Lourdes Freiría (Grupo San José): «Un desafío concreto es siempre el gestionar adecuadamente y resolver un siniestro relevante»

‘Muy Segura’ colabora en esta sección con Fundación Inade con el propósito de contribuir a la visibilización del numeroso talento femenino existente en el sector. Fundación Inade está firmemente comprometida con la visibilidad de la mujer en la gerencia del riesgo y el seguro, para lo cual está celebrando reuniones periódicas con mujeres con diversos cargos de responsabilidad en sus empresas. El objetivo es compartir sus puntos de vista y plantear nuevas ideas que puedan apoyar esta causa.

Este mes retomamos la sección en compañía de Lourdes Freiría Barreiro, directora general de Riesgos y Seguros en Grupo San José.

¿Puede explicarnos los hitos más representativos que identifica en el transcurso de su andadura profesional? ¿Qué ha aprendido de ellos?

En una mirada retrospectiva sobre mi andadura profesional me encuentro con tres fases muy diferenciadas e importantes, en las que he aprendido mucho y de hecho ese proceso de aprendizaje continúa:

Por un lado, en una primera etapa, ejerciendo como abogada en un Despacho Profesional durante mis primeros años en el mundo laboral. La dosis de realidad que te toca gestionar en un Despacho de Abogados es tremenda y la variedad de asuntos a los que tienes que dar respuesta y soluciones, con numerosos clientes que confían en tu capacidad de resolver sus asuntos, también lo es, y más si eres una persona joven y sin previa experiencia. Sin duda, una etapa importante y enriquecedora en mi vida, en la que tuve la suerte de tener un gran maestro.

La segunda etapa comenzó en 1996, con mi incorporación como abogada en el Departamento Jurídico de Grupo San José, que ya entonces era una gran empresa en pleno crecimiento y expansión internacional. La extensión de esta segunda etapa fue de once años, en los que no sólo tuve la oportunidad de desarrollarme y madurar como abogada ante los Tribunales de Justicia, sino también como asesora jurídica interna, tanto en clave contractual y de negocio, como en el ámbito societario, tremendamente especializado y de gran interés. En esta etapa pasé de tener numerosos clientes, a tener un único y exigente cliente, Grupo empresarial SANJOSE, con sus numerosas sociedades y empleados, y desarrollé actividades vinculadas a los Consejos de Administración de varias de sus sociedades, como Secretaria no Consejera y/o como Letrada Asesora.

Finalmente, la etapa en la que me encuentro ahora, iniciada ya en los últimos años de mi etapa anterior y ejercida de forma exclusiva desde 2007, se corresponde con mi experiencia como directora general de Riesgos y Seguros de Grupo San José. Mi condición de abogada sigue estando ahí, pero he cambiado el ejercicio profesional por la responsabilidad de gestionar y gerenciar con carácter corporativo y transversal el área de riesgos y seguros del Grupo. Ha sido apasionante poner en marcha y desarrollar esta área de nueva creación y aplicar los conceptos de gestión del riesgo y transferencia de esos riesgos al mercado asegurador, convirtiendo al seguro en una herramienta de protección adecuada y eficiente que protege a la organización y aporta valor añadido. Es un etapa que sigo disfrutando a tope, en la que cada día aprendo cosas nuevas, realizando una actividad que me apasiona y que considero muy relevante para el Grupo.

Como digo, en esta etapa que estoy viviendo, para cuyo desarrollo mi formación previa me está ayudando mucho, el aprendizaje continúa cada día y más aún, ante los nuevos escenarios de riesgo que nos toca vivir, en los que la capacidad de respuesta y adaptación es esencial.

«En esta etapa que estoy viviendo, para cuyo desarrollo mi formación previa me está ayudando mucho, el aprendizaje continúa cada día y más aún, ante los nuevos escenarios de riesgo que nos toca vivir, en los que la capacidad de respuesta y adaptación es esencial».

¿Cómo define su trayectoria en Grupo San José?  
Además de larga y consolidada,  (20 años en en el Grupo) , se puede definir como intensa y llena de compromiso por ambas partes, pues he desempeñado responsabilidades en varios ámbitos en los que me han dado la oportunidad de aportar mis ideas y trabajo.  

Como directora general de Riesgos y Seguros de la compañía, ¿cuáles han sido los principales desafíos que ha gestionado?
La puesta en marcha de un nuevo concepto de la gestión de nuestros riesgos, más allá de un mero cumplimiento normativo en diferentes áreas; el desarrollo de una política de anticipación y control del riesgo desde los primeros momentos de análisis de nuevos proyectos y la profesionalización de su transferencia al mercado de seguros, son desafíos que nunca acaban de perfeccionarse y en los que trabajo cada día para lograr su plena consolidación.

De una forma más concreta, podría responder que un desafío concreto es siempre el gestionar adecuadamente y resolver un siniestro relevante. Cuando el riesgo se materializa y toca enfrentarse a ello con las herramientas de respuesta previamente diseñadas, la satisfacción de lograrlo con éxito es enorme, y la mejor forma de testar que el  sistema implementado funciona.

«Un desafío concreto es siempre el gestionar adecuadamente y resolver un siniestro relevante».

¿Puede hablarnos de su vínculo con la formación?
Desde luego, la formación ha sido y es para mí un tema prioritario. Creo en la necesidad de una adecuada formación de los profesionales que asumen tareas relevantes en el mercado laboral y en las organizaciones. El área específica de gestión del riesgo y seguro no debe ser una excepción, y por ello considero que la formación debe ser algo continuo que acompañe de forma permanente la actividad profesional. Para ello es esencial contar con fuentes de formación adecuadas.

Mi vínculo con esta idea se traslada en tres ámbitos:

-Desde mi Departamento trabajamos internamente en dar formación esencial para la gestión de nuestros riesgos y seguros a las personas clave en estos procesos dentro de la organización, a través de sesiones formativas que se realizan con cierta periodicidad.

-Por otro lado, participo en Foros de estudio y análisis vinculados a las áreas en las que trabajo, y en concreto formo parte de la Junta Directiva de IGREA (Iniciativa de Gerentes de Riesgos Españoles Asociados), que es una asociación en la que tengo la oportunidad de colaborar con otros profesionales de la gestión del riesgo y el seguro de empresas muy relevantes, intercambiar conocimientos, experiencias y trabajar juntos en iniciativas de interés para nuestras empresas y nuestro desarrollo profesional.

-Asimismo, colaboro con la Universidad de A Coruña y con la Universidad de Santiago de Compostela, como profesora en un Cursos de Postgrado y Máster, respectivamente, relacionados con el riesgo y el seguro.

-Finalmente, he participado también de forma esporádica como profesora o colaboradora en cursos organizados por INESE y AGERS.

«Creo en la necesidad de una adecuada formación de los profesionales que asumen tareas relevantes en el mercado laboral y en las organizaciones».

 
¿Cuándo y por qué surge su relación con Fundación Inade? ¿Qué valor le aporta a una compañía y a un perfil como el suyo?

Lo cierto es que desde hace ya muchos años, he venido asistiendo a algunas jornadas organizadas por Fundación INADE por el alto interés de sus contenidos y la calidad habitual de sus ponentes, pero mi relación directa con la Fundación surgió a raíz de la presentación en Santiago de Compostela del trabajo de investigación que un equipo de la Universidad de Santiago realizó sobre la Gestión del Riesgo y el Seguro en la Empresa Gallega en el año 2015 a petición de Fundación INADE, y en la que participé como ponente para explicar mi visión como Gerente de Riesgos de Grupo Sanjosé.
En el mismo año inició su andadura la «Cátedra Fundación INADE- UDC: La Gestión del Riesgo y el Seguro» en la Facultad de Derecho de A Coruña  y pasé a formar parte de la Comisión de Seguimiento de la misma, teniendo una participación muy activa en la definición del programa del Curso de Postgrado que se puso en marcha y del que además soy profesora desde su primera edición.

Desde entonces tengo una colaboración más estrecha y un conocimiento mayor de Fundación INADE y considero que desempeñan una gran labor como entidad formadora y difusora de la cultura del riesgo y el seguro. Realizan un trabajo muy profesional y riguroso y por ello constituyen un activo relevante para los profesionales y empresas con inquietudes en estas áreas.
A mayores, desde hace ya varias ediciones, formo parte del Jurado de los Premios Galicia Segura, presidido por Pilar González de Frutos y convocados por Fundación INADE cada año.

«Fundación INADE desempeña una gran labor como entidad formadora y difusora de la cultura del riesgo y el seguro. Realiza un trabajo muy profesional y riguroso y por ello constituye un activo relevante para los profesionales y empresas con inquietudes en estas áreas».


COVID-19: ¿Cómo está siendo la experiencia del Grupo en la gestión de esta pandemia sanitaria?

La verdad es que está siendo una experiencia intensa y difícil, como entiendo que sucede en todas y cada una de las empresas y negocios de este país e incluso a nivel mundial.
La sorpresiva llegada de este fenómeno, su enorme dimensión, así como la incertidumbre sobre su gestión y consecuencias globales nos posicionan ante un tema trascendente y de gran relevancia que solo podremos analizar cuando tengamos una cierta perspectiva.  
De momento, lo que sí puedo decir es que el nivel de respuesta de nuestra organización, tanto a nivel directivo como de todas las personas que trabajan en ella, está siendo magnífico. Las instrucciones han sido muy claras desde la alta dirección en todo momento, de cara a preservar por encima de todo la salud y seguridad de nuestros trabajadores, sin olvidar la importancia de adaptarnos con la mayor celeridad posible a este nuevo escenario para poder seguir dando respuesta a nuestros clientes.

Se ha implementado sin incidencias y con un altísimo nivel eficiencia el teletrabajo en todas las áreas que lo permiten y se ha adaptado cada centro de producción, nuestras obras fundamentalmente, a las nuevas exigencias impuestas por la crisis. Está suponiendo un enorme esfuerzo pero no podemos pararnos y debemos adaptarnos con celeridad al nuevo escenario, y en ello estamos.

COVID-19: «La sorpresiva llegada de este fenómeno, su enorme dimensión, así como la incertidumbre sobre su gestión y consecuencias globales nos posicionan ante un tema trascendente y de gran relevancia que solo podremos analizar cuando tengamos una cierta perspectiva».


¿Cuál es su percepción acerca del posicionamiento y nivel de visibilidad de la mujer en el marco de la gerencia de riesgos?

Como en todas las áreas de responsabilidad, creo que el avance de esa visibilidad está siendo imparable, pues es el reflejo de los avances también en nuestra sociedad. Creo que cada vez es más habitual que mujeres desempeñen cualquier tipo de cargo y tampoco esta área puede, ni debe, ser la excepción.

«Creo que cada vez es más habitual que mujeres desempeñen cualquier tipo de cargo y tampoco esta área puede, ni debe, ser la excepción».


¿Desea trasladar un mensaje a la mujer profesional que constituye una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

Pues mi mensaje es desde luego un mensaje positivo y de ánimo para seguir peleando por lo que cada una de nosotras decida libremente conseguir. Creo que debemos escaparnos de ideas preconcebidas que nos ponen techos invisibles y si queremos hacer algo, simplemente comenzar a hacerlo, aportando todo el trabajo que el objetivo requiera. Ese es también la clave del éxito para cualquier hombre y así ha de ser para cualquier mujer.

«Debemos escaparnos de ideas preconcebidas que nos ponen techos invisibles y si queremos hacer algo, simplemente comenzar a hacerlo, aportando todo el trabajo que el objetivo requiera».



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *