Las ventajas estratégicas de la “formación online” para las empresas del siglo XXI

Campus del Seguro: “La formación online es ya indispensable para no quedarse atrás en cuanto a los métodos de formación”

El portal de formación CAMPUS DEL SEGURO analiza en este artículo la aportación de valor que tiene la formación online para las empresas que lo aplican como método en sus planes formativos para sus empleados y redes externas.

En los últimos años, la teleformación, formación online o e-learning como también se le conoce, está experimentando un auge muy importante. Así, en los últimos quince años ha pasado de ser tan solo un 3,42% en 2005 los alumnos que se formaban en su empresa a través de este método a un 25,40% en 2019, siendo este porcentaje aún mayor en algunos sectores empresariales concretos.

Fuente: FUNDAE. Análisis de la formación en las empresas

Y es que, en materia de formación, tanto desde el punto de vista del alumno, como de las empresas que proveen de programas formativos a sus empleados y redes externas, así como, incluso, desde el punto de vista del docente y de los centros formativos, la teleformación o formación onlineno solo se ha convertido en una necesidad para no quedarse atrás en cuanto a los métodos de formación del siglo XXI, sino que es un valor estratégico por las enormes ventajas que ofrece este método de formación”, afirman desde el portal CAMPUS DEL SEGURO.

No hay empresa que no esté hoy en día alineada con un desarrollo tecnológico acorde con las nuevas tecnologías. La que más y la que menos, todas las empresas están invirtiendo en desarrollos tecnológicos que permitan a sus clientes acceder a sus servicios y productos utilizando las nuevas herramientas que permiten internet, Apps propias, WhatsApp, etc.

“La teleformación o formación online “no solo se ha convertido en una necesidad para no quedarse atrás en cuanto a los métodos de formación del siglo XXI, sino que es un valor estratégico por las enormes ventajas que ofrece este método de formación”.

Campus del Seguro.

Y es que no se concibe un desarrollo tecnológico pleno en una empresa sin incluir en el mismo también un desarrollo innovador en materia de métodos formativos acordes con la evolución en nuevas tecnologías de la misma. Igual que en otros sectores o ámbitos, en la educación, internet también ha facilitado enormemente las cosas tanto a las empresas como a los alumnos ya que las plataformas de teleformación aportan un buen número de ventajas que facilitan, en muchos casos, la vida a las empresas, a los formadores y, por supuesto, a los alumnos.

Desde CAMPUS DEL SEGURO hemos hecho una relación de las ventajas más destacadas que aporta la teleformación o formación online desde dos puntos de vistas diferentes: Ventajas para las Empresas y Ventajas para los Alumnos, pero antes de entrar en ellas, creemos necesario como punto de partida dejar cinco reflexiones sobre la aportación de valor global de la teleformación o formación online:

“Desde Campus del Seguro hemos hecho una relación de las ventajas más destacadas que aporta la teleformación o formación online desde dos puntos de vistas diferentes: Ventajas para las Empresas y Ventajas para los Alumnos”.

  1. En la formación online las barreras de espacio y tiempo desaparecen gracias a la tecnología; gracias a internet, ya no hay distancias. La formación online está transformando la cadena de valor desde un modelo centrado en el contenido y el profesor a un modelo centrado en el alumno, el aprovechamiento, en la conciliación y en su aprendizaje.
  2. La formación online desarrolla el pensamiento crítico y la capacidad de “aprender a aprender” entre los que eligen esta opción. Está demostrado que gracias a la formación online el alumno es mucho más productivo y aprende más en menos tiempo y con menos esfuerzo.
  3. La formación online está evolucionando mucho más rápido que la presencial. Los modelos de aprendizaje interactivos, la aplicación de la tecnología y la medición de los datos redundan directamente en modelos cada vez más personalizados para el alumno y, por lo tanto, de alto impacto.
  4. El uso ya habitual de las nuevas tecnologías, internet y las redes sociales tanto en el plano profesional como en el personal obligan a las empresas a estar alineadas y convivir con este contexto también en los métodos formativos. Lo contrario es estar atrasados o no evolucionar de manera paralela a cómo evolucionan sus empleados y sus redes externas.
  5. La teleformación o formación online no tiene porqué ser concebida como sustitutiva de otros métodos formativos, como la presencial, que puede permanecer en los planes de formación de las empresas, sino que debe ser concebida como complementaria ya que viene a completar y enriquecer estos planes formartivos. De hecho, la formación online se convierte en el método ideal para programas de reciclaje o continuos.

Ventajas para las empresas que eligen la teleformación para sus empleados y redes externas

  1. Globalización y Universalidad

La formación online permite llegar con los mismos contenidos, mismos mensajes y mismos niveles formativos a todos los integrantes de la empresa. Esto es de gran utilidad para cuando se tienen sucursales o equipos desplazados.

Universalizar los mensajes permite asegurarse que se da el mismo nivel formativo a todo el equipo. Además, ofrece la posibilidad de alcanzar a cualquier colectivo y al mismo tiempo, al desaparecer las barreras espacio-temporales un mayor número de personas puede acceder a la formación.

  1. Rapidez y efectividad

Poner en marcha un curso online para una empresa es algo rápido e inmediato. De esta manera, en momentos o situaciones de urgente necesidad para la empresa – por el lanzamiento de un nuevo servicio o producto, por un urgente cambio normativo, etc-  la formación online permite a una empresa asegurarse de que todos sus empleados han realizado un determinado curso en un plazo rápido de tiempo, incluso en muchas ocasiones antes de que, sin embargo, se hubiera llegado a organizar un primer grupo de llevar a cabo esta acción de manera presencial.

