Camino Green (beauty coach): «Defiendo una cosmética orgánica respetuosa con el medio ambiente y con uno mismo»

‘Muy Segura’ entrevista a Camino Martínez, creadora de Camino Green, espacio itinerante de talleres presenciales y sesiones online de Cosmética Orgánica y Natural.

¿Qué es una beauty coach? ¿En qué consiste su labor y por qué su apuesta por este sector?

Soy bióloga y después de hacer un máster en cosmética y dermofarmacia y trabajar en industria cosmética me di cuenta de que los consumidores están poco informados en cuanto a ingredientes y formulación en este sector.

Se suma también que muchas veces la publicidad o el marketing no dejan claros muchos conceptos y la gente está perdida cuando quiere comprar una nutritiva, un champú o un solar que sea realmente beneficioso. Nos dejamos llevar más por un anuncio que por lo que demanda y necesita  nuestra piel.

Por otra parte, las personas somos cada vez mas conscientes de ciertos ingredientes quizá nocivos para la salud y poco respetuosos con el medio ambiente. Queremos transparencia en lo que compramos.

Mi labor como beauty coach es dar a conocer de manera técnica qué es la piel y entenderla como órgano para así saber cuáles son los productos que nos pueden ir mejor en nuestra rutina facial y corporal.

En mis talleres presenciales o en los cursos online profundizo en ingredientes que se usan tanto en cosmética convencional, como natural y orgánica. Defiendo una cosmética orgánica respetuosa con el medio ambiente y con uno mismo.

Nuestro cuerpo funciona como un todo, el sistema digestivo y el sistema nervioso están estrechamente relacionados con la piel. Seguramente si tienes acné, psoriasis, eccemas o rosáceas esté relacionado con la alimentación y/o el estrés.

«Mi labor como beauty coach es dar a conocer de manera técnica qué es la piel y entenderla como órgano para así saber cuáles son los productos que nos pueden ir mejor en nuestra rutina facial y corporal».

Como defensora del movimiento «zero waste», ¿qué puede contarnos acerca del mismo, de sus objetivos y  bondades? ¿Cómo lo promueve?

El planeta está en crisis y no tenemos otro hogar.

Una de las acciones que más adeptos está ganando en esta emergencia climática es el ‘zero waste’, es decir, intentar generar los menos residuos posibles. Está sobre todo enfocado al uso de los plásticos de un solo uso, que en pocos años han colonizado muchos ámbitos de nuestra vida y está colapsando los océanos que se han convertido en vertederos gigantes. La mayoría de los plásticos tardan una media de 500 años en degradarse.

Ya no vale solamente con separar y reciclar nuestra basura (solamente el 10% realmente se recicla, el resto acaba en los océanos). El sistema no puede gestionar tanto desecho. Vamos hacia una economía circular cuyo lema es reducir, reusar y reciclar. El residuo se convierte en un recurso.

Cada granito de arena cuenta y desde la cosmética se pueden hacer acciones simples, pero con gran impacto en el medio ambiente. Se puede empezar usando cepillos de dientes de bambú con cerdas libres de BPA.

Podemos usar discos desmaquillantes reutilizables de algodón orgánico. Aquí hay doble beneficio, por un lado, la fabricación de telas usando algodón orgánico utiliza miles de litros menos de agua que el algodón normal y por otro, dejamos de usar discos de un solo uso o toallitas desmaquillantes que son altamente contaminantes y reactivas con nuestra piel ya que suelen llevar perfumes y se pueden quedar restos microscópicos de fibras sintéticas que pueden taponar los poros.

Podemos ir un paso mas allá y empezar a usar marcas cosméticas de cercanía, marcas que usan envases y realizan envíos más sostenibles.

Usando una cosmética orgánica con sellos certificados te aseguras que casi el 100% (en algunas marcas hasta el 100%) de los ingredientes son orgánicos, provienen de suelos sostenibles que respetan el medio ambiente, el suelo de cultivo y la flora y fauna adyacente.

«Cada granito de arena cuenta y desde la cosmética se pueden hacer acciones simples, pero con gran impacto en el medio ambiente. Se puede empezar usando cepillos de dientes de bambú con cerdas libres de BPA».

¿Puede hablarnos de su taller de Cosmética Orgánica? ¿Cómo surge la idea, de qué manera lo desarrolla y cuáles son sus principales beneficios?

Este taller nace con dos objetivos:

-El primero, como comentaba antes, me parece importantísimo conocer de manera biológica y fisiológica nuestra piel. Saber qué función tiene cada célula y qué necesita para conseguir una piel elástica, hidratada, flexible y, por tanto, sana.

También creo que es importantísimo conocer las formulaciones que compramos, familiarizarnos con los ingredientes, diferenciar cosmética convencional, natural y orgánica y no dejarnos llevar por claims dudosos y tener criterio en la elección.

-El segundo, profundizar en la cosmética orgánica probando productos y definiendo el mejor ritual facial. La base de la cosmética orgánica son los aceites vegetales, aceites esenciales e hidrolatos. llenos de vitaminas, oligoelementos, ácidos grasos que la piel va a utilizar como nutrientes para mantener y reparar las capas epiteliales.

Me parece importante una parte práctica donde se prueben texturas, olores y se paute por qué seguir ciertos pasos en la ritual facial.

«La base de la cosmética orgánica son los aceites vegetales, aceites esenciales e hidrolatos. llenos de vitaminas, oligoelementos, ácidos grasos que la piel va a utilizar como nutrientes para mantener y reparar las capas epiteliales».

En lo que respecta a su taller de Aceites Esenciales, ¿por qué su apuesta por el mismo? ¿Cuál es su valor añadido y a qué público objetivo está fundamentalmente dirigido?

Como comentaba, uno de los ingredientes básicos en cosmética natural y en cosmética orgánica son los aceites esenciales. Son moléculas extraordinarias, su uso no solamente se limita a este campo, sino que regulan estados de ánimo a nivel emocional, los podemos usar en la cocina, para nuestras mascotas y para la limpieza del hogar.

Son moléculas misteriosas, no todos sus componentes se conocen y, por tanto, sus funciones y el cómo actúan en nuestro organismo son, en parte, desconocidos.

Además, a cada persona le llegan de una manera diferente según la respuesta que genere en el bulbo raquídeo. Se dice que el olor de un aceite esencial nos atrae mas o menos en función de nuestras necesidades emocionales.

El ebook de ‘Aceites esenciales. Guía práctica’ va enfocado, sobre todo, a gente que se quiera iniciar en este campo. Hablo sobre qué son, cómo se obtienen, propiedades indispensables, cómo conservarlos, usos y cómo elegir y comprar un aceite esencial.

Además, incluyo mezclas o recetas sencillas para cosmética, hogar, mascotas y nivel emocional.

«El ebook de ‘Aceites esenciales. Guía práctica’ va enfocado, sobre todo, a gente que se quiera iniciar en este campo. Hablo sobre qué son, cómo se obtienen, propiedades indispensables, cómo conservarlos, usos y cómo elegir y comprar un aceite esencial».

¿Puede hablarnos de algún proyecto más que tenga en marcha de cara a 2020?

Hace poco me he certificado en yoga facial y he realizado cursos sobre acupuntura estética y uso de la técnica gua sha. Para este año quiero enfocarme y crear un taller específico hablando sobre estos temas. Cómo aumentando la circulación sanguínea y acelerando los procesos de eliminación de sustancias de desecho del sistema linfático podemos tratar la tez apagada y aumentar la luminosidad y elasticidad de la piel.

Con el yoga facial trabajaremos los más de 40 músculos faciales disminuyendo arrugas de expresión, patas de gallo, bolsas, ojeras y realzaremos los párpados y pómulos.

Con estas técnicas tu cuerpo sintetiza elastina y colágeno y ejercita los músculos faciales. Es importante la constancia, igual que si vas al gimnasio o mantienes una dieta sana, tu cuerpo estará mejor, más vital, las células estarán mas activas, lo mismo pasa con tu rostro.Nada que ver con otras técnicas flash bien conocidas e irreales que al acabarse el efecto todo vuelve a su anterior posición.

«Hace poco me he certificado en yoga facial y he realizado cursos sobre acupuntura estética y uso de la técnica gua sha».

¿Está su trabajo enfocado a la mujer, o está abierto a un público amplio, tanto masculino como femenino? ¿Qué perfil tiene hoy en día su clientela?

Para nada estas formaciones están enfocadas solamente a mujeres. Los hombres también están expuestos a agentes externos como la contaminación o temperaturas variables que aceleran el envejecimiento de la piel. Sin mencionar que la piel de los hombres sufre mucho por  el afeitado casi diario (en algunos) y tienen que tener un cuidado extra.

Atrás ha quedado la idea hetero patriarcal que los hombres tienen que ser rudos y fuertes y el cuidar la piel es de chicas. También hay que saber que la piel del hombre es ligeramente distinta a la de la mujer en cuanto a grosor y porcentaje en componentes, pero los principios activos no diferencian quien se los está aplicando. En mis talleres siempre hay hombres que están preocupados por su piel y quieren mejorarla o crear una rutina facial.

En cuanto al perfil, suelen ser personas de mediana edad que han tenido muy malas experiencias con cosmética convencional y su piel se ha vuelto muy reactiva; gente que ha empezado a investigar y a conocer por su cuenta y no quiere consumir productos que no aportan nada, y gente preocupada por la sostenibilidad y quieren empezar a consumir marcas mas sostenibles.

«En mis talleres siempre hay hombres que están preocupados por su piel y quieren mejorarla o crear una rutina facial».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies