Huertas: «Si producimos economías low cost generamos trabajadores y sociedades low cost. Un buen salario y un empleo estable puede ser la aportación más sostenible de las empresas»

Redacción ‘MS’- Los presidentes de Iberdrola y MAPFRE, Ignacio Galán y Antonio Huertas, han debatido esta mañana en la sede de Fundación MAPFRE sobre sostenibilidad e inversión socialmente responsable, durante el I Foro del Observatorio MAPFRE de Finanzas Sostenibles.

Huertas ha expuesto que “no hay riqueza económica y social si las empresas no tienen capacidad de crecimiento y rentabilidad”, y ha explicado que las compañías también contribuyen a la mejora de los entornos sociales y medioambientales.

“Si producimos economías low cost estaremos creando trabajadores low cost y sociedades low cost. Dar un buen salario y un buen empleo, ofrecer servicios y prestaciones de calidad, que el consumidor sea consciente del valor que aportan los servicios que recibe, puede ser también la aportación más sostenible de las empresas, pero para ello tienen que darse las condiciones económicas y sociales que lo permitan”.

Antonio Huertas, presidente de MAPFRE.

En este primer panel, moderado por la periodista de El Español María Vega, Ignacio Galán ha expuesto su opinión de cómo puede afrontar la economía española la recuperación pos-covid, y el papel que pueden jugar las empresas en ese proceso. De las crisis, ha explicado el presidente de Iberdrola, “siempre se sale de la misma manera, invirtiendo más y mejor y siendo más productivos. No podemos dejar una economía subsidiada”.

“Debemos actuar ya, de manera decidida y coordinada e impulsar la recuperación a través de la inversión en sectores de futuro. Con ello, además, transformaremos nuestra economía para hacerla más moderna, sólida y competitiva. Vamos a dejar una deuda gigantesca a las futuras generaciones, y tenemos la obligación moral de dejarles una sociedad mejor, un país mejor. Uno de los factores clave es poner nuestro balance al servicio de la recuperación económica”.

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola.

Iberdrola es la empresa ganadora de la primera edición del premio “MAPFRE Inclusión Responsable’ por su liderazgo en el compromiso con las personas con discapacidad, en concreto, por el desarrollo de proyectos, políticas y adaptabilidad laboral.

El premio, que celebra su primera edición, surge a raíz del lanzamiento del MAPFRE Inclusión Responsable hace justo un año, un fondo de inversión que incluye en su cartera a las empresas más comprometidas con la inclusión laboral de las personas con discapacidad, entre las que se encuentra Iberdrola.

Además, se enmarca dentro del propósito que persigue el Observatorio MAPFRE de Finanzas Sostenibles, que se lanzó antes del verano con el objetivo de convertirse en un punto de encuentro de MAPFRE con las principales instituciones académicas para impulsar el desarrollo de instrumentos financieros, seguros y pensiones, que cumplan con criterios de inversión socialmente responsable.

Como inversor institucional, MAPFRE viene aplicando los criterios ESG (medioambiente, social y gobernanza, por sus siglas en inglés) desde hace años. Y la gran enseñanza que ha resaltado Huertas sobre esta filosofía de inversión es que es más rentable. “La inversión socialmente responsable está enriqueciendo nuestro balance. Y no solo moralmente, porque invertimos en empresas que hacen lo correcto. Es que además, la experiencia nos está demostrando que en el largo plazo es muy rentable invertir en empresas que se comprometan con esos criterios”.

El fin no es solamente ganar dinero”, ha completado Galán, “la pata financiera es importante, pero hay dos patas más, los empleados y la sociedad a la que sirven las empresas. Sin ESG, la F (financiera) no sale“.