Pilar González de Frutos: “En años agitados e inciertos, la industria aseguradora ha aportado seguridad, certitud, estabilidad evolutiva y la solidez de sus modelos de negocio”

Redacción ‘MS’- Pilar González de Frutos intervino el pasado mes de noviembre en el ‘XXV Encuentro del Sector Asegurador’, organizado por Deloitte, ABC y Mapfre, donde tuvo ocasión de llevar a cabo “un balance del aquí y el ahora del seguro en sus diferentes acepciones”, tal y como comenzó su ponencia advirtiendo, además, que el resto de su intervención se centraría en aspectos más estratégicos, ya que “mi oficio es tener al día el dietario del sector asegurador, las anotaciones sobre lo que ha de venir y lo que hay que tener en el radar, porque acabará viniendo”, sostuvo.

Mi oficio es tener al día el dietario del sector asegurador, las anotaciones sobre lo que ha de venir y lo que hay que tener en el radar, porque acabará viniendo”.

La capacidad orgánica de crecimiento del seguro, medida en hogares clientes, es aproximadamente de medio punto porcentual al año durante los próximos 15 o 20”. Por lo tanto, indicó que el reto de futuro del sector asegurador se basa en “superar esta tasa de crecimiento orgánico de la clientela de medio punto anual acumulativo”, reto que vislumbró como bastante complejo y que “sólo se conseguirá si seguimos exhibiendo las dosis de dinamismo y creatividad de que hemos hecho gala durante los últimos años”.

La situación del sector asegurador no es brillante pero sí es, desde luego, notable y meritoria”.

En lo que respecta a las principales reflexiones que la presidenta de UNESPA marcó como urgentes sobre la situación del sector asegurador, no dejó de indicar que, en su opinión, “la situación del sector asegurador no es brillante pero sí es, desde luego, notable y meritoria”. Sobre el comportamiento del seguro en los últimos años, y refiriéndose al seguro del automóvil, afirmó que “este ramo ha tenido un comportamiento bastante estable en el marco de un mercado cambiante”. Y es que durante la crisis económica, la menor utilización del vehículo se tradujo en una reducción de la exposición al riesgo y algunos elementos de la siniestralidad como la frecuencia de materiales, y favoreció primero una mejora y luego una estabilidad en los elementos básicos de la rentabilidad del seguro. “El seguro obligatorio recuperó muy pronto la senda perdida técnica e incluso las otras garantías mostraron una ratio combinada cercana al 100%, situación que comenzó a corregirse en 2017”, indicó, y reforzó la necesidad de poner en su contexto cualquier corrección de la prima media del seguro del automóvil.

El ramo de automoción ha tenido un comportamiento bastante estable en el marco de un mercado cambiante”.

En lo que respecta a otros ramos importantes no vida, González de Frutos expuso que estos “han tenido también un comportamiento muy estable en lo tocante a su rentabilidad técnica”. Explicó que el ramo de salud acusa una evolución con componentes estructurales muy importantes, “dado que el seguro de salud en España es un modelo de negocio de doble pago, su estrategia se basa en una evolución muy acompasada de la clientela y un mantenimiento muy estable de las cifras de rentabilidad técnica”, expuso, “que se ve acompañada de una constante evolución del propio producto, en el sentido de incorporar novedades desde el punto de vista de los servicios de salud que incluye”, matizó la presidenta de UNESPA.

“El seguro de salud en España es un modelo de negocio de doble pago, su estrategia se basa en una evolución muy acompasada de la clientela y un mantenimiento muy estable de las cifras de rentabilidad técnica”.

En lo que se refiere a los seguros patrimoniales, González de Frutos señaló que estos tienen una evolución más volátil, “sobre todo el seguro del hogar, es un aseguramiento ya muy maduro en España, que alcanza aproximadamente a tres cuartas partes de los hogares”. Por lo tanto, es un aseguramiento que, en cierta medida, depende de las evoluciones (por ejemplo, climáticas), que se producen cada año. No obstante, y pese a esta volatilidad, indicó que se trata de un seguro que lleva ya muchos años mostrando una tendencia muy estable.

«El seguro del hogar es un aseguramiento ya muy maduro en España, que alcanza aproximadamente a tres cuartas partes de los hogares”.

Por último, en materia de seguro de vida, destacó el papel que éste ha venido jugando en los últimos años tan complejos. “Creo que también se puede sostener la idea de que el seguro de vida ha sabido aportar estabilidad a la evolución del negocio”.

A modo de conclusión, González de Frutos afirmó que “en suma, en años agitados e inciertos, la industria aseguradora ha aportado seguridad, certitud, estabilidad evolutiva y la solidez de sus modelos de negocio, que son una sabia combinación entre la respuesta a las necesidades de los clientes y el compromiso con el crecimiento solvente”.

«El seguro de vida ha sabido aportar estabilidad a la evolución del negocio”.

Durante la segunda parte de su intervención, y a modo de apreciaciones de orden estratégico, la presidenta de UNESPA reflexionó sobre la digitalización: “estoy convencida de que es un proceso tecnológico, económico y social que va a marcar un antes y un después de su pleno despliegue”. Tanto es así que explicó cómo en UNESPA ella ha impulsado la creación de un consejo asesor en materia de innovación. No obstante, no dejo de señalar que “hay un importante nivel de desconocimiento sobre las consecuencias reales y tangibles del proceso de digitalización”, e hizo referencia a que sabemos que habrá un cambio, pero no sabemos qué cambio. “Lo importante del cambio es saber gestionarlo cuando se presenta, y no hay nada que nos haga pensar que las aseguradoras no van a saber hacer eso mismo”.  Una de las cosas más importantes para que el cambio se produzca de la mejor manera posible es el “level playing field normativo y administrativo”, señaló. “La digitalización es, casi más que cualquier otra cosa, el acceso inmediato y eficiente a fuentes de datos, fuentes de información sobre las personas y las cosas aseguradas, a niveles inimaginables en el momento presente”, explicó la presidenta de UNESPA.

“La digitalización es, casi más que cualquier otra cosa, el acceso inmediato y eficiente a fuentes de datos, fuentes de información sobre las personas y las cosas aseguradas, a niveles inimaginables en el momento presente”.

El siguiente reto que trajo a colación durante su intervención fue el reto de las pensiones, indicando que “el destino natural de los sistemas de pensiones en este siglo es instalarse en un proceso de reforma continuada, de ajuste permanente”. De este modo, explicó que “el futuro de un buen sistema de pensiones se conjuga combinando con el verbo reformar” y, por lo tanto, “reformar los sistemas de pensiones es la mejor forma de defenderlos”. No obstante, y atendiendo a la realidad del siglo, González de Frutos expuso que en España no está evolucionando de esa manera, y que “lo que tendría lógico que fuese un proceso de reforma continuada, se ha convertido en un proceso de reformas y contrarreformas, un movimiento alterno”.

Siguiendo con el mismo reto, afirmó que lo que necesitamos, por definición, “es crear un subsistema de pensiones que, al ser más financiero, se vea menos afectado por las tensiones demográficas”. Necesitamos, por lo tanto, dos puntos de apoyo: “uno, el de reparto, que sea resistente a las tensiones financieras y sensible a las demográficas; y otro, el de capitalización, que sea resistente a las condiciones demográficas y sensible a las financieras”. Se trata de la diversificación, “que está en la base de toda gestión prudente, sea ésta de intereses públicos o privados”.

El destino natural de los sistemas de pensiones en este siglo es instalarse en un proceso de reforma continuada, de ajuste permanente”.

Como tercer reto, dentro de su ponencia, la presidenta de UNESPA se refirió a la supervisión de seguros, un escenario donde afirmó que “el supervisor español de seguros ha mostrado tradicionalmente una adecuada mezcla de profesionalidad, criterio y capacidad de diálogo”. Pero, no obstante, “su principal talón de Aquiles ha sido su escasez de recursos y en el momento presente se hace bien patente que tiene muchos retos por delante y alrededor”. Además, indicó que el sector asegurador español lleva mucho tiempo esperando la reforma necesaria para crear una autoridad de seguros independiente, “sinceramente, creo que es un tema que debería estar en la agenda de temas a resolver con agilidad por el Gobierno”.

González de Frutos, sobre la creación de una autoridad de seguros independiente: “Sinceramente, creo que es un tema que debería estar en la agenda de temas a resolver con agilidad por el Gobierno”.

Como último reto estratégico, la presidente de UNESPA se refirió a Solvencia II, ya que “el año que viene, según está marcado en los calendarios, va a ser el año de la revisión del entorno Solvencia II”. Se trata de un proceso que coincide con los desarrollos en materia de normas internacionales de contabilidad. “Para el seguro español, el proceso de revisión de Solvencia II es muy importante, por varios motivos, el principal de ellos es porque tenemos la expectativa de consolidar, e incluso mejorar, el tratamiento de los compromisos a largo plazo”.

«El año que viene, según está marcado en los calendarios, va a ser el año de la revisión del entorno Solvencia II”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compañeros Muy Segura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies