José María Palomares y Laura Núñez (Observatorio del Ahorro Familiar): “El objetivo es sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de mejorar la cultura del ahorro”

‘Muy Segura’ entrevista a José María Palomares, director de la Fundación Mutualidad Abogacía; y a Laura Núñez, directora del Centro de Investigación de Seguros en IE Business School, y directora del Observatorio del Ahorro Familiar de Fundación Mutualidad Abogacía.

¿Cuál es el objetivo prioritario del reciente lanzamiento del ‘Observatorio del Ahorro Familiar’?

José María: El objetivo principal es sensibilizar a la sociedad española sobre la necesidad de mejorar la cultura de ahorro y planificación financiera, y servir de palanca de cambio. Además, busca dotar de instrumentos y conocimiento de valor que puedan ayudar a las instituciones y autoridades financieras a tomar las medidas necesarias para fomentar el ahorro de los hogares españoles, para conseguir fomentar unos comportamientos frente al ahorro diferentes a los actuales y lograr así una sociedad más próspera.

Laura: La inquietud que nos lleva a crear este observatorio es buscar respuestas a preguntas para las que actualmente no las tenemos acerca del comportamiento de los hogares frente al ahorro. ¿Por qué los hogares españoles ahorran menos que sus homólogos europeos, incluso que algunos que tiene una renta disponible inferior a la nuestra? ¿Por qué los hogares de países como Alemania ahorran de forma estable a lo largo del ciclo económico, mientras que los hogares de países como el nuestro lo hacen de forma contraria al ciclo, es decir gastan en exceso en las épocas de crecimiento económico, mostrando poca precaución, y ahorran por el contrario en las crisis, mostrando una precaución tardía? Nuestra intención es que los estudios que desarrollemos sirvan para encontrar un conjunto de “mejores prácticas” que pueda ser aplicado en nuestro país teniendo en cuenta nuestras características específicas.

‘El objetivo principal es sensibilizar a la sociedad española sobre la necesidad de mejorar la cultura de ahorro y planificación financiera, y servir de palanca de cambio’.

José María Palomares, director de la Fundación Mutualidad Abogacía.

¿Por qué han decidido ir de la mano de Fundación IE?

José María: La iniciativa de crear este Observatorio del Ahorro Familiar de la mano de la Fundación IE responde a nuestra vocación de contribuir a la mejora de la sociedad en términos de cultura financiera. Consideramos fundamental continuar investigando las mejores fórmulas para fomentar el ahorro de los hogares, no solo para afrontar la etapa de la jubilación, sino a lo largo de toda la vida como mecanismo de precaución y estabilidad financiera

Para hacer frente a este reto era necesario ir de la mano de unos compañeros de viaje de excelencia, y quién mejor que el Instituto de Empresa y su Fundación, instituciones de referencia en el ámbito de la investigación y generación de conocimiento a nivel internacional

Laura: La Fundación IE, como institución educativa y social, tiene el compromiso de avanzar en la investigación para contribuir a la sociedad. Las finanzas de los hogares son un campo que desde muchas de las disciplinas que cubren nuestras escuelas (economía, finanzas, políticas públicas, comportamiento del consumidor, etc.) nos interesa especialmente. El fomento del ahorro y la formación financiera son áreas claves para potenciar una sociedad más igualitaria y por ello queremos contribuir aportando estudios que revisen y analicen todos los aspectos que inciden en las mismas y permitan desde estas bases una reflexión profunda.

‘El fomento del ahorro y la formación financiera son áreas claves para potenciar una sociedad más igualitaria’.

Laura Núñez, directora del Centro de Investigación de Seguros en IE Business School, y directora del Observatorio del Ahorro Familiar de Fundación Mutualidad Abogacía.

¿Cuál es la situación de partida que han detectado en relación con el contexto actual del ahorro y la planificación financiera de las familias en nuestro país?

José María: La situación sin precedentes que estamos viviendo a nivel mundial, a causa de la pandemia del Covid-19, pone de relieve que el ahorro es importante no solo para afrontar la etapa de la jubilación, sino a lo largo de toda la vida, como mecanismo de precaución y estabilidad financiera.

Laura: En términos de ahorro familiar, al inicio de la crisis del Covid-19 nos hemos encontrado en España una situación similar a la que tuvimos al inicio de la crisis financiera de 2008, una tasa de ahorro casi en mínimos históricos (7,5% de la renta disponible), y muy alejada de la media europea (13% de la renta disponible). Evidentemente ello está dificultando el tránsito por esta crisis, ya que gran parte de los hogares españoles no cuentan con ahorros suficientes para afrontarla, y el único resorte por tanto es el de las políticas sociales públicas. Pero recurrir al Estado como salvavidas no puede ser la opción por defecto, primero porque el Estado tiene recursos limitados, que por otra parte en momentos de crisis se restringen todavía más dada la caída de los ingresos; y, segundo, porque crea incentivos perversos, desincentivando precisamente a los hogares más precavidos. Ciertamente, el Estado tiene que actuar como mecanismo de último resorte en situaciones como la actual, pero sobre todo el Estado debería trabajar para que todas las familias tuvieses capacidad y voluntad de ahorro, así como los conocimientos financieros adecuados para poder tomar decisiones de inversión respecto a estos ahorros.

‘La situación sin precedentes que estamos viviendo a nivel mundial pone de relieve que el ahorro es importante no solo para afrontar la etapa de la jubilación, sino a lo largo de toda la vida’.

José María Palomares, director de la Fundación Mutualidad Abogacía.

¿Cuáles son los indicadores más importantes que analizará dicho Observatorio?

José María: El Observatorio va a centrar su investigación en el estudio de las razones, motivaciones y circunstancias que llevan a las familias a reducir su nivel de consumo presente en pro de un mayor ahorro, o, por el contrario, a aumentar su consumo presente en detrimento de su nivel de ahorro, así como en el estudio de los mecanismos e instrumentos que las mismas emplean para canalizar dicho ahorro, que no siempre son los más adecuados.

La construcción de indicadores de ahorro desagregados y su seguimiento en el tiempo, junto con el análisis de los factores que lo impulsan o lo frenan en los distintos tipos de hogares, generará un conocimiento más amplio y preciso de esta variable tan relevante para la economía y sociedad, facilitando el diseño de estrategias encaminadas tanto a aumentar la tasa de ahorro general de la economía, como a mejorar su distribución entre los hogares.

Laura: La idea de crear indicadores desagregados surge de una reflexión acerca de la importancia, no sólo del volumen de ahorro de las economías a nivel agregado, sino también de la distribución de estos ahorros entre los diferentes individuos o familias que conforman la sociedad. Las consecuencias económicas y sociales serán muy diferentes si los ahorros se concentran en un pequeño grupo de familias en lugar de estar ampliamente distribuidos entre los diferentes estratos de la sociedad. Estos indicadores desagregados responderán a preguntas sobre las que actualmente desconocemos la respuesta, como ¿ahorran lo mismo las familias que viven en grandes ciudades que las que viven en entornos más rurales o pequeñas ciudades? ¿Qué perfiles de hogares ahorran más en base a variables como la edad, el estado civil, el número de hijos, el género, la renta disponible-coste de vida, la educación, la profesión, etc.?     

‘La idea de crear indicadores desagregados surge de una reflexión acerca de la importancia, no sólo del volumen de ahorro de las economías a nivel agregado, sino también de la distribución de estos ahorros entre los diferentes individuos o familias que conforman la sociedad’.

Laura Núñez, directora del Centro de Investigación de Seguros en IE Business School, y directora del Observatorio del Ahorro Familiar de Fundación Mutualidad Abogacía.

Fruto de las conclusiones que obtengan en el horizonte de los próximos tres años, ¿qué acciones esperan emprender? 

José María: El Observatorio del Ahorro Familiar nace con el objetivo de llevar a cabo investigaciones pioneras con impacto social en las áreas relacionadas con el ahorro y la inversión de los hogares (motivaciones y barreras, sesgos de comportamiento, educación financiera, instrumentos de ahorro elegidos, mejores prácticas en distintos países, consecuencias micro y macroeconómicas de la distribución del ahorro, consumo vs ahorro de los hogares, inversión financiera vs inversión en inmuebles de los hogares, finanzas de las familias, etc.). Su intención es proporcionar una base sólida de conocimientos y de indicadores o índices desagregados sobre el ahorro de las familias, que permita enriquecer el debate sobre las mejores políticas económicas (fiscal, monetaria, etc.) para promover el ahorro y las formas de sensibilizar a la sociedad sobre su importancia.

Las conclusiones que se obtengan de la investigación permitirán, por un lado, acercar a la sociedad información rigurosa, precisa y específica respecto a la necesidad de cambiar la cultura de planificación financiera actual y, por otro, dotar de conocimiento de valor e instrumentos a las instituciones para que puedan tomar las medidas necesarias y fomentar patrones de conducta que incorporen el ahorro como una práctica habitual en las familias españolas.

‘El Observatorio del Ahorro Familiar nace con el objetivo de llevar a cabo investigaciones pioneras con impacto social en las áreas relacionadas con el ahorro y la inversión de los hogares’.

José María Palomares, director de la Fundación Mutualidad Abogacía.

¿Contemplan la posibilidad de convertir este proyecto en algo duradero y permanente, con diversas actualizaciones temporales?

José María; Este proyecto está creado desde sus inicios con vocación de permanencia. Inicialmente tendrá una duración de tres años.

Laura: Nos hemos planteado el proyecto con una duración mínima de tres años, porque la investigación no es algo que se improvisa, requiere recursos y requiere tiempo. Tres años es un plazo razonable para haber avanzado de forma significativa en el conocimiento en este campo, obteniendo respuestas a muchas de esas preguntas para las que actualmente no las tenemos, y es un plazo razonable para contribuir al planteamiento de soluciones en la dirección adecuada. Sin embargo, el objetivo de servir de palanca de cambio para la sociedad requiere plazos más largos, la cultura y el comportamiento de las personas no varía de la noche a la mañana, ni siquiera las medidas de concienciación son suficientes, hace falta inculcar nuevos hábitos y ello lleva más tiempo, de ahí la vocación a largo plazo de este proyecto. Sí es cierto que la situación sin precedentes que se está viviendo con la crisis sanitaria puede actuar también de palanca de cambio para recuperar la cultura del ahorro.

‘La situación sin precedentes que se está viviendo con la crisis sanitaria puede actuar también de palanca de cambio para recuperar la cultura del ahorro’.

Laura Núñez, directora del Centro de Investigación de Seguros en IE Business School, y directora del Observatorio del Ahorro Familiar de Fundación Mutualidad Abogacía.

Nos consta que también han creado la ‘beca Fundación Mutualidad Abogacía’ de investigación doctoral o postdoctoral para desarrollar los trabajos de investigación. ¿Puede contarnos en qué consiste?

José María: Se convocará una beca de investigación doctoral-postdoctoral a tiempo completo para la contratación de un investigador en el Observatorio del Ahorro Familiar. La “beca Fundación Mutualidad Abogacía” está dirigida a aquellas personas que en la fecha de cierre de la convocatoria hayan depositado su tesis en alguna universidad para su defensa, o se encuentren en una fase avanzada de la misma y puedan acreditarlo, o que hayan obtenido su doctorado con posterioridad al 30 de Julio de 2016, en las disciplinas de economía, finanzas, o administración de empresas. Se valorará positivamente que el tema de la tesis o de la investigación posterior verse sobre materias afines al objeto de investigación del Observatorio del Ahorro Familiar. La Beca tiene una duración de un año, pudiendo renovarse hasta un máximo de dos años más, siempre que el informe de seguimiento aportado por la dirección del Observatorio del Ahorro Familiar sea favorable. El becado podrá participar en cualquiera de las fases de desarrollo de las investigaciones a las que sea asignado: revisión de literatura, diseño de encuestas, análisis estadístico y modelización, redacción de artículos de investigación y de divulgación.

‘Se convocará una beca de investigación doctoral-postdoctoral a tiempo completo para la contratación de un investigador en el Observatorio del Ahorro Familiar’.

José María Palomares, director de la Fundación Mutualidad Abogacía.

¿Desean añadir algún comentario o información adicional?

Laura: Para finalizar quisiera señalar que, así como es importante conocer la distribución del ahorro de los hogares en torno a variables como las mencionadas anteriormente, ingresos, edad, género, estructura familiar, núcleo urbano o rural, etc. también resulta esencial saber si esos ahorros se están materializando y diversificando mediante los instrumentos financieros adecuados (diferentes tipos de fondos, acciones, bonos, inversiones inmobiliarias, depósitos, etc.) para garantizar que los hogares mantengan un nivel correcto tanto de liquidez, como de activos a medio y largo plazo, según el momento del ciclo vital en que se encuentre la familia. Esta será también una de las líneas de investigación del Observatorio, ya que solo con esta foto de las dos vertientes, se puede accionar una palanca de cambio que fomente la cultura del ahorro en la población española.

‘También resulta esencial saber si esos ahorros se están materializando y diversificando mediante los instrumentos financieros adecuados (diferentes tipos de fondos, acciones, bonos, inversiones inmobiliarias, depósitos, etc.)’.

Laura Núñez, directora del Centro de Investigación de Seguros en IE Business School, y directora del Observatorio del Ahorro Familiar de Fundación Mutualidad Abogacía.

Deja una respuesta