  1. Flexibilidad

Con la formación online, la empresa pone contenidos y programas formativos al alcance de cualquier persona integrante de la empresa, independientemente de su ocupación, categoría, lugar de trabajo, horario, condiciones, formación de base, etc.

La formación online está a disposición del alumno las 24 horas del día. Se adapta perfectamente a cualquier ritmo de vida. La formación online estará siempre perfectamente alineada con cualquier programa de conciliación laboral que tenga en marcha la empresa.

En cuanto al lugar, permite hacerla desde cualquier sitio, incluso, ya no es indispensable ni un ordenador -aunque es lo más habitual- pues, hoy en día, se puede realizar desde un smartphone o desde una Tablet.

  1. Control y seguimiento del aprovechamiento

La formación online permite a las empresas conocer, en todo momento, la evolución y aprovechamiento de cada uno de los alumnos sobre los programas formativos en los que participa.

Todo lo que haga el alumno -accesos, tiempo dedicado, resultados obtenidos…- queda registrado, lo que facilita la evaluación y la detección temprana de dificultades y permite la aplicación de medidas que puedan corregirlas.

Además, es la propia plataforma de teleformación la que lleva el control y el registro global que en muchos sectores puede venir impuesto por la normativa reguladora de la actividad de la empresa.  Esto es, precisamente, lo que ocurre en el sector asegurador, donde se hace obligatorio llevar este registro a efectos de cumplir con las obligaciones que marca la normativa sobre distribución a las entidades y empresas y profesionales.

  1. Actualización constante de los materiales y recursos didácticos

La formación online permite actualizar de manera sencilla y rápida cualquier contenido a los posibles cambios legislativos o novedades que se traten en los cursos siendo posible actualizarlos, incluso, durante la propia acción formativa, adecuándolos a la demanda de los alumnos/as y la renovación de los contenidos.

  1. Ahorro de Costes

Y además de todo los anterior, está la gran ventaja que afecta de lleno a la cuenta de resultados de la empresa: la ventaja económica.

La teleformación o formación online es siempre más barata que la presencial. Al optimizar los recursos y hacerlos generalizados se evitan gastos innecesarios como desplazamientos tanto para el docente como para el alumnado, de alquiler o mantenimiento de las aulas o instalaciones, así como del material. Ahorro efectivo al que hay que añadir el que supone también el coste inmaterial que supone la optimización y el aprovechamiento del tiempo no perdido.

Además de las anteriores para las empresas, la teleformación también supone unas claras ventajas para el alumno:

  1. Tiempo y Accesibilidad

El contenido es accesible veinticuatro horas y siete días a la semana, en cualquier lugar y momento. El alumno puede ponerse su propio horario, al no tener que asistir a un aula física. La formación online permite al alumno equilibrar trabajo y estudio al permitir compaginar la actividad diaria con la formación, sin necesidad de realizar reajustes de horarios, ni perder tiempo en tener que hacer desplazamientos.

  1. Ahorro de costes también para el alumno

Aún en escenarios en los que no es el propio alumno el que asume el coste de la formación, la teleformación le evita tener que asumir o adelantar los pequeños costes indirectos que siempre tiene que asumir al asistir a sesiones formativas presenciales al no tener que desplazarse a ninguna ubicación física para hacer el curso.

  1. Inmediatez

Los materiales están disponibles en la plataforma desde el momento en el que los sube el profesor. Aumenta el rendimiento académico, ya que es el propio alumno quién controla el esfuerzo y dedicación y los mide con sus resultados y su evolución que conoce en el acto.  La formación online permite, además, la posibilidad de poder volver a consultar los contenidos las veces que el alumno quiera o necesite.

  1. Autoevaluación

La corrección de ejercicios es normalmente inmediata ya que lo hace el propio sistema y el alumno puede conocer su nota y la corrección de las evaluaciones al momento de finalizar el ejercicio. Esto permite que el alumno sea consciente de sus avances pudiendo retroceder a aquellos conocimientos no adquiridos o ampliando aquellos que se crean oportunos. En definitiva, la formación online favorece el aprendizaje de los propios errores.

  1. Desarrollo de habilidades y valores personales

La teleformación exige al alumno un cierto nivel de responsabilidad, organización, constancia y autodisciplina, al tiempo que le permite desarrollar otras habilidades como la investigación. De esta manera, para quién no tenga estos valores muy desarrollados, la teleformación le ayudará, además, a reforzarlos y mejorarlos.

Sobre CAMPUS DEL SEGURO

CAMPUS DEL SEGURO es una moderna e innovadora plataforma de formación especializada en contenidos y servicios formativos globales para el sector asegurador a través de la que se están ya formando más de 2.000 alumnos entre empleados y redes externas de importantes entidades aseguradoras y corredurías de seguros.

Importantes organizaciones y asociaciones de Corredores de Seguros como AUNNA, ALBROKSA, RED MEDIARIA, MEDIAVANZ, ASOC. CÁNTABRA DE CORREDORES, HIB o NEWCORRED han elegido a CAMPUS DEL SEGURO como su partner formativo.

CAMPUS DEL SEGURO pertenece al GRUPO W2B, grupo gestionado y dirigido por Jorge Campos, y es la única plataforma de formación de seguros que forma parte como miembro de la Asociación de Proveedores de e-Learning (APeL), organización integrada, a su vez, por las principales empresas de e-learning de España, entre proveedores de contenidos, plataformas, servicios y consultoría e-learning.

Deja una respuesta