Mercedes Simarro, fundadora de Lanuba Cosmetics: «Desde hace muchos años, la mujer es la consumidora de productos cosméticos por excelencia»

‘Muy Segura’ Entrevista a Mercedes Simarro, fundadora de Lanuba Cosmetics.

Háblenos de su trayectoria como farmacéutica y especialista en cosmética. ¿Por qué este interés por los temas cosméticos y desde cuándo lleva dedicándose a ellos?

En realidad, no soy farmacéutica; soy doctora en biología, pero he trabajado en la industria farmacéutica durante muchos años, de una forma u otra, desde que terminen la carrera. Siempre me ha interesado mucho la Cosmética y me atraía desde hace mucho tiempo la posibilidad de utilizar buenos productos, con los que tuviese garantía de que estaban fabricados con ingredientes 100% naturales y mediante procesos de elaboración rigurosos y respetuosos con el medio ambiente. En un momento determinado de mi vida me dije: ¿por qué no fabricarlos yo misma? Y aquí estamos. En esta maravillosa aventura que se llama LANUBA, llevo invertidos ya más de dos años apasionantes. Increíble cómo pasa el tiempo. ¡Parece que fue ayer!

 

«Siempre me ha interesado mucho la cosmética y me atraía desde hace mucho tiempo la posibilidad de utilizar buenos productos, con los que tuviese garantía de que estaban fabricados con ingredientes 100% naturales y mediante procesos de elaboración rigurosos y respetuosos con el medio ambiente».

El año pasado ve la luz Lanuba, una firma creada en conjunción con profesionales biólogos y dermatólogos. ¿Puede hablarnos del origen del proyecto y cuál es su situación y nivel de aceptación actual, un año después de su lanzamiento?

Nuestra sede está en Huelva, una tierra maravillosa, un paraíso natural, riquísimo en cultura, belleza, luz, productos (y personas) de altísima calidad, como la fresa y la naranja que se producen aquí, que son sencillamente únicas. Por eso, nuestras primeras líneas se basan en la fresa y en su semilla, con las que hemos conseguido unos niveles de aceptación altísimos. Después también supimos aprovechar el importante potencial de las células madre de naranja para crear nuestra última línea, bioAdvanced.

Cuesta mucho introducirse en un sector tan competitivo como la cosmética comercializada on-line y aún más, creando una  marca y empezando desde cero.  Todavía nos queda mucho por hacer para que mucha más gente nos conozca, pero hay algo que ya hemos conseguido y de lo que estamos francamente orgullosos y es que las clientas que ya conocen Lanuba, son muy muy fieles, confían en nosotros y nos lo dicen directamente todos los días. La mayor fuente de satisfacción que tenemos en Lanuba es la lealtad, el cariño y la confianza que nos hacen sentir nuestras clientas.

«La mayor fuente de satisfacción que tenemos en Lanuba es la lealtad, el cariño y la confianza que nos hacen sentir nuestras clientas».

Lanuba cuenta con el sello BDIH, uno de los más importantes en materia de cosmética ecológica. Cuéntenos en qué consiste el reconocimiento y qué características han sido valoradas en su marca para obtenerlo.

Así, es. El sello BDIH fue creado por la asociación alemana de fabricantes de productos naturales. Su objetivo es asegurar a los consumidores que aquellos cosméticos que dicen ser naturales, realmente lo sean. Ello les hace merecedores de su sello de calidad. Para conseguirlo, los cosméticos deben ser fabricados con métodos, productos, bajo controles y con objetivos de calidad  siempre 100% naturales.  Además, los fabricantes debemos someter nuestros productos cosméticos a un análisis en laboratorios independientes. En Lanuba cumplimos estas condiciones y por este motivo hemos recibido esta exclusiva certificación.

No queremos ser nosotros quienes digamos que comercializamos productos naturales, sino ofrecer  a las clientas la seguridad de que lo que decimos es verdad y está certificado por un organismo independiente.

«No queremos ser nosotros quienes digamos que comercializamos productos naturales, sino ofrecer a las clientas la seguridad de que lo que decimos es verdad y está certificado por un organismo independiente».

¿Está la cosmética ecológica extendida en nuestro país? ¿Atañe a hombres, mujeres, o es algo demandado y apreciado por ambos sexos? Cuéntenos su punto de vista al respecto.

Qué duda cabe que, desde hace muchos años, la mujer es la consumidora de productos cosméticos por excelencia. Sin embargo, a nadie se nos oculta que cada día más, los hombres se ha empezado a introducir en el uso diario de productos que mejoren la salud de su piel y les proporcionen un mejor aspecto físico, ocultando las huellas que la edad, inexorablemente, va dejando en nuestra piel y en nuestro cuerpo.

«Qué duda cabe que, desde hace muchos años, la mujer es la consumidora de productos cosméticos por excelencia».

Por otra parte, desde hace ya algunas décadas, el interés y la preocupación por el uso de productos naturales y ecológicos, relacionados con nuestra alimentación y nuestro cuidado estético, que no dañen el medio ambiente, se ha convertido en un fenómeno que ha ido creciendo de manera notable en los últimos tiempos, lo que ha provocado un importante crecimiento del mercado de la cosmética natural, en todo el mundo y, desde luego también en nuestro país. Prueba de ello es que cada día recibimos preguntas de muchos clientes que quieren pasar de la “cosmética tradicional” a la natural y necesitan de nuestra recomendación sobre los tratamientos que más les convienen. En este sentido, la mujer, como gran consumidora de productos cosméticos, es también la más concienciada sobre la necesidad y las ventajas del uso de cosmética 100% natural.

Creo firmemente que sólo si cuidamos el mundo en que vivimos y hacemos las cosas bien, para todos los seres vivos que habitamos este planeta,  que compartamos lo que tenemos y lo que nos sostiene (La Naturaleza), podremos dejar a nuestros hijos un mundo mejor. Hasta ahora no lo hemos hecho muy bien que digamos. No hay más que ver lo que ocurre a nuestro alrededor. Por fortuna, la conciencia social y humana están cambiando a mejor. Lanuba es nuestro pequeño granito de arena para conseguirlo.

«Por fortuna, la conciencia social y humana están cambiando a mejor. Lanuba es nuestro pequeño granito de arena para conseguirlo».

¿Es compatible una vida profesional ajetreada y llena de ocupaciones con el mantenimiento de una belleza natural? ¿Qué consejos les daría a las mujeres que se encuentran en esta situación y en qué cree que podría ayudarles estar concienciadas con el ámbito de la belleza y los cuidados?

¡Por supuesto que lo es! No solo es compatible, sino que es imprescindible. Precisamente una forma de vida ajetreada, llena de ocupaciones y de preocupaciones, es la que más deterioro provoca en el organismo y, desde luego, en la piel. En estos casos particularmente, es en los que se hace más necesario adoptar una rutina de cuidado del rostro, con productos no agresivos que nos ayude a mejorar nuestra apariencia y atenúe las huellas del paso de los años y del daño que provoca ese tipo de vida. Para ello, los tratamientos cosméticos naturales son los mejores aliados.

Mi consejo es claro: dedícate cinco minutos cada mañana y otros cinco cada noche. Relaja tu mente y piensa en cosas agradables, mientras limpias tu rostro y aplicas tu tratamiento de belleza. ¡Y hazlo de forma natural! La primera beneficiada, serás tú, sin duda; pero también la Naturaleza te lo agradecerá.

«Una vida ajetreada, llena de ocupaciones y de preocupaciones es la que más deterioro provoca en el organismo y, desde luego, en la piel. Mi consejo es claro: dedícate cinco minutos cada mañana y otros cinco cada noche».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies