Los siniestros de DJ aumentaron al finalizar el primer estado de alarma, según ARAG

Redacción ‘MS’- La pandemia de la COVID-19 ha afectado al sector asegurador, no solamente en el capítulo de ventas, sino también en la frecuencia siniestral y los tipos de siniestros abiertos durante este año. En ARAG, compañía aseguradora de Defensa Jurídica, se han analizado los datos que demuestran estos cambios de comportamiento de los siniestros.

“En ARAG hemos constatado un incremento de la frecuencia siniestral del 8%. Además, el comportamiento de la siniestralidad no ha seguido la estacionalidad propia de los siniestros de DJ, sino que este año ha venido directamente condicionada por la pandemia y las diferentes fases por las que ha pasado: concretamente, los primeros meses del año los siniestros disminuyeron, pero una vez finalizado el primer estado de alarma y el confinamiento se dispararon hasta aumentar su frecuencia un 35%”.

ARAG.

Impagos y humedades, principales siniestros

El tipo de siniestros que han entrado también han variado. En primer lugar, aparecen los relativos a impagos, causados por la inestabilidad económica que ha provocado la COVID-19 y las medidas para detener su avance. En segundo lugar, se encuentran las humedades en el hogar, vinculadas al uso intensivo de la residencia principal durante el confinamiento. Por otro lado, la directora de Operaciones de ARAG, Virginia Tusell, indica que han crecido los siniestros relacionados con el consumo de servicios a causa de “la paralización de prestaciones de servicio”.

No todos los tipos de siniestros han aumentado con respecto al 2019. Las lesiones han disminuido un 21% “porque están ligadas a la circulación de vehículos y el confinamiento las ha reducido”, apunta Tusell. Así ha ocurrido también con las pólizas que cubren a empresas, que han provocado un 25% menos de siniestros, llegando a descender su frecuencia un 55% durante los meses de confinamiento como consecuencia del cierre temporal de muchas de ellas.