La ‘II Edición de los Premios Premaat’ reconoce entre sus galardonados a Carmina Homs, (Ferrer&Ojeda), por su contribución al sector asegurador

Redacción ‘MS’– Carmina Homs, socia-directora general de Ferrer&Ojeda, recibió uno de los galardones en el marco de la ‘II Edición de los Premios Premaat’ por su contribución al sector asegurador, en los Teatros Luchana de Madrid. El resto de premiados fueron: Eladio García Reina, quien desarrolló gran parte de su actividad laboral en la Compañía de Seguros Banco Vitalicio; y Ángel Vázquez, administrador de Proyectos y Seguros.

Concretamente, Carmina Homs recibió el galardón ‘A una trayectoria destacada en la mediación, por su compromiso con la profesión e implicación en las instituciones de un sector en el que ha trabajado con pasión y entrega’, de la mano del seleccionador de waterpolo, David Martín. Y es que esta edición ha querido hacer partícipes a los deportistas en la entrega de premios, a modo de reconocimiento a sus carreras y al sector en general por parte de la sociedad, según explicó Jesús Manuel González Juez, presidente de Premaat, quien no dudó en calificarlos como “héroes del bañador”.

Carmina Homs recibió el galardón ‘A una trayectoria destacada en la mediación, por su compromiso con la profesión e implicación en las instituciones de un sector en el que ha trabajado con pasión y entrega’.

El evento de este año dio comienzo con una mesa redonda coorganizada con el Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid, acerca de la ‘Tolerancia a la frustración y gestión de egos en la empresa y el deporte’, bajo la moderación de Elena Jiménez de Andrade, presidenta del Colegio. Contó con la participación de deportistas de élite y directivos del sector asegurador: Erika Villaécija, David Martín, Ana Montero (deportistas); y Salvador Marín, CEO de Howden Iberia; Raquel Rampérez, directora general de Purísima Seguros; y David Rodríguez, director de Negocio de Premaat. La mesa sirvió para establecer vínculos entre el deporte de élite y la alta gestión, además de para reflexionar sobre la manera de afrontar retos, tanto en el sector asegurador como en el deportivo y en la propia vida.

La mesa redonda celebrada en el marco de la ‘II Edición de los Premios Premaat’ sirvió para establecer vínculos entre el deporte de élite y la alta gestión, además de para reflexionar sobre la manera de afrontar retos.

La ‘I Edición de los Premios Premaat’ reunió una interesante y nutrida mesa redonda sobre mujeres

Se trata de la segunda edición de una acción que comenzó a celebrarse en 2017, durante la ‘I Edición de los Premios Premaat’, que contó entre los galardonados con Elisa Poch, de EPG&Salinas, quien obtuvo el premio ‘Innovadores en seguros’, y donde el jurado valoró su trayectoria vital, por haber eliminado barreras y haber sabido contribuir con su visión a que el sector evolucionara al compás de la sociedad. En aquella ocasión se desarrolló una interesante mesa redonda sobre mujeres, también en colaboración con el Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid, que contó con la participación de destacadas deportistas y mujeres del sector asegurador, tales como: la nadadora de natación artística Gemma Mengual; la jugadora de waterpolo Paula Leitón; y la saltadora Lola Sáez; quienes debatieron con Ana Muñoz, socia y directora de Ponce y Mugar; Pilar Lázaro,  antes directora gerente de FECOR; y Eva Quintanilla, responsable de Comunicación de Premaat. Por su relevancia para ‘Muy Segura’ y su audiencia, destacamos algunos de los principales argumentos de las participantes, que giraron en torno a aspectos tales como la conciliación, la gestión de la presión, la gestión de equipos o la necesidad de reinventarse profesionalmente.

La ‘I Edición de los Premios Premaat’, en 2017, se desarrolló en torno a una interesante mesa redonda sobre mujeres que contó con la participación de destacadas deportistas y mujeres del sector asegurador.

De este modo, Elena Jiménez de Andrade, moderadora de la sesión, definió el punto de encuentro como “un espacio familiar, amable y donde cada una podemos conversar sobre todos nuestros retos en nuestros entornos competitivos”, resaltó. En materia de conciliación, indicó que “es un tema muy manido, del que todas las mujeres hablamos, e incluso también los hombres, lo que es una buena noticia. Es difícil encontrar una mujer que abiertamente se considere discriminada por el hecho de ser mujer en el trabajo pero, sin embargo, creo que todas coincidimos en que tenemos problemas de conciliación”, indicó.

«Es difícil encontrar una mujer que abiertamente se considere discriminada por el hecho de ser mujer en el trabajo pero, sin embargo, creo que todas coincidimos en que tenemos problemas de conciliación».

Elena Jiménez de Andrade. Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid.

Gemma Mengual explicó que: “Cuando quise volver al deporte después de ser madre, me encontré con una situación bastante difícil. Todo había cambiado bastante, mis prioridades habían cambiado, la que era mi entrenadora me veía diferente, no pensaba que yo era capaz de dar el cien por cien por el hecho de ser madre. Y me lo pusieron bastante difícil. Esas razones me llevaron a dejarlo, a colgar el bañador y, años después, en 2016, después de haber tenido mi segundo hijo, tuve la oportunidad de volver a entrenar, ya con otra entrenadora. Me propuso volver a tirarme al agua y sí, acepté el reto. Fue un año duro, sabía que me tenía que volver a poner en forma, con calma. Mi entorno y mi familia me apoyaban e, incluso así, fue complicado de llevar”.

«Cuando quise volver al deporte después de ser madre, me encontré con una situación bastante difícil».

Gemma Mengual, nadadora de natación artística.

Por su parte, Pilar Lázaro, afirmó que: “Estoy sorprendida porque no pensaba que tuviese nada en común con una deportista olímpica y acabo de darme cuenta de que tengo muchísimo en común. Para mí es organización, planificación y aprovechamiento del tiempo. Yo planifico mucho a medio plazo para tener todo bien cuadrado y creo que no hay una fórmula de conciliación, porque si la hubiera posiblemente hoy no estuviésemos hablando aquí. Pero a mí lo que más me funciona, desde luego, es la planificación y aprovechar el tiempo. Si estoy trabajando, evitarme todos los ladrones del tiempo que hay; en la oficina todos sabemos que hay muchos”.

«Yo planifico mucho a medio plazo para tener todo bien cuadrado y creo que no hay una fórmula de conciliación, porque si la hubiera posiblemente hoy no estuviésemos hablando aquí».

Pilar Lázaro, exdirectora gerente de FECOR.

Durante su intervención, Eva Quintanilla sostuvo que: “En compañías tenemos suerte de tener estos horarios y también de tener estabilidad. Las mujeres muchas veces, aunque no tengamos hijos como es mi caso, pensamos en nuestra vida, nuestras aficiones, planificamos a largo plazo, etc. Y para eso necesitamos tener una estabilidad y una seguridad. Preparando esta mesa redonda, buscaba datos y el Informe ‘Estamos Seguros’ de UNESPA da unos datos fantásticos de cómo las compañías aseguradoras tenemos una tasa de temporalidad muchísimo más baja que la economía en general: tenemos un 3,43% frente a un 24,7%. Esto nos permite planificar a largo plazo y tener esa relajación que muchas mujeres necesitamos para organizar nuestra vida”.

«Las compañías aseguradoras tenemos una tasa de temporalidad muchísimo más baja que la economía en general: tenemos un 3,43% frente a un 24,7%. Esto nos permite planificar a largo plazo y tener esa relajación que muchas mujeres necesitamos para organizar nuesta vida».

Eva Quintanilla, responsable de Comunicación de Premaat.

Por su parte, Lola Sáez remarcó que: “Me retiré a una edad que en deporte es normal, alrededor de 28 o 29 años. Me encontré que estando preparada y habiendo estudiado una carrera, cuando te vas a incorporar al mundo laboral y a llamar a una puerta a pedir un trabajo, la gente que está trabajando ahí tiene seis o siete años de experiencia más que tú. Llegas a un mundo en el que tú tienes más años, no tienes ninguna base, no has hecho unas prácticas, no has podido hacer de becario en una empresa, etc. Para mí fue un momento muy complicado, aunque es cierto que el deporte ayuda mucho a confiar en uno mismo, ver las cosas mejor y aprender de un mundo totalmente nuevo. Al final acabas uniéndote al carro, pero sí es cierto que es un momento muy complicado en la carrera de un deportista y que, aun estando preparado, el mundo laboral es una cosa absolutamente nueva para nosotros y nos enganchamos al carro tarde”.

Sobre la incorporación de un deportista al mundo laboral tras retirarse: «Para mí fue un momento muy complicado, aunque es cierto que el deporte ayuda mucho a confiar en uno mismo, ver las cosas mejor y aprender de un mundo totalmente nuevo. Al final acabas uniéndote al carro, pero sí es cierto que es un momento muy complicado en la carrera de un deportista».

Lola Sáez, saltadora.

Paula Leitón habló del fenómeno ‘superwoman’: “Sentirnos perfectas, intentar no tener ningún error. Yo ahora tengo 17 años y estoy estudiando Bachillerato; todavía no he decidido qué quiero estudiar ni he trabajado. Al final, como dice Gemma, el deporte te abre muchísimas puertas y desde que comencé me he concienciado con que después del deporte se tiene que vivir de algo, que tengo que hacer lo que a mí me guste. El deporte está muy bien, se acaba a una edad más temprana o más tardía, y al final tengo que hacer lo que a mí me guste, lo que me llene y lo que me venga a mí en gana, no lo que me diga la sociedad que tengo que hacer”.

«El deporte te abre muchísimas puertas y desde que comencé me he concienciado con que después del deporte se tiene que vivir de algo, que tengo que hacer lo que a mí me guste».

Paula Leitón, jugadora de waterpolo.

Ana Muñoz explicó que: “Soy la primera persona de mi familia y mi entorno que trabaja en seguros. Al principio, yo contaba qué eran los seguros y no lo entendían muy bien. Empecé dando cursos de formación. En mi estabilidad como persona ha influido tener una estabilidad personal y tener pocas alteraciones en mi casa. Conozco cantidad de compañeras que han pasado por separaciones y demás y siguen siendo buenísimas profesionales y siguen siendo números uno. En mi caso, he empezado de cero y supe lo que significaba la palabra resiliente que, como sabéis, es salir de un estado de confort a otro de amenaza. Yo, como sabéis, era apoderada gerente de una aseguradora y pasé a montar una correduría junto con Carmelo, y supe lo que era temblar de miedo esperando a que sonara el teléfono, empezar a facturar y empezar a vivir el miedo a que quizá a final de mes no pudiera pagar las nóminas. Pero también supe lo que arropaba la pasión, lo que empujaba la ilusión y eso, de alguna manera, nos ha hecho llegar hasta aquí después de 17 años”.

«En mi caso, he empezado de cero y supe lo que significaba la palabra resiliente. Pero también supe lo que me arropaba la pasión, lo que empujaba la ilusión y eso, de alguna manera, nos ha hecho llegar hasta aquí después de 17 años».

Ana Muñoz, socia y directora de Ponce y Mugar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies