El temporal “Filomena” pone a prueba al sector de la asistencia en carretera

Redacción ‘MS’- El temporal Filomena ha impactado en los servicios de asistencia en carretera como pocos otros acontecimientos lo habían hecho hasta la fecha. “Las empresas de asistencia estamos acostumbradas a afrontar situaciones excepcionales de temporales, gotas frías, olas de calor, operaciones-salida de vacaciones, etc.  En todos estos casos reforzamos nuestros medios y adoptamos unos protocolos que nos permiten dar un servicio óptimo a los asegurados”, afirma Asitur en un reciente comunicado.

Pero el temporal Filomena no solo ha supuesto un  incremento de los servicios por encima de lo habitual, sino que ha ocasionado enormes dificultades para poder prestar los servicios por parte de los vehículos de asistencia debido al estado de calles y carreteras de las zonas afectadas, como explica la compañía.

En el caso de Asitur, el mayor volumen de solicitudes de servicios correspondió a los días 11,12 y 13 de enero con un incremento medio del 61% respecto de esos mismos días de 2020.

Para hacer frente  a esta situación y garantizar un correcto servicio, desde Asitur indican que se reforzó con personal la central de viaje y gracias a la multicanalidad que la compañía tiene implementada, que permite comunicar los siniestros bien por teléfono o bien digitalmente a través del smartphone sin intervención humana, ayudó a que los tiempos de espera en la asignación de los servicios se mantuvieran en los niveles habituales.

“Desde el punto de vista de la prestación del servicio, a pesar de las dificultades de circular por determinadas zonas, todos los servicios solicitados fueron atendidos, haciendo un especial seguimiento a aquellos que en un primer momento fue materialmente imposible asistir”. 

Asitur.

“En este sentido, el uso de vehículos de asistencia 4X4 dotados de cadenas para las ruedas y de palas manuales fue vital para poder  retirar la nieve y remolcar posteriormente los vehículos averiados“, prosigue la compañía de asistencia.

Dentro de los servicios que han experimentado un mayor incremento de asistencias destacan los derivados de problemas en los frenos (94,3%), averías del motor (86,9%), pérdida de líquidos (73%) y baterías (54%). Las asistencias derivadas de accidentes se han incrementado durante estos días en un 50% y los servicios de lunas lo han hecho en un 100%.