Gricell Garrido (Prevent Security Systems): “Debemos seguir trabajando con el mismo espíritu de solidaridad ante el peor escenario de los últimos 100 años”

La Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid, ASEME, colabora en esta sección con ‘Muy Segura’ con el objetivo de dar a conocer a nuestra audiencia los diversos y valiosos perfiles de sus empresarias que constituyen, sin duda, un claro ejemplo para tod@s nosotr@s.

Este mes entrevistamos a Gricell Garrido, CEO de Prevent Security Systems y presidenta de la Comisión de Seguridad de CEIM.

En primer lugar, quisiera aprovechar este medio de comunicación para manifestar mis condolencias, mi solidaridad y respeto a los familiares de los afectados por la pandemia; y, en segundo lugar, agradecer la oportunidad que me brinda Muy Segura para expresar mi opinión.

También quiero agradecer a todos aquellos empresarios y empresarias de los servicios críticos y a sus empleados, los vigilantes de seguridad, los técnicos de mantenimiento, los operadores de las centrales de alarmas y asistencia, los empleados de las empresas que han repartido comida a los más necesitados, supermercados, agricultores, ganaderos; y así hasta un largo etcétera de profesiones, y aprovecho la ocasión para hacer un reconocimiento público al personal de Prevent Security Systems, que me ha demostrado estar a la altura de esos héroes anónimos que, encabezados por los esforzados sanitarios, nos han enseñado una magnífica lección, venciendo sus propios miedos para dar servicio a los demás.

Durante estos meses de estado de alarma, yo he visto de nuevo al “ser social” de Aristóteles y he constatado que “los incompetentes compiten y los competentes colaboran”. Ha sido el espíritu de colaboración el que unió a los voluntarios alrededor del desafío de convertir el centro de ferias y congresos de IFEMA en un magnifico hospital que evitó el colapso de la sanidad en Madrid; a los empresarios de hoteles y restaurantes que trabajaron codo con codo para convertir sus organizaciones en parte de la ayuda sanitaria que la sociedad necesitaba; y muchos ejemplos más de colaboración y solidaridad desinteresada. Es ese espíritu el que ha unido a más de 130 empresarios en la cumbre organizada por la CEOE para la reconstrucción de España.

He visto en ASEME a las empresarias abogadas más experimentadas, unirse para, cada noche, leer y analizar los casi 300 BOEs publicados, muchos a las 23:50 horas con aplicación en 15 minutos y hacer clarificadores resúmenes para el resto de las emprendedoras y empresarias más noveles. Así que debemos seguir trabajando con el mismo espíritu de solidaridad ante el peor escenario de los últimos 100 años.

‘Durante estos meses de estado de alarma, yo he visto de nuevo al “ser social” de Aristóteles y he constatado que “los incompetentes compiten y los competentes colaboran”.

¿Puede hablarnos del inicio de su andadura profesional? ¡Que aprendizaje se llevó de aquellos momentos?

Algunas personas tienen la suerte en su juventud de tener clara su vocación; para otras no es tan fácil encontrar el camino, así que nos encontramos, a veces, con que tienen que trabajar en algo que realmente no les gusta. Para otros, y es mi caso, encontramos un trabajo que no tenía nada que ver con lo que yo había pensado, así que tenía dos opciones: lamentarme y picar de flor en flor hasta encontrar algo que me gustara; o hacer que el trabajo que había encontrado me gustara.

Me enfoque en esto último, en encontrar lo satisfactorio de aquello que hacía, hasta que llegó un momento en el que me enamoré y, cuando haces algo que te enamora, el tiempo pasa volando. Sin darme cuenta, han pasado más de 30 años en el sector de la seguridad privada.

‘Me enfoque en encontrar lo satisfactorio de aquello que hacía, hasta que llegó un momento en el que me enamoré y, cuando haces algo que te enamora, el tiempo pasa volando’.

¿Como evoluciono su trayectoria y que etapas clave ha vivido dentro de la misma?

Como decía, encontré un trabajo que me cautivó y, cuando eso pasa, das lo mejor que tienes. Yo soy auto exigente y con cierta tendencia al perfeccionismo. Con estos dos ingredientes y mi fuerza de voluntad, mis ganas de aprendizaje continuo y una gran capacidad de trabajo, creo que fueron los condicionantes para ser directora comercial en una multinacional francesa, después directora nacional de otra multinacional americana y, posteriormente, como empresaria.

Estos últimos 18 años han sido, y con mucho, la etapa más clave, porque en mi oficio cada día es necesario saltar de la cama con ganas de descubrir lo que el día nos regala y poner a prueba las habilidades que traemos de serie para reinventarnos cada día. Necesitamos grandes dosis de inconformismo vital, ese que pondrá sentido a los últimos cinco segundos de nuestras vidas, cuando miremos atrás y podamos ver lo que hicimos con los dones que nos regalaron al nacer.

Otro momento clave fue mi primer ascenso, porque fue la confirmación de que los sueños se alcanzan cuando estos son más grandes que nuestras excusas. Esto puso alas a mis sueños y puso mucha pasión en mi vida.

‘Los sueños se alcanzan cuando estos son más grandes que nuestras excusas’.

¿Cuándo y porque nace Prevent Security Systems?

Prevent es una empresa de seguridad electrónica, sector en el que trabajo desde hace más de 30 años. Fundé la empresa hace 18 años y, en ese momento, ya existían alrededor de 3.000 empresas como la mía, así que tome la decisión de especializarme en un nicho de mercado de baja competencia y especialización en aquel momento: la seguridad para la edificación residencial, es decir, las comunidades de propietarios, ya sean en régimen horizontal o vertical, residencial o empresariales, como los polígonos industriales.

Esto es Prevent, ¿y me preguntas por qué?, pues nació de una conciencia que fue surgiendo a lo largo de los años: la idea de que no debemos estar con quien no nos valora. Hay personas que usan a las demás, que creen que para que ellos ganen, el resto tiene que perder, y usan sin valorar a los demás. Yo estoy convencida de que para que todos ganemos un poco, todos tenemos que perder también un poco.

Estoy convencida de que la estrategia fundamental para que la familia, la empresa o cualquier asociación pueda perpetuarse en el tiempo, tiene que estar fundamentada en el respeto, la confianza y la valoración de los intereses del otro, y nadie debe usar a nadie.

En un momento de mi trayectoria profesional, sentí que aportaba más de lo que recibía como retorno y, a pesar de que pueda parecer pedante, tenía claro que el dinero no lo es todo y que yo no quería trabajar solo por dinero. Tenía entonces 40 años y llevaba ya un par de años con esa convicción, con ese sentimiento.

La situación que dinamitó el nacimiento de Prevent fue el embarazo de mi tercera hija. En aquel momento ocupaba un alto cargo de responsabilidad y mi jefe, cuando le comuniqué la noticia, dijo una frase que provocó que cayeran las fichas del dominó que culminaron en la decisión. Me dijo que “una persona de mi posición y nivel de responsabilidad, no podía permitirse esos lujos”. Entonces, en mi cabeza, fue como si se encendiera en luces de neón esa frase que me acompaña siempre: “quien no te valora, no te merece” … Que otros quieran imponer no significa que nosotras debamos darles el permiso, porque el respeto y la paridad empiezan con nosotras mismas, cuando nosotras permitimos que se nos digan esas cosas y que las mismas no tengan consecuencias. Así que sus palabras me dieron el impulso para probarme a mí misma y trabajar por mi cuenta poniendo mis propias reglas de juego.

‘Que otros quieran imponer no significa que nosotras debamos darles el permiso, porque el respeto y la paridad empiezan con nosotras mismas, cuando nosotras permitimos que se nos digan esas cosas y que las mismas no tengan consecuencias’.

¿Cuál es su núcleo de actividad y su valor añadido en el mercado?

Como soy una persona a la que le gusta correr riesgos calculados, me concentré en mi nicho de mercado hasta tener una alta especialización en proporcionar seguridad a mi nicho de mercado: mediante cámaras de videovigilancia, tanto para exterior como para interior, en el caso de las urbanizaciones control perimetral mediante software de análisis inteligente de vídeo para detectar intrusiones no deseadas. Además, contamos con sistemas de control de accesos seguros para puertas de garajes y puertas peatonales con dispositivos de aperturas mediante lecturas de matrículas, dispositivos VIA-T o la securización de acceso a las zonas recreativas a las que se puede acceder con llaveros tags, pulseras o desde el teléfono móvil mediante una APP que hemos desarrollado.

Tenemos dispositivos y fórmulas para adaptar a cada necesidad de los diferentes usuarios, así que podemos asegurar que el núcleo de nuestra actividad es la seguridad electrónica de edificios y urbanizaciones.

Uno de nuestros valores es que nos ocupamos de todo el proceso, desde el análisis de riesgo, la implantación de los sistemas, la formación de los usuarios y la monitorizando de los equipos que están siempre conectados a un centro de servicio que permite detectar preventivamente las averías de forma remota en el momento en el que se producen.

Otra especialización es que ajustamos todos nuestros procesos para asegurar al cliente el cumplimiento de las diferentes normativas que afectan a estos servicios, como son la Ley de Seguridad Privada, la Ley de Protección de Datos, La Ley de Enjuiciamiento Civil y Criminal, la Ley de prevención de Riesgos Laborales, entre otras.

Otra de nuestras especialidades es que procuramos a nuestros clientes la financiación o el renting que necesitan para adquirir los equipos y nos ocupamos de gestionar todo el proceso de tramitación para evitar los gastos extraordinarios o las tan temibles derramas.

‘Tenemos dispositivos y fórmulas para adaptar a cada necesidad de los diferentes usuarios, así que podemos asegurar que el núcleo de nuestra actividad es la seguridad electrónica de edificios y urbanizaciones’.

¿De qué manera se ha visto afectada la compañía por la actual pandemia sanitaria y que iniciativas, proyectos y servicios se han puesto en marcha?

Esta decisión de concentrar el foco de la actividad tiene sus ventajas y sus inconvenientes, ya que este mercado tiene particularidades, como es que las decisiones no son tomadas por un único decisionario, sino por una junta de propietarios. Así que, mientras no se puedan celebrar juntas de propietarios, no se pueden tomar decisiones. Hay que tomar en cuenta que las comunidades de propietarios están reguladas por la Ley de Propiedad Horizontal, una ley en vigor desde el año 1960, con más de medio siglo de antigüedad, que no contempla el uso de las nuevas tecnologías para la realización de las reuniones; y que el Consejo General de Administradores de Fincas de España recomienda que se pospongan todas las reuniones hasta 2021. Así que, sin juntas, no hay ventas ni ingresos.

Por otro lado, el plazo de maduración de las ventas, es decir, el plazo que transcurre desde que se emite el presupuesto hasta que se emite la factura, es de 7,8 meses de media. Así que, si no hay presupuestos en el mes de marzo, no habrá facturación en el mes de octubre…si sumamos abril, mayo y junio….nos vamos a noviembre, diciembre, enero.

Así que, nuestra crisis tiene tres etapas: la primera, la del estado de alarma, en la que no hemos podido ejecutar las obras; la segunda que se produce por la falta de aprobaciones de los presupuestos pendientes y que nos llevara hasta finales de año; y, la tercera, que será la que vendrá por la falta de presupuestos que se deberían aprobar durante 2021.

La crisis anterior nos enseñó que cuando hay escasez ocurren dos cosas: que los clientes se olvidan de las razones por las que contrataron a la empresa de seguridad o a la de seguros y causan bajas de sus servicios; y que se incrementa el canibalismo entre las empresas de la competencia, con la correspondiente guerra de precios para quitar clientes como único medio de crecimiento.

Así que, ante esta disyuntiva, hemos optado por ser proactivos y proponer a nuestros clientes un ventajoso descuento durante los próximos dos años a cambio de una permanencia durante ese periodo de tiempo, lo que resulta ventajoso para ambas partes.

Hemos aprovechado el tiempo del estado de alarma para activar las neuronas y la imaginación ampliando los servicios que prestamos a través de la APP, como son:

  • El sistema de apertura de puertas sin contacto y sin llaves. El usuario, mediante el teléfono móvil, realiza la apertura de la/s puertas de acceso. No existe posibilidad de contagio y resulta de gran utilidad para las personas en sillas de ruedas, los que acceden con carritos de niños o cargados con la compra.
  • Hemos diseñado un sistema de reserva y control de aforo para piscinas, pádel, pistas de tenis y zonas recreativas mediante la APP, que permite llevar la trazabilidad en caso de contagios COVID, bloqueando el acceso a las zonas cuando se ha completado el aforo establecido y liberando la apertura de la puerta cuando se realiza una salida.
  • También hemos incorporado un servicio que permite a las comunidades cumplir la Ley de Control Horario con los empleados sin exponer a los mismos con controles de huellas dactilares, usando la APP desde su teléfono móvil. De esta forma, el administrador de fincas, además, puede disponer de la información de fichaje en remoto de una forma fácil.

Así que nos hemos reinventado, buscando cubrir las necesidades actuales de nuestros clientes.

‘Nos hemos reinventado, buscando cubrir las necesidades actuales de nuestros clientes’.

¿Qué próximos retos posee en el medio plazo?

Como todos los empresarios en estas circunstancias, el gran reto ahora es llevar la nave al 2022. Seguiremos apostando por las nuevas tecnologías y la conectividad de los equipos de nuestros clientes.

Como tenemos clientes desde hace 18 años, la tecnología que se usaba entonces no es la misma que la que se utiliza actualmente, así que tenemos que modernizar el parque tecnológico de nuestros clientes, lo que supone un gran reto en estas circunstancias.

‘El gran reto ahora es llevar la nave al 2022. Seguiremos apostando por las nuevas tecnologías y la conectividad de los equipos de nuestros clientes’.

ASEME: ¿Por qué su vinculo con ASEME y que le aporta en su día a día?

Cuando constituí la empresa, tenía claro aquello que decía Lord Byron, “que ningún hombre es una isla”, por lo que me asocié con mi sectorial, de la que actualmente soy vicepresidenta primera (FES Federación Española de Empresas de Seguridad).

Pero entonces me di cuenta de que seguía estando sola en muchos de los aspectos y planteamientos, y que las mujeres fundadoras, propietarias o directivas en empresas de seguridad, resultaban raras avis en mi sector.

Tenía la necesidad de contactar con otras mujeres en el mismo nivel de responsabilidad con independencia del sector, así que se hizo evidente que debía buscar otra Asociación. Encontré varios grupos, quizás menos de los que hay actualmente, investigue y escogí ASEME porque era la más antigua y la que mejor y mayor labor realizaba en la promoción y defensa del papel de la mujer como empresaria y motor de la economía.

Asociarme a ASEME fue una decisión de la que no me arrepiento, porque a lo largo de los años me ha aportado mucho más de lo que yo le he aportado, he encontrado sinergias empresariales, compañerismo, complicidad, solidaridad, amistad y sentimiento de pertenencia.

Estoy satisfecha de poder colaborar para ayudar a otras mujeres a dar visibilidad a sus empresas y de aportar mi saber hacer para aquellas a quienes pueda ayudar.

‘Escogí ASEME porque era la más antigua y la que mejor y mayor labor realizaba en la promoción y defensa del papel de la mujer como empresaria y motor de la economía’.

Mundo del seguro: ¿Cuál es su vínculo con el mercado asegurador y de que manera se ha visto unida a él a lo largo de su recorrido profesional, y también en lo particular?

Nuestra actividad está regulada por la Ley de Seguridad Privada, y esta nos obliga a contratar un seguro de Responsabilidad Civil muy importante. Si no se realiza, no se puede iniciar la actividad, así que mantenemos una relación muy estrecha. Cada año debemos justificar ante la Jefatura de Seguridad privada que el mismo continúa vigente, sin tomar en cuenta los seguros de responsabilidad que, como empresaria, considero una obligación mantener.

El seguro tiene una correlación con el mundo de la seguridad en tiempos de crisis, porque de repente el cliente ya no recuerda cuál era la situación, los riesgos y las razones por las que contrató el seguro, o por qué puso las cámaras de videovigilancia. Pasan a considerarlo como un gasto superfluos que desea eliminar.

Sería estupendo poder vivir en un mundo en el que no resultara necesario contratar seguros o sistemas de seguridad. También seria utópico pensar que vivimos en un mundo así. La realidad es que, tanto seguros como sistemas de seguridad, son necesarios en la sociedad en que vivimos para no asumir riesgos innecesarios.

‘La realidad es que, tanto seguros como sistemas de seguridad, son necesarios en la sociedad en que vivimos para no asumir riesgos innecesarios’.

¿Desea trasladar un mensaje a la mujer profesional que constituye una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

Me impactaron muy profundamente las conclusiones del Informe Global sobre la Brecha de Género 2018, producido por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) sobre el momento en que hombres y mujeres alcanzarían la paridad.

Si bien la paridad política podría lograrse en 107 años, las proyecciones para el empoderamiento económico, desde los salarios hasta el control financiero sobre los activos, es de 202 años.

Europa ha cambiado muchas leyes, pero todavía hay muchos países en los que se debe trabajar muy intensamente para que se hagan realidad esas reformas normativas. Nos corresponde a las que vivimos en el primer mundo seguir avanzando y ayudar para que esto suceda en el resto del mundo.

Ahora bien, las leyes no son más que un reflejo de lo que realmente pasa en el mundo. Lo que realmente importa son las conductas y comportamientos. La realidad es que no somos propietarias de las empresas del IBEX, que todavía somos un número muy pequeño de empresarias, y que el tamaño de nuestras empresas es menor, así que no somos generadoras importantes de la economía.

No debemos olvidar que quien paga manda, así que es importante para acortar esos 200 años, seguir promoviendo la constitución de empresas por mujeres y el fortalecimiento de las que ya existen. Hoy en día es mas importante que nunca que “tiremos las unas de las otras” y que exista la conciencia de apoyarnos entre nosotras.

Es verdad que a veces resulta difícil, es verdad que existen mujeres guerreras y amazonas que se uncen al carro y tiran hacia adelante, como nuestras abuelas, madres y las fundadoras de ASEME, que tenían sus empresas a pesar de que la Ley no les permitía manejar su propio dinero y, sin embargo eran empresarias.

¿Cuántas madres y abuelas no han creado empresas cuando se quedaron viudas para sacar adelante a sus familias? Porque las mujeres siempre han tenido esa capacidad de inventarse cuando se ven enfrentadas a la necesidad.

Es verdad que existen otras mujeres que, por vocación, eligen cuidar de su familia, tan luchadoras, trabajadoras, abnegadas y sacrificadas como las anteriores. Y es verdad que existe otro tipo de mujer más competitiva que, como el perro del hortelano, a veces ni come ni deja comer y resulta difícil trabajar con ellas. Yo las defino como recolectoras, porque imagino que en las cavernas, cuando estaban en el interior, eran amigas, y se volvían competencia cuando salían a recolectar frutas y bayas para alimentar a sus hijos.

Debemos huir de esta mentalidad, la mujer hoy no está compitiendo, la mujer tiene que apoyarse y crear lobbies. Los hombres llevan siglos haciendo lobbies, ya lo hacían para ir a cazar el mamut. Hoy, más que nunca, es importante que la “mujer tire de mujer” y que exista sinergia y colaboración para ampliar el número de mujeres en puestos de responsabilidad y de empresarias.

Por otro lado, creo que no es el momento de la fragmentación en asociaciones varias. Es el momento de la unión para hacernos más fuertes y apoyarnos más. Porque, una vez conseguido el marco legal, el cambio ahora tiene que ser social.

Las cuotas son un tema complicado y con el que no estoy completamente de acuerdo, pero que considero hoy por hoy un mal necesario. ¿Por qué? Porque la sociedad no tiene hoy usos y costumbres que favorezcan a la deseada paridad, y por eso habla el Foro Económico Mundial de dos siglos. La mujer en Europa sigue teniendo dos discursos todavía: el público, en el que se considera en paridad; y el personal, cuando está en el interior de su casa, donde vuelve a asumir roles antiguos con una mayor carga de trabajo familiar.

Las más jóvenes están dando pasos en la buena dirección y se están encontrando con dificultades, porque ejercer la maternidad con nuestros horarios de trabajo y el nivel de exigencia actual, es un reto de titanes. A este nivel, creo que el COVID nos ha traído un adelanto de varios años con la implantación del trabajo a distancia. Más adelante, si podemos conjugar la flexibilidad horaria y el teletrabajo, nos van a permitir conciliar la parte emocional con la parte profesional.

‘Es el momento de la unión para hacernos más fuertes y apoyarnos más. Porque, una vez conseguido el marco legal, el cambio ahora tiene que ser social’.

Deja una respuesta