Carla Otero (Willis Towers Watson): “En WTW estamos fuertemente comprometidos con la diversidad porque detrás de los resultados, están las personas”

‘Muy Segura’ entrevista a Carla Otero, líder de la práctica de Inclusión y Diversidad de Willis Towers Watson en España, además de copresidenta del área de Igualdad de Género para Europa Occidental de la compañía.

¿Cómo fueron los inicios de su andadura laboral? ¿Qué destacaría de aquellos momentos?

El principio, como en todos los inicios, es duro y la actitud es fundamental. Hay que ser siempre positivos y mirar hacia delante con optimismo. Caí por casualidad en este sector animada en gran parte por mi padre, que siempre ha visto al mundo asegurador como una industria robusta, sólida y solvente. Y así se ha venido demostrando a lo largo de los años, también en tiempos de crisis, donde se ha mantenido fuerte.

Siempre he trabajado para la misma empresa, soy una “senior” dentro de Willis Towers Watson. Entré a trabajar en el año 2000 (lo que antes era Willis) y éramos unos 180 empleados. Hoy en día somos más de 1000, ¡imagínate el cambio y todo lo que hemos evolucionado en estos años!

En ese momento existía una cultura muy fuerte de presencialismo en el sector (y en el panorama empresarial en general): todo era en papel, no había ni medios técnicos ni digitales con los que te pudieras conectar ni seguir trabajando (te ibas a casa, y te ibas, ¡apagón digital total). Sin embargo, teníamos una ilusión enorme, unas ganas de trabajar, de aportar y de ofrecer nuestra mejor versión para contribuir al éxito de la compañía. En estos casi 21 años guardo en mi disco duro un sinfín de anécdotas. Son muchas cosas a destacar, muchas experiencias vividas. La verdad es que es bueno mirar atrás de vez en cuando para valorar y poner en perspectiva todo lo vivido (y darse cuenta de lo rápido que pasa el tiempo). 

“Caí por casualidad en este sector animada en gran parte por mi padre, que siempre ha visto al mundo asegurador como una industria robusta, sólida y solvente. Y así se ha venido demostrando a lo largo de los años, también en tiempos de crisis, donde se ha mantenido fuerte”.

¿Qué hitos mencionaría a lo largo de su trayectoria y qué considera que ha aprendido de ellos?

El papel del Bróker era bastante desconocido en aquella época y quizá el hito más importante y de lo que me siento más orgullosa es el de haber contribuido a que Willis Towers Watson sea una marca reconocida tanto en el sector asegurador como en el panorama empresarial en general. Empezamos prácticamente de la nada en cuanto a reputación corporativa y supimos estar a la altura de las circunstancias con la mejor de las actitudes. Lo que he aprendido fundamentalmente en todos estos años es que el crecimiento de las empresas va ligado a la innovación. En un entorno tan competitivo como el nuestro hay que estar innovando continuamente, no te puedes quedar atrás, porque te copian y además te mejoran.

“El papel del Bróker era bastante desconocido en aquella época y quizá el hito más importante y de lo que me siento más orgullosa es el de haber contribuido a que Willis Towers Watson sea una marca reconocida tanto en el sector asegurador como en el panorama empresarial en general”.

¿Cómo ha evolucionado su trayectoria en Willis Towers Watson Iberia?

Fundamentalmente, me considero una persona hecha a sí misma. He ido progresando profesionalmente a medida que la compañía ha ido creciendo y tenía que estar a la altura de lo que se me pedía y no podía – ni quería – fallar. En ese aspecto, reconozco que soy muy exigente conmigo misma. Me siento “knowmad”, me gusta estar conectada, saber lo que está pasando, escuchar diferentes opiniones, estar al día y continuamente aprendiendo. De hecho, acabo de terminar un Máster en Digital Business en The Valley. ¡Soy de las mayores pero de las más motivadas! También quiero destacar que tengo y he tenido la suerte de poder encontrarme con gente que me ha sabido guiar, de la que he aprendido y que ha sabido sacar lo mejor de mi misma.

“Fundamentalmente, me considero una persona hecha a sí misma. He ido progresando profesionalmente a medida que la compañía ha ido creciendo y tenía que estar a la altura de lo que se me pedía y no podía – ni quería – fallar. En ese aspecto, reconozco que soy muy exigente conmigo misma”.

En la actualidad, y desde hace cinco años, lidera la práctica de Inclusión y Diversidad en España, además de copresidir el área de Igualdad de Género para Europa Occidental de la compañía. ¿Qué valoración hace de los principales proyectos acometidos a lo largo de todo este tiempo?

Entre todos los que lo hacen posible, que son muchos, se ha conseguido que la Inclusión y la Diversidad sea un hot topic en el mercado asegurador. En 5 años el sector se ha situado, en muchos aspectos, a la vanguardia en iniciativas que promueven la igualdad de oportunidades y el desarrollo del talento sin etiquetas de edad, raza, género, orientación sexual o situación de discapacidad. En materia de sesgos, hemos vuelto consciente lo que antes era inconsciente debido probablemente a nuestros anclados códigos culturales. Aunque aún hay mucho recorrido en materia de concienciación en sesgos. Cuanto más hablemos de ellos, más impactaremos y conseguiremos terminar con los estereotipos.

Ya se sabe que la inclusión y la diversidad son estratégicas en las empresas, son una fuente de oportunidades y una oportunidad de transformación directamente ligada a la innovación. Además de un tema fundamental de Derechos Humanos tenemos el deber moral como empresa, pero sobre todo, como personas, de crear una sociedad más justa y no girar la cabeza ante una discriminación. Siempre digo que si estuvo en mi mano y no hice nada para cambiarlo, no me lo perdonaría.

“Ya se sabe que la inclusión y la diversidad son estratégicas en las empresas, son una fuente de oportunidades y una oportunidad de transformación directamente ligada a la innovación”.

En estos años se ha hecho mucho además de lo que ya se venía haciendo. Hemos consolidado redes de empleados, revisado políticas y lenguaje inclusivo en todas nuestras comunicaciones, establecido procesos de selección y promoción igualitarios, formado a los People Managers, hacemos social listening y somos muy activos desde el punto de vista de concienciación y visibilidad de la Inclusión y la Diversidad con iniciativas internas y externas. Además, hemos abanderado en España el Festival más importante por la Diversidad e Inclusión – Dive In – siendo pioneros e impulsores de su organización en España desde hace cinco años. Fue un enorme honor para mí estar nominada a los premios Rising Star Awards que otorgaba el Festival que promueve el Lloyd’s.

En WTW estamos fuertemente comprometidos con la diversidad porque detrás de los resultados, están las personas.

“Hemos abanderado en España el Festival más importante por la Diversidad e Inclusión – Dive In – siendo pioneros e impulsores de su organización en España desde hace cinco años”.

En línea de la cuestión anterior, ¿qué desafíos más importantes tienen planteados para este 2021 y de qué manera se están viendo afectados por la actual pandemia sanitaria?

El coronavirus nos ha cambiado radicalmente la vida y la forma en la que la entendíamos. Nos ha hecho adaptarnos a una nueva realidad a una velocidad de vértigo. Nos hemos visto en nuestras casas, sin salir, preocupados por nuestros mayores, trabajando desde casa, con los niños correteando, colándose en videollamadas… estamos gestionando lo mejor que podemos toda esta nueva situación aunque la verdad es que no está siendo fácil. La fatiga pandémica es real y debemos de cuidar muy especialmente nuestra salud mental. Esto está durando mucho más de lo que nos imaginábamos.

Cuando hablamos de Inclusión y Diversidad el virus COVID-19 nos impacta a todos a nivel mundial. No sabe de razas, de orientación sexual, de identidad de género, de nivel económico…nos afecta a todos independientemente de nuestra demografía por lo creo fundamental centrarnos en el bienestar físico y mental. El desánimo es uno de los grandes peligros.

“La fatiga pandémica es real y debemos de cuidar muy especialmente nuestra salud mental. Esto está durando mucho más de lo que nos imaginábamos.”.

Un proyecto muy importante que nos hemos marcado este año 2021 en WTW es el de poner en valor el papel del aliado en todas las áreas de I&D. El rol del aliado es fundamental. Es una figura que realmente ayuda a fomentar la inclusión al apoyar de manera visible e incondicional, a que las personas se sientan seguras, protegidas y, sobre todo, respetadas, tanto en el ámbito laboral como personal. Un aliado lo es 24/7 y es aliado en la empresa, en su entorno personal, con la familia, etc. Para mí es fundamental el papel que desempeñan si queremos garantizar entornos laborales diversos e inclusivos que se basen en el respeto, la tolerancia y la integración.

“Un proyecto muy importante que nos hemos marcado este año 2021 en WTW es el de poner en valor el papel del aliado en todas las áreas de I&D. El rol del aliado es fundamental”.

Mujer y seguro: como mujer con una extensa trayectoria dentro del sector, ¿qué valoración realiza del nivel de visibilidad, así como del posicionamiento que posee la mujer dentro del sector seguros?

Afortunadamente cada vez son más las mujeres en puestos directivos pero aún hay mucho por hacer en el sector asegurador, tenemos una pirámide aún bastante marcada en cuanto a puestos directivos de la mujer. Creo que faltan más role models que cuenten su experiencia, que inspiren, que se hable abiertamente sobre las barreras internas y autocreencias limitadoras (el pensar, no opto a este puesto de trabajo porque creo que no valgo…). Debemos apoyar a las mujeres que lideran la dirección en las empresas, tenerlas como ejemplo y referente, solo con figuras femeninas sólidas animaremos a otras a serlo también. 

Necesitamos más visibilidad, mayor protagonismo de la mujer ante la promoción interna y en puestos consejeros, porque hay pocas y discretas. Es muy importante comunicar y poner en valor los casos de éxito.

“Creo que faltan más role models que cuenten su experiencia, que inspiren, que se hable abiertamente sobre las barreras internas y autocreencias limitadoras (el pensar, no opto a este puesto de trabajo porque creo que no valgo…)”.

Es importante premiar la meritocracia, los modelos de liderazgo que sean innovadores, luchar contra los estereotipos, por qué una carrera es de mujeres y otra de hombres. Por qué un puesto de trabajo es de mujeres y de hombres. Es importante identificar al talento femenino junior a través de programas de mentoring y realizar planes de carrera y de sucesión. Para mí es tan importante ser atractivos a la hora de traer talento como de retenerlo. Selección y Promoción tienen que ir de la mano.

“Es importante premiar la meritocracia, los modelos de liderazgo que sean innovadores, luchar contra los estereotipos, por qué una carrera es de mujeres y otra de hombres”.

¿Desea lanzar un mensaje a la mujer profesional, que constituye una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

Si, destacar la importancia del networking. Que no lo dejen nunca, es muy enriquecedor el conocer y compartir diferentes puntos de vista. Fomentar los contactos con mentalidad abierta de escucha, de apoyo y de ayuda. 

¿Quiere añadir algún comentario o reflexión adicional?

Es importante decir que el objetivo que perseguimos todos es el mismo, sin competencia. Tenemos que continuar aportando visibilidad a la Diversidad, compartiendo mejores prácticas, colaborando entre todos a través de iniciativas y asumir que este proceso de integración es natural y que nos va a beneficiar a todos. Juntos evidentemente somos más fuertes.

Y no quería perder la ocasión de decir que somos un sector de ciencias, fundamentalmente de matemáticas, y es en el sector STEM donde las mujeres estamos peor situadas: carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Tenemos que hacer ver a las nuevas generaciones, como nuestras hijas, la importancia de estas carreras para el futuro. Entre todas tenemos que impulsar que esas carreras que son del futuro para las jóvenes generaciones, apuesten por ellas.

“No quería perder la ocasión de decir que somos un sector de ciencias, fundamentalmente de matemáticas, y es en el sector STEM donde las mujeres estamos peor situadas: carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas”.

CUESTIONES “MUY MUJER”:

Un perfume: ¡No soy fiel a un perfume en concreto! Me gustan los que tienen aroma amaderado, no los muy dulces ni empalagosos.

Una canción: Todas las de Queen, en especial “This could be heaven for everyone” (… this world could be free, this world could be one…).

Una actriz: Meryl Streep.

Una afición: Tengo varias: estar con la gente que me quiere y pasear con mi perrita Bimba. Es lo que me hace más feliz. 

Un deseo: Poder abrazar con normalidad, sin miedos… echo mucho de menos los abrazos