¡Llegan las vacaciones! ¿Estás preparado?

Por Eva García, socia fundadora en Coaching on Focus, consultora de RR.HH., Bioquímica y Neurocoach.

La respuesta a esta pregunta puede parecer fácil. ¿Quién no está preparado siempre para unas vacaciones?

La realidad es que tardamos varios días en desconectar realmente. Cambiar el ritmo habitual de trabajo, los horarios, las comidas, los hábitos y ponerse en modo disfrute, puede resultar más complicado de lo que parece inicialmente.

Una mínima planificación previa de las vacaciones ayuda a aprovechar estos merecidos y necesarios periodos de descanso. Y no hablamos tanto de la planificación de qué actividades haremos o de dónde iremos, como de la preparación de cuerpo y mente para poder aprovechar más y con una mejor calidad este tiempo de desconexión de nuestro día a día.

«La realidad es que tardamos varios días en desconectar realmente. Cambiar el ritmo habitual de trabajo, los horarios, las comidas, los hábitos y ponerse en modo disfrute, puede resultar más complicado de lo que parece inicialmente«.

He aquí la palabra mágica: ¡Desconexión!

Aunque muchos de nosotros disfrutemos con nuestro trabajo, es necesario aprender a desconectar durante el periodo de descanso.

Queremos compartir contigo unas pautas que te ayudarán a disfrutar del tiempo de descanso y ocio y te recargarán las pilas para la vuelta a la rutina laboral del día a día.

Ahí van nuestros 10 consejos:

1- Organiza el trabajo cotidiano con antelación suficiente.

Si planificas tu trabajo cotidiano, será más fácil que no te surjan imprevistos y puedas irte de vacaciones sin que te vuelvan a la memoria los temas pendientes.

Anota y agenda las tareas que tendrás que retomar a la vuelta para que no ocupen espacio más que en el disco duro de tu ordenador, y no en tu cabeza.

2- Disfruta al menos quince días seguidos de vacaciones.

Al comienzo de las vacaciones descienden los niveles de cortisol y adrenalina, que se mantienen más altos con un grado de estrés mayor en el día a día. El cortisol tiene efecto antiinflamatorio, por lo que esta es la razón por la que algunas veces nos ponemos malos al coger vacaciones. ¡Simplemente porque nos relajamos! Previene este efecto reduciendo el  ritmo días antes de coger vacaciones.

Muchas veces, por organizarnos las vacaciones familiares en relación a los días sin cole de los niños o por querer aprovechar mejor los días de descanso, al final disfrutamos de semanas sueltas y eso no ayuda a la desconexión; por eso, aconsejamos 15 días seguidos porque solo pasados estos días realmente tendrás la sensación de un cambio real de la rutina y una desconexión del día a día del trabajo.

«Aconsejamos desconectar 15 días seguidos porque solo pasados estos días realmente tendrás la sensación de un cambio real de la rutina y una desconexión del día a día del trabajo».

3- Ten total confianza en las personas en las que delegas, tus ansias de control quedarán satisfechas.

La confianza en el equipo es fundamental porque solo cuando delegas de verdad, te sientes completamente tranquilo sabiendo que el trabajo se queda en buenas manos.

No solo conseguirás estar tú más tranquilo, sino que ayudarás a tu equipo y compañeros a asumir responsabilidades y ser más eficaces.

4- Di adiós al mundo digital, si es necesario define un único momento al día para chequear el correo.

Desde finales de 2018, el derecho a apagar el móvil fuera del trabajo está reconocido por ley:

“Los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal o familiar»

Vivimos permanentemente conectados y esto nos proporciona beneficios pero también grandes inconvenientes. Controla y decide el tiempo que quieres dedicarle a estar conectado, ver series, jugar a videojuegos, sin que ello te suponga una dependencia, sino una libre elección.

Ten en cuenta que todo el tiempo que dedicamos al mundo digital se lo estamos quitando al mundo real, así que disfruta de las experiencias del verano y no caigas en la tentación de vivir tu vida digitalmente, vive tu vida real.

«Controla y decide el tiempo que quieres dedicarle a estar conectado, ver series, jugar a videojuegos, sin que ello te suponga una dependencia, sino una libre elección».

5- No digas esa famosa frase de “Si surge cualquier cosa, me llamáis” cámbiala por “No estaré localizable”.

Seguro que te has encontrado diciendo esta frase y antes de terminarla ya estabas pensando: “¿Por qué la habré dicho?”
No hay nada tan urgente ni tan importante que no pueda esperar a tu vuelta de vacaciones o que se pueda encargar otra persona, así que sé responsable contigo mismo y con tu descanso y evita decir este tipo de frases cuyo objetivo sea únicamente quedar bien con los demás o con el jefe.

6- Evita conversaciones relacionadas con el trabajo.

Ya tendrás tiempo durante el año para hablar largo y tendido del trabajo y de asuntos de empresa, ahora es momento de disfrutar de otro tipo de conversaciones.

7- Cambia totalmente la rutina, aprovecha a hacer aquello que no sueles hacer habitualmente.
Las vacaciones también es un tiempo para dedicar tu mente y tu energía a todo aquello que te gusta hacer y que durante el año no encuentras el momento.

¡Buen momento para plantearte nuevos objetivos, retos, pensar en todo aquello que tengas en el cajón de los deseos! Te servirá también para tener un montón de planes a la vuelta que te motiven e ilusionen.

8- Disfruta de tus vacaciones en compañía. Haz de tus acompañantes tus aliados para lograr el objetivo

¡Qué mejor forma de vivir que compartiendo momentos inolvidables con los demás! Porque nos unirán más y nos enriquecerán a todos. Rodéate de personas que te sumen y con las que crezcas emocionalmente. Reserva tiempo para aquellos amigos de los que no puedas disfrutar más en la vida cotidiana.

«Rodéate de personas que te sumen y con las que crezcas emocionalmente».

9- Olvídate del despertador y los horarios. Descansa cuanto tu cuerpo te lo pida.
Descansa, disfruta y olvídate de los compromisos y las prisas, ahora es tu momento. Conecta con tu reloj biológico.

10- Recuerda que nadie es imprescindible en el trabajo, tus compañeros estuvieron de vacaciones mientras tú trabajabas.
Todo empieza y se termina y, sobre todo, el mundo sigue girando sin ti, así que disfruta de tus merecidísimas vacaciones.

¿Qué tal ahora? ¿Ya estás un poco más preparado para comenzar tus vacaciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies