Marta Grande (Aon): “Nuestro reto más inmediato es ayudar a nuestros clientes en su orden de prioridad, que también ha cambiado”

‘Muy Segura’ colabora en esta sección con Fundación Inade con el propósito de contribuir a la visibilización del numeroso talento femenino existente en el sector. Fundación Inade está firmemente comprometida con la visibilidad de la mujer en la gerencia del riesgo y el seguro, para lo cual está celebrando reuniones periódicas con mujeres con diversos cargos de responsabilidad en sus empresas. El objetivo es compartir sus puntos de vista y plantear nuevas ideas que puedan apoyar esta causa.

Este mes hablamos con Marta Grande Esteban, directora de Global Risk Consulting de Aon.

¿Cómo fueron los inicios de su andadura profesional? ¿Qué considera que aprendió en aquel momento?

Empecé en el mundo de la auditoría financiera, trabajando para la firma de auditoría PwC. Es una enseñanza muy positiva, creo que recién licenciado es una de las mejores experiencias profesionales que puede uno tener. Sobre todo, valoro el aprendizaje del trabajo en equipo, la responsabilidad, el cumplimento de los objetivos de trabajo y de los plazos. Además, me aportó mucha experiencia porque pude conocer diversos clientes de perfiles distintos y supuso para mí un bagaje perfecto para incorporar después de la enseñanza universitaria. Sin duda, te aporta una visión y unas habilidades muy importantes.

A continuación, me pasé al otro lado de la mesa: dejé el mundo de la auditoría y la consultoría, y ocupé el puesto de controller y, posteriormente, de directora financiera en una empresa. Eso me aportó otra visión interesante, al asumir una responsabilidad distinta a la consultoría. De esta etapa también destacaría que tuve una experiencia internacional en Lisboa, algo que me resultó muy enriquecedor.

Finalmente, tras esta experiencia, decidí emprender con una compañía de consultoría, asociándome con otros profesionales con los que había colaborado en anteriores etapas. Creamos una empresa de consultoría orientada a la misma actividad que ahora realizamos en Aon: una consultoría de riesgos y compliance. Eso me aportó una visión distinta que aún no había experimentado, que es la dificultad de emprender. Es difícil pero también muy gratificante cuando ves que lo consigues.

En 2007 comencé a colaborar con Aon en ese camino: para desarrollar conjuntamente la línea de consultoría de riesgos, y hasta el día de hoy. Para mí, esta nueva fase en Aon fue una continuidad de mi faceta de emprendizaje; no ha significado una ruptura, sino la evolución natural de aquella idea.

‘Decidí emprender con una compañía de consultoría, asociándome con otros profesionales con los que había colaborado en anteriores etapas. Creamos una empresa de consultoría orientada a la misma actividad que ahora realizamos en Aon: una consultora de riesgos y compliance’.

¿Cómo ha transcurrido su trayectoria desde su llegada a Aon en 2007?

Han sido 13 años muy interesantes. Comenzamos con vocación de ayudar a nuestros clientes en el ciclo de la gestión de riesgos, desarrollando todas las fases previas a la transferencia del riesgo, la identificación del riesgo, su cuantificación y la implantación de medidas de mitigación…

Nuestra vocación siempre ha sido la misma: completar ese ciclo de gestión de riesgo con todos los servicios de valor añadido que pudieran necesitar nuestros clientes.

Estructuramos nuestras soluciones en tres líneas. La primera ERM Enterprise Risk Management, incluye desde la realización de mapas de riesgos, hasta la implantación de modelos de gestión de riesgos y elaborar políticas y procedimientos. La línea de Cumplimiento Normativo, Compliance, se orienta a la implantación de medidas de mitigación de riesgo en esta materia. Finalmente, la línea de Continuidad de Negocio se enfoca a implantar sistemas de continuidad de negocio y planes de recuperación ante incidentes que interrumpan la actividad, ahora tan necesarios con los planes de vuelta a la actividad derivados de la pandemia.

Actualmente estamos poniendo el foco en ejercicios de cuantificación del riesgo. No cabe duda de que hoy en día, la disponibilidad de datos, el Data & Analytics, nos pemite mejorar en el análisis y cuantificación del riesgo, por lo que estamos apostando muy fuerte por esta línea, muy ligado con la optimización del coste total del riesgo. Considerando la situación del mercado asegurador, este tipo de ejercicios de cuantificación del riesgo, modelizando las pérdidas esperadas y analizando estructuras alternativas de retención de riesgos permite optimizar el coste total del riesgo.

‘Nuestra vocación siempre ha sido la misma: completar ese ciclo de gestión de riesgo con todos los servicios de valor añadido que pudieran necesitar nuestros clientes’.

Desde su responsabilidad como directora de Global Risk Consulting, como especialista de Enterprise Risk Management, ¿cuáles son los retos más inmediatos que va a desarrollar y de qué manera se están viendo afectados por la pandemia?

Los retos más inmediatos de nuestra actividad, como consultora que somos, consisten en ver cómo podemos ayudar a nuestros clientes en su orden de prioridad, que también ha cambiado. Determinados proyectos abiertos, han dejado de ser prioritarios porque ahora tienen otras necesidades y urgencias que atender. Hemos estructurado nuestra actividad para ser capaces de dar respuesta a las nuevas necesidades; en el corto plazo, para ayudarles en la respuesta a la pandemia; en el medio plazo, para recuperar la actividad; y en el largo plazo, para planificar el impacto en la actividad e incluso en los planes estratégicos.

El equipo experto en continuidad de negocio está acompañando a muchos clientes a la ‘vuelta la normalidad’. La línea de negocio de ERM, está ayudando a muchos clientes, a actualizar sus mapas de riesgos, fruto de las consecuencias de la pandemia. Es preciso ser muy dinámico y adaptarse a los cambios. Nuestra vocación sigue siendo dar servicio a las necesidades de los clientes y para ello nos seguimos adaptando a su nuevo orden de prioridades.

‘Los retos más inmediatos de nuestra actividad, como consultora que somos, consisten en ver cómo podemos ayudar a nuestros clientes en su orden de prioridad, que también ha cambiado’.

¿Qué acciones contemplan poner en marcha en esta ‘vuelta a la normalidad’?

Hemos podido continuar nuestra actividad. Previamente ya teníamos implantado el teletrabajo un día a la semana y creo que esta modalidad ha sido todo un éxito. Los medios nos han acompañado y la prioridad siempre ha sido la salud de las personas.

‘Hemos podido continuar nuestra actividad’.

¿Cuál es el origen de su vínculo con Fundación Inade? ¿Qué valor añadido considera que aporta la Fundación a este contexto global de gestión de riesgos?

He realizado actividades de formación desde el año 2003 y me gusta mucho la formación. Cuando Inade empieza a impartir el curso de Gerencia de Riesgos y Seguros, me invita a participar. Yo estuve encantada de colaborar con ellos y ya vamos por la cuarta promoción de este curso de postgrado.

Fundación Inade aporta muchísimo, porque el objetivo de este curso es difundir el conocimiento sobre la gerencia de riesgos, y estructurar de una manera más formal la profesión de gerente o director de riesgos. Creo que es una profesión al alza, y todo lo que sea contribuir a construir, a dar herramientas y habilidades en esta profesión, que va a ser más demandada, es una aportación de valor muy relevante.

‘Fundación Inade aporta muchísimo, porque el objetivo que persigue es difundir el conocimiento sobre la gerencia de riesgos, y estructurar de una manera más formal la profesión de gerente o director de riesgos’.

¿Cuál es su opinión acerca del nivel de visibilidad y posicionamiento de la mujer en el mercado asegurador y, concretamente, en el marco de la gerencia de riesgos?

Como en el resto de sectores, creo que todavía hay bastante camino que recorrer. Afortunadamente, cada vez hay más acciones que apoyan o promueven la igualdad, persiguen mejorar la visibilidad de la mujer y disminuir la brecha salarial. No obstante, creo que todavía queda camino por recorrer.

‘Cada vez hay más acciones que apoyan o promueven la igualdad, persiguen mejorar la visibilidad de la mujer y disminuir la brecha salarial’.

Deja una respuesta