia una nueva ciencia entre arte y naturaleza

Desde el 13 de septiembre Florencia acoge una gran exposición que ahonda en los estudios botánicos de Leonardo da Vinci, poco conocidos a pesar de la enorme fama del genio toscano. Patrocinada por el Ayuntamiento de Florencia, ideada y producida por Aboca, que también saben un rato de naturaleza, es todo un viaje por folios originales, elementos naturales e instalaciones interactivas que brindan la oportunidad de reflexionar sobre la evolución científica y la sostenibilidad medioambiental. Una oportunidad para descubrir un aspecto poco conocido del pensamiento de Leonardo y fomentar un cambio de ritmo en el modo de concebir la relación entre el ser humano, el medioambiente y todo el planeta.

«Desde el 13 de septiembre Florencia acoge una gran exposición que ahonda en los estudios botánicos de Leonardo da Vinci, poco conocidos a pesar de la enorme fama del genio toscano».

Venid, hombres, a contemplar los milagros que se descubren en la naturaleza mediante tales estudios”.

(Leonardo da Vinci, Códice Madrid I, f.6r)

Leonardo da Vinci, formas y estructuras del mundo vegetal

Coincidiendo con el quinto centenario de la muerte del genio, la exposición aborda en detalle el pensamiento científico ‘universal’ de Leonardo da Vinci, repleto de implicaciones para la comunidad científica actual, obligada a reinterpretar en profundidad la relación entre el ser humano y la naturaleza. Con documentos originales, instalaciones interactivas y plantas reales, se compone de un apasionante recorrido por las intuiciones y las innovaciones de un pensamiento ‘sistémico’, capaz de combinar arte y ciencia, y de considerar la vida y la naturaleza, incluido el ser humano, como un ente único en el que todo está conectado y en movimiento.

El Complejo monumental de Santa María Novella acoge esta exposición que ilustra y profundiza en los hallazgos botánicos de Leonardo, entre los cuales

podemos encontrar la relación entre los anillos del tronco de un árbol y su edad, y nos guía por una extraordinaria secuencia de diseños suyos con detalles, hojas y plantas. En especial, muestra y demuestra que para Leonardo el arte y la ciencia eran indisolubles: el conocimiento científico no era únicamente descriptivo, del mismo modo que la pintura no se podía limitar al aspecto estético y lo abordaba desde una perspectiva que se interrogaba sobre el complejo sistema de relaciones entre ser humano y naturaleza.

«Con documentos originales, instalaciones interactivas y plantas reales, se compone de un apasionante recorrido por las intuiciones y las innovaciones de un pensamiento ‘sistémico’, capaz de combinar arte y ciencia, y de considerar la vida y la naturaleza, incluido el ser humano, como un ente único en el que todo está conectado y en movimiento».

Los comisarios de la muestra son Stefano Mancuso, una de las máximas autoridades mundiales en el ámbito de la neurobiología vegetal; Fritjof Capra, doctor en física, experto en Teoría de Sistemas y estudioso de Leonardo da Vinci; y Valentino Mercati, fundador y presidente di Aboca.

Montaje de la exposición

La visita se inicia en el majestuoso Gran Claustro con cinco monumentales poliedros regulares, diseñados por Leonardo para ilustrar la obra ‘De Divina Proportione’ de Luca Pacioli y que simbolizan no solo la armonía y la perfección formal sino también la complejidad y el misterio del mundo. Las figuras están acompañadas por una hilera de plantas naturales seleccionadas a partir de las que dibujó o citó Leonardo en sus escritos, que se entrelazan con una introducción sobre el renacimiento filosófico, artístico y técnico de la Florencia de la segunda mitad del Quattrocento. Un escenario que dibuja la complejidad del pensamiento de Leonardo en relación con los procesos y las técnicas de alquimia.

Inmersión natural, espectacular y bella

En su interior, la exposición propone una experiencia mágica entre árboles, hojas y entramados que evocan, mediante un juego entre lo real y lo virtual, la decoración creada por Leonardo para la Sala delle Asse en el Castillo Sforzesco de Milán.

El itinerario está organizado como si fuera un organismo vegetal con varias secciones. El lenguaje digital y multimedia es un recurso constante que ofrece la posibilidad de apreciar de forma espectacular la obra de Leonardo da Vinci —sus diseños, sus pinturas, sus escritos— así como de vivir de manera interactiva y simultánea algunas de sus intuiciones más relevantes en el terreno de la botánica.

Sus estudios sobre dendrocronología permiten vivir la historia de la humanidad y sus grandes acontecimientos a través de los anillos de los árboles; sus investigaciones sobre el fototropismo o el geotropismo ofrecen la increíble oportunidad de captar, en directo, la forma que la naturaleza tiene de adaptarse y relacionarse con el medio ambiente; la teoría de la constancia de los flujos en el interior de un árbol (que no en vano recibe el nombre de «principio de Leonardo») se convierten en una instalación dinámica que permite comprender sus parámetros mejor que con palabras.

«El itinerario está organizado como si fuera un organismo vegetal con varias secciones. El lenguaje digital y multimedia es un recurso constante que ofrece la posibilidad de apreciar de forma espectacular la obra de Leonardo da Vinci —sus diseños, sus pinturas, sus escritos— así como de vivir de manera interactiva y simultánea algunas de sus intuiciones más relevantes en el terreno de la botánica».

Cuestión de detalles

Continuamos la visita explorando el mundo botánico leonardiano: la anatomía vegetal analizada por el genio florentino, que era capaz de captar y de transmitir los detalles más insignificantes de una flor, de una rama o de una hoja, entra en escena con obras contemporáneas, mientras que los maravillosos detalles botánicos incluidos en sus famosos cuadros —tan realistas que se podrían definir como ’retratos de plantas’— se exponen para iniciar un camino de vuelta al origen de los pigmentos vegetales utilizados.

El itinerario, acompañado por tres valiosos folios originales del Códice Atlántico de la Biblioteca Ambrosiana, concluye con una reinterpretación del famoso ‘Hombre de Vitruvio’, que sirve de punto de partida para reflexionar sobre los equilibrios entre el ser humano y la naturaleza, y con una extraordinaria instalación dedicada a las interconexiones entre todos los elementos que conforman el conjunto de los seres vivos, que Leonardo conocía a la perfección pero que actualmente suelen caer en el olvido.

«El itinerario, acompañado por tres valiosos folios originales del Códice Atlántico de la Biblioteca Ambrosiana, concluye con una reinterpretación del famoso ‘Hombre de Vitruvio’».

El por qué de la exposición, según sus impulsores

Florencia ha rendido homenaje al genio de da Vinci con varias exposiciones que han analizado distintos puntos de vista, y cerramos el año leonardiano abordando otro aspecto como son sus intuiciones que han tenido una relevancia absoluta en la historia de la botánica. Surgieron gracias a su perspicaz espíritu de observación y a su continua actividad experimental, que plantean una visión dinámica de la ciencia, llena de referencias incluso para la actualidad”, afirma Dario Nardella, alcalde de Florencia.

Reinterpretar hoy al Leonardo pensador sistémico, que poseía una comprensión profunda del mundo natural y de las relaciones entre todas las formas de vida, es una forma universal de dirigir la atención a las propiedades de los complejos naturales y de comprobar científicamente lo que para el genio era solo una intuición», comenta Massimo Mercati, director general de Aboca.

«La Botánica de Leonardo ha sido ideada y producida por Aboca, una empresa healthcare toscana que se dedica al cuidado de la salud con productos 100% naturales que respetan el organismo y el medioambiente. Aboca es una Benefit Corporation, con un compromiso constante por el bien común».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies