Fundación Clínica Menorca: Historias de mujeres con cáncer de mama a través del mundo

Redacción ‘MS’- Pauline Muli es keniata, tiene 37 años, madre de dos hijos y tiene cáncer de mama. En su país la diagnosticaron un cáncer de mama hace dos años. En el hospital de Nairobi le hicieron una mastectomía y la mandaron a casa. Ha estado en tratamiento médico de manera irregular, recibiéndolo acorde a lo que podía pagar (aunque supuestamente es una sanidad pública). Su esperanza de vida, en Kenia, era prácticamente nula.

Gracias a que la asociación MUM (Mujeres de la Unidad de Mama) sufragó todos los gastos, Pauline vino a España este verano y la doctora Laura García Estévez, jefa de la Unidad de mama de la MD Anderson Cáncer Center Madrid la diagnosticó correctamente: necesitaba una cirugía para extirpar las células cancerígenas en los ganglios y radioterapia sobre el hueso. Pero Pauline no se lo puede permitir en Nairobi.

Cuando el doctor Ángel Martín, presidente de la Fundación Clínica Menorca, se enteró de su situación, se comprometió a hacerse cargo de los gastos de un nuevo viaje de Pauline a España para ser intervenida y recibir tratamiento, encargándose personalmente de atenderla en su casa para que se recuperara de la cirugía.

El doctor Ángel Martín, presidente de la Fundación Clínica Menorca, se comprometió a hacerse cargo de los gastos de un nuevo viaje de Pauline a España para ser intervenida y recibir tratamiento, encargándose personalmente de atenderla en su casa para que se recuperara de la cirugía.

Historia de mujeres con cáncer de mama a través del mundo

Los documentales “Historias de mujeres” son un trabajo de investigación que realiza la doctora Laura García Estévez para realizar un análisis en profundidad de la situación del cáncer de mama alrededor del mundo. La idea es hacer uno en cada continente. Ya se ha realizado en China y emitido en la 2 de TVE, puede verse en su web, y está a punto de estrenarse el segundo, realizado en Nairobi y Masai Mara. Queda por hacer América, Europa y Oceanía.

Estos documentales son parte de los proyectos de investigación que realiza la doctora G. Estévez y que se realizan gracias a los fondos recaudados con los torneos benéficos de pádel y golf que cada año organiza la Fundación Clínica Menorca. Además de estos documentales, la doctora G. Estévez está realizando una investigación para relacionar científicamente la obesidad con el cáncer, y también está llevando a cabo una base de datos, “Coolest”, donde se recoge información de las pacientes relacionada con hábitos de vida, valores antropométricos y cáncer de mama en todo el territorio nacional.

Los documentales “Historias de mujeres” son un trabajo de investigación que realiza la doctora Laura García Estévez para realizar un análisis en profundidad de la situación del cáncer de mama alrededor del mundo.

Quién es Pauline Muli y cuál es su historia

Pauline Muli es una de las pacientes con cáncer de mama que participó en el documental que se ha realizado en el hospital de Nairobi, la capital de Kenia, uno de los países del este africano donde más ha aumentado la incidencia del cáncer de mama, probablemente por el estilo de vida cada vez más occidental (más comida preparada, menos ejercicio y más trabajo sedentario).

La relación de Pauline con la doctora García Estévez durante la grabación del documental fue muy estrecha hasta el punto de que, a través de la Asociación MUM (Mujeres de la Unidad de Mama), la trajeron a Madrid para hacerle un chequeo completo y diagnosticarle de manera más certera la enfermedad, que allí no se lo habían hecho.

Según la doctora G. Estévez, había que operarla para quitarle los ganglios y darle unas sesiones de radioterapia. En España se podría alargar su supervivencia. En su país apenas hay posibilidad de tratamiento en estos momentos, por las escasas infraestructuras y campañas de prevención. Apenas tienen máquinas para radiar y disponen de muy pocos recursos. Cuando el cáncer es diagnosticado en estas zonas del planeta suele estar en estados muy avanzados, estima la doctora G. Estévez que en un 90% ya han desarrollado metástasis porque no hay campañas de prevención, no hay un control de mamografías, ecografías, y la curación es más difícil, procediendo como única solución a la mastectomía total, último recurso en nuestro continente donde cada vez se tiende más a la cirugía conservadora.

En su país apenas hay posibilidad de tratamiento en estos momentos, por las escasas infraestructuras y campañas de prevención. Apenas tienen máquinas para radiar y disponen de muy pocos recursos. El brutal contraste entre unos países y otros a la hora de afrontar una enfermedad como el cáncer de mama representa un abismo.

Pauline tenía una ausencia de información total, no sabía el tipo de cáncer que tenía, le hicieron una mastectomía y no sabía que existe la posibilidad de reconstrucción, no sabía lo que es una prótesis. Y aunque lo hubiera sabido, no hubiese podido asumir su coste. Lo que sí sabía, y vivía con ello cada día, es que tenía escasas probabilidades de supervivencia. El brutal contraste entre unos países y otros a la hora de afrontar una enfermedad como el cáncer de mama representa un abismo.

Su segundo viaje a España

«Cuando me dijeron que iba a volver a España para operarme y recibir radioterapia, me hizo muy feliz porque sabía que iba a recibir el mejor tratamiento y que iba a volver a mi país como una mujer libre».

Pauline Muli.

El lunes día 14 de octubre Pauline llegó a España para ser operada y recibir el tratamiento, gracias al doctor Ángel Martín, presidente de la Fundación Clínica Menorca, que se ha hecho cargo de los gastos del viaje, la estancia y la cirugía.

El miércoles día 16 entró en quirófano para ser intervenida por Gloria Ortega, oncóloga y cirujana de MD Anderson Cáncer Center Madrid y le vaciaron las axilas. Tras unos días de estancia en el hospital, cuando le quitaron los drenajes, fue a casa del doctor Ángel Martín a recuperarse, donde ha estado hasta que el día 1 se fue de nuevo a Kenia. Una vez recuperada de la cirugía, Pauline ha recibido tratamiento con radioterapia en el hueso. Y esperemos que todo vaya bien, cualquier paciente aquí tendría un seguimiento médico, pero Pauline tiene que regresar con su familia a Kenia.

Tras unos días de estancia en el hospital, cuando le quitaron los drenajes, fue a casa del doctor Ángel Martín a recuperarse, donde ha estado hasta que el día 1 se fue de nuevo a Kenia:

«He estado muy feliz y me he sentido muy cómoda en casa del doctor Ángel, me han tratado como a una reina, me han consentido y mimado, y me han dado mucho amor».

Pauline Muli.

«Los buenos recuerdos nunca se borran de la mente de las personas, tampoco de la mía. He aprendido que el Dr Angel es muy social y cariñoso, es el tipo de hombre con el que querrías pasar tiempo aunque hay una barrera con la comunicación, en cuanto al idioma, pero con él no puedes sentirte mal. Doy gracias a Dios por él y que Dios siempre bendiga su trabajo».

Pauline Muli.

El Dr. Martín creó la Fundación en 2008 con el fin de colaborar en el desarrollo de proyectos de investigación médico-científica a favor de la lucha contra determinadas enfermedades, fundamentalmente el cáncer de mama, ayudando a pacientes y a sus familiares y a la investigación para mejorar los tratamientos oncológicos y la supervivencia a la enfermedad. Estas labores se desarrollan mediante financiación directa, como es el caso de Pauline, o a través de la donación de fondos.

El Dr. Martín creó la Fundación en 2008 con el fin de colaborar en el desarrollo de proyectos de investigación médico-científica a favor de la lucha contra determinadas enfermedades, fundamentalmente el cáncer de mama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies