Vuelve a sentirte en plena forma a cualquier edad

Por Mayte Martínez, periodista especializada en belleza y bienestar; creadora del espacio Belleza eres tú.

A partir de los 35-40 años se producen carencias hormonales, tanto en hombres como en mujeres, con sus consecuentes alteraciones. Un simple análisis hormonal demuestra una serie de disfunciones a partir de las cuales se puede seguir una terapia personalizada que devuelva la vitalidad, energía, positividad, carácter y rejuvenecimiento orgánico en general.

Un amplio abanico de tratamientos hormonales consiguen superar enfermedades y alteraciones de la edad como osteoporosis, fatiga crónica, fibromialgia, tiroides, falta de deseo, libido, así como todos los síntomas típicos de la menopausia.

La terapia hormonal se dirige a mujeres en pre menopausia y menopausia, porque se pierden estrógenos, aunque en realidad se empiezan a perder desde el mismo momento en que aparece la menstruación. También se aplica a hombres, puesto que este reduce la hormona de la testosterona. En ambos casos se producen carencias hormonales con sus consecuentes alteraciones.

“La terapia hormonal se dirige a mujeres en pre menopausia y menopausia, porque se pierden estrógenos, aunque en realidad se empiezan a perder desde el mismo momento en que aparece la menstruación”.

Hablemos de hormonas

Existe un espectro completo de programas de terapias de reemplazo hormonal que pueden contrarrestar los niveles hormonales en disminución. Cada plan debe estar diseñado meticulosamente en función del historial médico y estilo de vida de cada persona, para proporcionar los mejores resultados posibles.

Gracias a un enfoque personalizado, los pacientes obtienen una mejor salud que se aprecia en una mayor masa muscular y fuerza, aumento de libido, mayor resistencia y energía, mejor función cognitiva, incremento positivo del estado de ánimo, reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular, mejora de la osteopenia y la osteoporosis”.

Dra. Rebeca García, especializada en Age Management Medecine de Terapia Hormonal, directora de Clínicas Doctor Life (clinicasdoctorlife.com).

Bioidénticas versus sintéticas

Las hormonas bioidénticas, que son las que se usan en las Clínicas Doctor Life, coinciden exactamente con las hormonas producidas por cada organismo, renovando así la vitalidad de forma más eficaz que con las hormonas sintéticas.

Se elaboradas de forma personalizada en un laboratorio farmacéutico gracias a un proceso de ingeniería médica. No se utilizan ni hormonas equinas ni sintéticas, ya que en su momento demostraron nefastos efectos secundarios, lo que no ocurre con las hormonas bioidénticas, que no ofrecen ninguna contraindicación, puesto que se elaboran imitando las propias hormonas.

Tratamiento personalizado

Cada individuo es diferente, y por ello, lo primero que se realiza es una serie de cuestionarios, analíticas y pruebas diagnósticas que permiten identificar las deficiencias de cada paciente y tratarlas con una terapia personalizada”.

Dra. Rebeca García, especializada en Age Management Medecine de Terapia Hormonal, directora de Clínicas Doctor Life (clinicasdoctorlife.com).

Entre dichas terapias, las más comunes son:

De estrógeno. Los ovarios secretan estrógenos, que dejan de producir a partir de la menopausia. La terapia de estrógeno proporciona beneficios de protección contra muchas de las enfermedades que aparecen con el proceso de envejecimiento en las mujeres. Los beneficios incluyen un mejor perfil de colesterol, protección contra la enfermedad arterial coronaria, prevención de la enfermedad de Alzheimer y depresión, regulación del estado de ánimo y del sueño. Mejora la atrofia urogenital, la disfunción sexual, la memoria y controla el deterioro cognitivo. Reduce el riesgo de pérdida de dientes, atrofia gingival, osteoporosis, glaucoma, cataratas y degeneración macular.

-De progesterona. Brinda muchos beneficios a nivel de salud para la mujer. La terapia disminuye los procesos inflamatorios o de hinchazón y dolores de cabeza, reduce los síntomas de la menopausia, protege contra la osteoporosis y las enfermedades cardíacas, previene la inflamación endotelial vascular e induce la apoptosis (muerte celular) de células de cáncer de mama.

-De testosterona. Cada programa está cuidadosamente diseñado para aportar energía, impulso, libido y fuerza. La testosterona es una hormona secretada por los ovarios, las glándulas suprarrenales y los testículos. La terapia de reemplazo de testosterona aporta un aumento de masa muscular, fuerza, resistencia y tolerancia al ejercicio. Disminuye la grasa, mejora el tono de la piel y el colágeno, aumenta la masa ósea, la libido, el rendimiento sexual y la sensación de bienestar. Aunque la testosterona está asociada a hombres es igualmente importante para las mujeres.

-De tiroides. Es una hormona metabólica secretada por la glándula tiroides que regula la temperatura, el metabolismo y la función cerebral. Contribuye a los niveles de energía. Esta terapia, personalizada, contrarresta varios síntomas del envejecimiento como fatiga, dolor muscular, adelgazamiento del cabello, incluso depresión.

-De la DHEA. La optimización de la hormona suprarrenal crucial mejorará todos los aspectos vitales. La DHEA es una hormona secretada principalmente por las glándulas suprarrenales y da como resultado un cambio hacia un estado de desarrollo anabólico o proteico. Reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular al disminuir la grasa visceral, estimula el sistema inmunológico, restaura la vitalidad sexual, mejora el estado de ánimo, disminuye el colesterol y la grasa corporal, aumenta la energía, mejora la memoria y el estado de ánimo.

Medicina de precisión

 “Estas son las terapias más habituales pero también se regulan los niveles hormonales de pregnenolona, melatonina y se siguen tratamientos específicos para casos de fibromialgia, tiroides, cartílagos pegados, dolores de columna, fatiga crónica, osteoporosis, mala alimentación, intolerancias, casos post-traumáticos tras un accidente, un duelo, una pérdida… Cada caso se diagnostica a partir de una serie de pruebas exclusivas –analíticas, estrés oxidativo, densitometría, test genético, pruebas de esfuerzo, colonoscopia…- que detectan incluso trastornos emocionales o psicológicos”.

Dra. Rebeca García, especializada en Age Management Medecine de Terapia Hormonal, directora de Clínicas Doctor Life (clinicasdoctorlife.com).

Para conseguir los mejores resultados es necesario hacer un seguimiento hormonal cada tres meses, incluyendo analíticas o cualquier prueba que fuera necesaria.

Deja una respuesta