¿Cómo compaginar la abogacía, con la administración de fincas y con ser corredora de seguros?

Por Eva Rodríguez Mayoral, miembro de NEWCORRED.

Mi nombre es Eva Rodríguez Mayoral, fundadora de Mayoral & Asociados, un despacho multidisciplinar ubicado en Cádiz, sito en Calle San Francisco, 13. En él se abarcan distintos servicios, como pueden ser: servicios jurídicos, (mi profesión inicial), mediación, asesoría y gestoría, administración de fincas y seguros.

Todo empezó cuando cogí el toro por los cuernos y planteé la actividad en solitario. Había tenido experiencias en otros despachos, empezando por prácticas de la carrera y luego trabajando, pero me di cuenta de que quería ser mi propia jefa, y hasta hoy en día sigo con esa visión.

Soy abogada, mediadora, corredora de seguros y administradora de fincas. Compaginar estas cuatro actividades en absoluto es fácil, ya que requieren mucha organización y estructuración del día, y como te salgas de la planificación que tienes diariamente, terminas trabajando los fines de semana hasta muy tarde.

En el ámbito de los seguros, cada día te encuentras con un caso diferente y tienes que ponerte a estudiarlo, para intentar estar actualizada. Sí, he de decir que las compañías de seguros no te ponen fácil las cosas, y los multitarificadores no son muy efectivos en el momento, o cuando más lo necesitas. De hecho, hablo diariamente con un técnico para comunicar alguna que otra incidencia.

«Soy abogada, mediadora, corredora de seguros y administradora de fincas. Compaginar estas cuatro actividades en absoluto es fácil, ya que requieren mucha organización y estructuración del día».

Opté por el tema de los seguros porque tuve peticiones de clientes que venían al despacho por diferentes motivos relacionados con ello y, al final, acababa mediando con los mismos, por ayudar al cliente. A día de hoy, sigo pensando que es gratificante poder ofrecer a los clientes los servicios que mejor se adaptan a sus necesidades, poder solucionar sus problemas de seguros, y sentirte realizada.

En cuanto a la abogacía, la mediación y a la administración de fincas, voy de la mano con estas dos profesiones, porque la abogacía es una profesión totalmente cambiante, ya que las leyes van cambiando día sí, día no, y esto es como los seguros, que tienes que ir actualizándote, o bien te quedas atrás. La administración de fincas te enseña a ser paciente con el mundo que te rodea, y depende de la finca con la que trabajes. Todos los días se aprende algo nuevo.

Escribí en el año 2018 un libro sobre la mediación de conflictos como vía alternativa a la judicial, donde las partes pueden llegar al entendimiento y buen fin extrajudicialmente mediante una serie de mecanismos, los cuales son útiles para cualquier ámbito. Pienso que la base de cualquier cuestión se encuentra en una escucha activa y un buen entendimiento entre las partes. El libro se titula “Como ser mediador y no morir en el intento”.

«A día de hoy, sigo pensando que es gratificante poder ofrecer a los clientes los servicios que mejor se adaptan a sus necesidades, poder solucionar sus problemas de seguros, y sentirte realizada».

Sí quiero destacar que mi despacho lo componen solamente mujeres. Somos un equipo de profesionales que nos complementamos. Del despacho quiero destacar a Rocío González, graduada social, compañera desde hace justo un año, y una gran profesional donde las haya. Lleva empresas en el área laboral, área fiscal y contable, rentas del despacho y todo lo que se encarte y le proponga.

También me gustaría hacer mención a mis padres y agradecerles esa educación que me han trasmitido desde pequeña, y esos valores que tengo siempre en mi mente, destacando: la valentía, la honradez, la sencillez como persona, el luchar por mis sueños y llegar hasta donde me encuentro hoy, porque el camino no hay sido fácil.  Habéis hecho de una niña toda una mujer independiente y luchadora. Siempre me he visto en situaciones que creía que no se podían superar por su dificultad y, finalmente, se superan, pasas página y la vida continúa.

A día de hoy, no me arrepiento de las profesiones que elegí, y eso que no tenía vocación por ninguna de estas cuatro profesiones, pero no puedes planificar tu vida, porque de repente un día te cambia algo en tu cabeza y la vida te sorprende, como me sucedió a mí. No importa cómo de grandes sean los pasos que des, lo importante es darlos para llegar a donde quieres estar, aunque he de decir que aún me queda bastante por rozar la cima.

«Sí quiero destacar que mi despacho lo componen solamente mujeres. Somos un equipo de profesionales que nos complementamos».

Por último, agradezco desde aquí a la asociación NEWCORRED que contactó conmigo para darme la oportunidad de contar cómo podía compaginar las profesiones que actualmente llevo en mi mochila: abogacía, mediación, administración de fincas y correduría de seguros, en esta magnífica revista.

«Agradezco desde aquí a la asociación NEWCORRED que contactó conmigo para darme la oportunidad de contar cómo podía compaginar las profesiones que actualmente llevo en mi mochila».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *