Cómo cuidarte tras una cirugía o tratamiento de varices si no puedes salir de casa

Dr. Javier Rangel, flebólogo

Dra. Ángela Miguel, cirujana vascular

La cirugía de varices ha mejorado radicalmente en los últimos años, y las técnicas ambulatorias permiten dar de alta a los pacientes en el mismo día de la cirugía o del tratamiento, sin tener por qué presentar dolor ni ningún problema en el proceso de recuperación. Si así fuera, lo conveniente sería consultar telefónicamente con el especialista.

En estos días de confinamiento, en Clínica Menorca, los doctores Javier Rangel, flebólogo y Ángela Miguel, cirujana vascular atienden a sus pacientes telemáticamente.

Vivimos una situación extraordinaria en la que no podemos salir de casa y hacer vida normal. Hay casos de personas recién operadas, o que no han podido terminar sus tratamientos o acudir a su revisión, o simplemente surgen algunas dudas sobre qué hacer para recuperarse de forma óptima. Para estos casos, los mencionados expertos de Clínica Menorca ofrecen algunos consejos acerca de cómo recuperarse correctamente del tratamiento o cirugía.

Breves consejos para una recuperación óptima

Si una persona se ha sometido a una cirugía de varices antes del confinamiento, o se ha sometido a un tratamiento de esclerosis, además de seguir las instrucciones que nos haya dado nuestro médico, es necesario:

  • Caminar por el domicilio al menos durante una hora al día con calzado deportivo para que sea cómodo para la pisada. (Si por problemas de espacio esto no es posible y se dispone de bicicleta estática, es una buena opción. Realizar sin resistencia).
  • Alternar estos ratos de deambulación con otros de reposo con las piernas en alto en torno a unos 30 º de inclinación.
  • Aunque haya transcurrido más de un mes desde la intervención, tiempo durante el que se recomienda el uso de las medias de compresión, continuar con terapia compresiva al menos 8 horas al día. Este punto es importante ya que, aunque intentemos mantenernos activos, de forma inevitable nuestra vida es más sedentaria durante el tiempo de confinamiento.
  • Es recomendable finalizar las duchas diarias con agua fría en las piernas.
  • Realizar ejercicios dirigidos a la musculatura de la pantorrilla, que favorece el retorno venoso. En este caso es recomendable realizarlos tras la deambulación, ya que permite un calentamiento previo de la zona involucrada.

Ejercicios para trabajar la musculatura de la pantorrilla

  1. Con la espalda recta y los pies abiertos al ancho de las caderas, elevar y bajar alternativamente los talones apoyando los pies sobre las puntas (posición de puntillas) y contrayendo los gemelos. Realizar 3-4 series de 10 a 15 repeticiones cada una.
  2. En posición erguida, subir y bajar escalones, o en un step o cualquier objeto con altura que tengas en casa, haciendo el juego completo del pie hasta apoyar los pies sobre las puntas. Realizar durante 1 minuto y repetir 2 veces.

Problemas que se pueden presentar tras una cirugía.

Dra. Ángela Miguel

En ocasiones, pueden aparecer bultos duros al tacto en el recorrido de las venas extraídas. Son consecuencia de la evolución de la inflamación y el hematoma de la zona. En todos los casos desaparecen con el tiempo, pero es más lenta su reabsorción si no es posible movilizar mucho las piernas.

A veces resultan molestos a la palpación. En estos casos se recomienda aplicar pomada antiinflamatoria local dos veces al día y, si no es suficiente, se aconseja pasar a antiinflamatorio oral. Conviene, además, prolongar el uso de la media de compresión hasta su desaparición.

Es muy infrecuente, dado que tras la intervención se suele pautar, de forma profiláctica, el uso de antibiótico para evitar la aparición de infección; pero al cabo de 7-14 días podría detectarse un proceso inflamatorio infeccioso, que se presentaría como calor, enrojecimiento, endurecimiento y dolor de la zona.

“En ocasiones, pueden aparecer bultos duros al tacto en el recorrido de las venas extraídas. Son consecuencia de la evolución de la inflamación y el hematoma de la zona. En todos los casos desaparecen con el tiempo, pero es más lenta su reabsorción si no es posible movilizar mucho las piernas”.

Dra. Ángela Miguel, cirujana vascular de Clínica Menorca.

En primer lugar, habría que contactar con el doctor para que valore el caso y poner tratamiento antibiótico y antinflamatorio. En muchos casos es suficiente con un tratamiento tópico (en cremas). Siempre habría que asociar el uso de la media de compresión, ya que cualquier proceso de este tipo puede favorecer una mayor tendencia al edema del miembro en cuestión.

Sangrado por alguna de las incisiones. Muy raro pasadas las 24 h de la intervención. Conviene aplicar un vendaje compresivo y no retirar hasta pasadas 48 h.

Otra complicación rara sería la aparición de una tromboflebitis. En este caso, se palparía un cordón duro y doloroso correspondiente a la vena trombosada e inflamada y la piel se mostraría roja, inflamada y dolorosa. Habría que contactar con el doctor para realizar un Eco Doppler y comenzar con tratamiento anticoagulante y antiinflamatorio.

En general, son intervenciones con escasas complicaciones y, en caso de que estas tengan lugar, por lo general son de poca gravedad y fácil manejo.

Problemas que se pueden presentar tras un tratamiento con esclerosis

Dr. Javier Rangel

Las medidas más importantes que un paciente debe tomar tras un tratamiento con esclerosis son las recomendadas por su médico, que dependerán del tamaño de la variz tratada. Sin embargo, el Dr. Rangel de Clínica Menorca ofrece algunas recomendaciones que les da a sus pacientes:

Fibrosis con molestia al tacto

Con el tratamiento de microespuma no se extrae la variz, sino que se logra la desaparición de la misma posterior al proceso de fibrosis que genera la microespuma en la variz tratada. Tras el tratamiento, puede presentarse molestia al tacto sobre la variz tratada. No todos los pacientes presentan dicha molestia, pero en caso de presentarla es completamente normal. En algunos casos es suficiente con aplicar geles antiinflamatorios (tipo Voltarén®).

Pigmentación

Si se presentan pigmentaciones en la piel, hay que ponerse en contacto con el médico y enviarle una fotografía para que recete, si lo ve necesario, una crema o gel despigmentante. Hay que permanecer tranquilos, ya que las manchas desaparecen, aunque lleva su tiempo; son manchas que se producen de profundo a superficial y hasta que no se superficializa el pigmento, la mancha no se va. Geles o cremas despigmentantes pueden acelerar el proceso.

Inflamación

Se puede generar en la zona donde se ha tratado la variz, la piel puede presentar un leve cambio de coloración y confundirse con la pigmentación. Sin embargo, el proceso suele desaparecer espontáneamente al cabo de unas 2 o 3 semanas. Hay que ponerse en contacto con el médico y enviar fotografía pues, en este caso, no hay que aplicar cremas despigmentantes, simplemente hay que dejar que baje la inflamación y posteriormente ver si se forma mancha o no.

¿Qué sucede si el tratamiento quedó a la mitad?

Las varices que se han tratado con microespuma y han respondido al tratamiento, no van a volver a aparecer. En el caso de las arañas vasculares que se trataron y no han desaparecido del todo porque necesitan más sesiones tampoco hay problema, simplemente el tratamiento se dilata en el tiempo. En el caso de las arañas vasculares, puede aparecer alguna nueva en la zona tratada o en otra zona; esa nueva variz no corresponde a que no se terminó el tratamiento, sino que son consecuencia de la evolución normal de la patología venosa. Hay personas que se tratan las arañas vasculares y no vuelven a aparecer hasta años después y desafortunadamente hay otras que les vuelven a aparecer a los 6 meses. Esto depende de la severidad de la patología de cada individuo, condicionada por el factor hereditario principalmente, pero asociada a otros factores como el sobrepeso, la falta de actividad, el tabaco o el embarazo con sus cambios hormonales. Hay personas con sobrepeso que, a causa de su trabajo, están todo el día de pie y no tienen ni una variz y personas delgadas y deportistas que sí tienen varices, debido precisamente al factor hereditario.

“En el caso de las arañas vasculares, puede aparecer alguna nueva en la zona tratada o en otra zona; esa nueva variz no corresponde a que no se terminó el tratamiento, sino que son consecuencia de la evolución normal de la patología venosa”.

Dr. Javier Rangel, flebólogo de Clínica Menorca.

Deja una respuesta