Mª Isabel Martínez Torre-Enciso (FERMA): «La función de gestión de riesgos es un valor en alza en las organizaciones»

‘Muy Segura’ entrevista a Mª Isabel Martínez Torre-Enciso, Miembro de la Junta Directiva de FERMA (la Federación de Asociaciones Europeas de Gerencia de Riesgos) y vicepresidenta de la ACdP, casa matriz del grupo Educativo CEU.

¿Cómo comenzó en el ámbito de la gestión colegiada?

Mi llegada al ámbito de la administración en órganos colegiados comenzó hace ya bastantes años con experiencias en asociaciones de tipo estudiantil y de voluntariado. Fueron años muy interesantes y polifacéticos donde aprendí casi sin darme cuenta las reglas no escritas del comportamiento en estos órganos de administración, enseñanzas que he aprovechado a lo largo de todos los años posteriores. Creo que no se valora lo suficiente este tipo de actividades iniciales, casi desenfadadas, que en realidad son un importante laboratorio de habilidades y capacidades para el futuro. Y casi sin darme cuenta fui colaborando con instituciones cada vez más grandes.

«Mi llegada al ámbito de la administración en órganos colegiados comenzó hace ya bastantes años con experiencias en asociaciones de tipo estudiantil y de voluntariado».

¿Cuáles han marcado su rumbo? ¿Qué le llevó a asumir responsabilidades en el ámbito de los Consejos de Administración?

Es difícil quedarme con sólo una de estas asociaciones y empresas, todas han aportado mucho a lo que soy hoy y además las tengo gran afecto. Y al mundo de los consejos, como comentaba, llegué casi sin darme cuenta, como algo muy natural. A día de hoy, y desde 2008, soy Vocal de la Junta Directiva de AGERS (Asociación Española de Gerencia de Riesgos y Seguros) y Member of the Board of Directors of FERMA (Federation of European Risk Management Associations) desde 2011, siendo su Vicepresidenta desde 2015.

Al mismo tiempo, en 2015 tuve el honor de ser nombrada Vicepresidenta de la ACdP, casa matriz del grupo Educativo CEU, el grupo de enseñanza privada más grande de España. Esta posición me ha permitido desarrollarme a nivel empresarial en el ámbito de los Consejos de Administración al ser Vicepresidenta, Consejera y Patrono de 10 Instituciones muy diferentes dentro del Grupo, todo un reto de complejidad muy ilusionante. Por supuesto, no he dejado mis otras actividades de Voluntariado, y, por ejemplo, sigo formando parte como Vocal de la Junta Directiva de ASE (Acción Social Empresarial).

«En 2015 tuve el honor de ser nombrada Vicepresidenta de la ACdP, casa matriz del grupo Educativo CEU, el grupo de enseñanza privada más grande de España».

¿Cómo ha evolucionado su experiencia en Consejos de Administración nacionales e internacionales? ¿Es muy diferente hoy?

Durante estos años he presenciado y participado en una continua transformación en la gestión empresarial y eso también tiene su reflejo en los consejos de administración. Los cambios legislativos, las obligaciones de transparencia o la toma de decisiones basada en riesgos, han supuesto un importante cambio en la forma de hacer “Buen Gobierno Corporativo”. El entorno cambiante nos ha obligado a adaptarnos y los consejos reclaman hoy mayor profesionalización y perfiles cada vez más preparados, con competencias y habilidades específicas para desempeñar su función de forma óptima.

«El entorno cambiante nos ha obligado a adaptarnos y los consejos reclaman hoy mayor profesionalización y perfiles cada vez más preparados, con competencias y habilidades específicas para desempeñar su función de forma óptima».

Los primeros años me afanaba en aplicar mis conocimientos técnicos en finanzas, contabilidad, riesgos, etc. Soy doctora en CCEE y EE y profesora de Finanzas Corporativas en la universidad y nunca he dejado de aprender e investigar, lo que me ha sido de gran utilidad y me ha permitido mantener abierta la mirada al mundo, a su transformación, siempre con pensamiento crítico y analítico. Creo que estos conocimientos y el aprendizaje continuo son el elemento clave para impulsar y gestionar la estrategia, la ejecución, la gestión de riesgos y el control interno de una compañía, siempre como respuesta a los nuevos retos, al panorama actual y al impacto de las nuevas tecnologías.

«Soy doctora en CCEE y EE y profesora de Finanzas Corporativas en la universidad y nunca he dejado de aprender e investigar, lo que me ha sido de gran utilidad y me ha permitido mantener abierta la mirada al mundo, a su transformación, siempre con pensamiento crítico y analítico».

Pero con el paso de los años he visto que los conocimientos técnicos no son suficientes por sí solos. La profesionalización es necesaria dadas las responsabilidades, cada vez mayores, que asumimos los consejeros, pero otras habilidades me resultan igualmente importantes: saber cómo comportarse en las sesiones, hacer preguntas, plantear problemas y soluciones a los mismos de forma consensuada, tener interiorizados los objetivos de la organización…..pero sobre todo “aportar valor”.

«Con el paso de los años he visto que los conocimientos técnicos no son suficientes por sí solos. La profesionalización es necesaria dadas las responsabilidades, cada vez mayores, que asumimos los consejeros, pero otras habilidades me resultan igualmente importantes».

¿En qué considera que ha contribuido durante todos estos años su dilatada experiencia en Consejos de Administración nacionales e internacionales?

El valor que cada consejero aporta es individual y a la vez colectivo. Depende mucho de la organización, de su cultura, misión, visión y sobre todo valores, así como de la complementariedad de los consejeros. Para mi es esencial estar alineada con la organización, creo que no podría estar nunca en una empresa con la que no compartiera valores, pero sin perder la identidad personal. Creo que el valor individual se aporta con el “qué” y el “cómo hacer” en función del carácter de cada persona: me gusta trabajar en equipo, ver las cosas bajo otros prismas, escuchar, llegar a consensos, hacer que lo difícil llegue a ser fácil, comunicar.

«Para mi es esencial estar alineada con la organización, creo que no podría estar nunca en una empresa con la que no compartiera valores, pero sin perder la identidad personal».

¿Cuáles son los principales valores que han regido sus actuaciones y en qué medida cree que han afectado al gobierno corporativo de las entidades?

Estoy firmemente convencida de que los valores personales son la base de toda actuación en la vida, y tienen su reflejo de forma muy clara en el valor que aportamos. Es nuestro sello de identidad personal: integridad, prudencia, lealtad, honestidad y respeto son valores para mí especialmente importantes. Intento vivirlos en las actuaciones del día a día, siempre enfocada a las personas de forma que, sin olvidar otros objetivos de la organización, podamos tomar decisiones de forma más humana. Tengo el privilegio de poder aplicar esta visión como miembro de la Comisión de Buen Gobierno, Nombramientos y Retribuciones y como presidenta del Comité de Ética y Compliance.

«Estoy firmemente convencida de que los valores personales son la base de toda actuación en la vida, y tienen su reflejo de forma muy clara en el valor que aportamos».

¿Qué aspectos destacaría en su largo expertise en gestión de riesgos empresariales? Háblenos de sus responsabilidades en FERMA y en AGERS.

Destacaría sobre todo la rápida transformación que ha tenido la función de riesgos en las empresas, que ha pasado de ser meramente operacional a una función estratégica cada vez de mayor relevancia. En este sentido tanto AGERS como FERMA han contribuido de forma muy intensa a esta transformación. En ambos casos he tenido ocasión de trabajar y colaborar con grandes profesionales y, sobre todo, grandes personas.

Me preguntas por mis responsabilidades en AGERS y FERMA: son muy variadas. En estos 10 años en AGERS además de estar en la Junta Directiva he participado en diversas comisiones y grupos de trabajo: comisión de Investigación, de Relaciones Institucionales, grupo de Trabajo de las Normas ISO 31.000, responsable de Formación, miembro del Jurado de los premios Julio Sáez, etc. He vivido su evolución y crecimiento en primera persona. A la Junta Directiva de FERMA llegue en 2011, siendo Vicepresidenta del 2015 al 2017. Entre otras responsabilidades destacaría mi participación en la creación del “Modelo de gobernanza en tres líneas de defensa” junto a EICIA y la dirección del RIMAP Certification Committee. Liderar y dirigir equipos multiculturales y multi-país ha sido una gran experiencia.

«Destacaría sobre todo la rápida transformación que ha tenido la función de riesgos en las empresas, que ha pasado de ser meramente operacional a una función estratégica cada vez de mayor relevancia. En este sentido tanto AGERS como FERMA han contribuido de forma muy intensa a esta transformación».

¿Cómo describiría la situación actual y el valor de la gestión de riesgos en el panorama de las compañías en España?

Como comentaba, la función de gestión de riesgos es un valor en alza en las organizaciones. Cada vez más las organizaciones van integrando un “enfoque de riesgos” desde la definición de la estrategia hasta la ejecución de sus operaciones. Los consejos de administración han dado un paso importante en sus responsabilidades con la “toman decisiones basadas en riesgos”, tratando de manejar la incertidumbre, la complejidad y volatilidad del entorno, de anticiparse a los riesgos, pero también identificando oportunidades, buscando tendencias y anticipando situaciones. En este sentido creo que es esencial la formación de los consejeros en éste área así como la adecuada estructura de los comités de forma que el reporte sea eficiente, asegurando que el consejo cuente con la información necesaria para la toma de decisiones.

Recientemente se ha celebrado el XXX Congreso Nacional de AGERS en Madrid y precisamente he hablado de este tema tan relevante. He presentado también el FERMA European Risk Management Report donde se destaca la situación de los gerentes de riesgos hoy, su función como catalizadores en las empresas, los nuevos avatares a los que se enfrentan y la gestión aseguradora que realizan. Este XXX Congreso Nacional ha resultado ser un éxito más de AGERS.

«La función de gestión de riesgos es un valor en alza en las organizaciones. Cada vez más las organizaciones van integrando un “enfoque de riesgos” desde la definición de la estrategia hasta la ejecución de sus operaciones».

CUESTIONES ‘MUY MUJER’: 

  • Un perfume: Diorissimo de Christian Dior
  • Una canción: Viva la vida de Coldplay.
  • Una actriz: Katharine Hepburn.
  • Una afición: Las antigüedades.
  • Un deseo: El silencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies