¿Cómo ha sido la ‘otra Navidad’ para muchas personas?

Redacción ‘MS’- Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 44% de la población padece síntomas de ansiedad, depresión y tristeza durante las fiestas navideñas. Estamos ante la ‘otra Navidad’, que no tiene por qué significar divertirse y ser feliz a toda costa. De esta cuestión informaba recientemente la aseguradora Cigna en un comunicado.

«Para personas que sufren estos síntomas supone un reto enfrentarse a estas fechas y la clave estará en trazar objetivos factibles y adaptarse a los distintos escenarios. De este modo, con el fin de ayudar a sobrellevar las situaciones que les causan mayor estrés, es importante comprenderles, ser conscientes de sus límites y respetar sus reglas».

Marta López, E-Health Medical Manager de Cigna España.

Algunos de los trastornos que varias personas han sufrido o han visto agravados durante estas navidades han sido los siguientes:

Blues de Navidad o depresión blanca. Se trata de un estado de ánimo negativo producido por estímulos externos que se manifiesta con una gran tristeza, nostalgia, falta de apetito, alteraciones del sueño, ansiedad y estrés. Puede ser combatido permitiendo que estas personas tomen parte activa en los eventos programados e involucrándoles en diversas actividades.

Compras compulsivas. Los jóvenes son quienes, de manera especial, están más expuestos a este tipo de adicción, debido principalmente a encontrarse en una etapa de formación y desarrollo, con necesidades de aceptación social y pertenencia al grupo.

Trastornos de conducta alimentaria. Sobre todo las personas con anorexia y bulimia, para quienes no resulta fácil enfrentarse a mesas llenas de alimentos altos en calorías.

Fobia social. Consiste en el miedo persistente o la ansiedad desproporcionada en relación con una o varias situaciones sociales. Las personas que sufren este tipo de trastorno temen sufrir situaciones humillantes o encontrarse en lugares donde puedan ser observados o juzgados.

Miedo a los ruidos fuertes. Se trata de aquellas personas que sufren ligirofobia o fonofobia, y tienen un miedo desproporcionado e irracional a los ruidos fuertes. El trastorno se manifiesta con un ataque de ansiedad o una crisis de ansiedad.

Temor a ser tocado. Se conoce como afenfosfobia y las personas que lo padecen tienen un persistente, anormal e injustificado miedo a ser tocadas. No se limita a desconocidos, sino que el miedo incluye el contacto con personas que son bien conocidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies