Ignacio Ordóñez (ICEA): “Esta crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de las empresas de contar con una plantilla perfectamente eficiente, cualificada y preparada”

‘Muy Segura’ entrevista a Ignacio Ordóñez, director del Área de Formación y RR.HH. de ICEA.

¿Qué medidas ha adoptado ICEA para afrontar la crisis del coronavirus?

En ICEA lo que hemos buscado es la máxima flexibilidad, con el objetivo de ir adaptándonos en cada momento a las circunstancias que se iban produciendo, manteniendo operativo el servicio al 100%, y dando respuesta a las necesidades de nuestros clientes.

El protocolo de actuación se inició nada más comenzar esta crisis y se ha ido adaptando a las circunstancias, lo que ha garantizado el servicio estadístico y de estudios, la investigación de mercados desde nuestra línea de consultoría y en formación, gracias a las diferentes plataformas con las que trabajamos, hemos adaptado toda nuestra oferta formativa, así como las jornadas para que se puedan desarrollar online.

“En ICEA lo que hemos buscado es la máxima flexibilidad, con el objetivo de ir adaptándonos en cada momento a las circunstancias que se iban produciendo”.

¿Cuál es su dinámica de trabajo en la actualidad?

En la actualidad consideramos que es importante tener un modelo mixto, presencial y de trabajo en remoto, que permita potenciar las ventajas de cada modelo, logrando la flexibilidad que necesitamos para conseguir los objetivos en un entorno tan cambiante con el actual.

Creemos que esta experiencia ha sido positiva para los equipos, al facilitar la puesta en común, y el desarrollo de alternativas en unos espacios temporales cortos, donde los aprendizajes han de ser mucho más rápidos que en otras ocasiones.

“En la actualidad consideramos que es importante tener un modelo mixto, presencial y de trabajo en remoto, que permita potenciar las ventajas de cada modelo”.

¿Qué respuesta están obteniendo de sus interlocutores?

La relación con nuestros interlocutores es muy positiva, se mantiene un contacto fluido y cercano.

Además, han participado de manera muy masiva en todos los eventos y formaciones online que hemos ido realizando a lo largo de estos meses. Esto es indicativo de la importancia que en nuestro entorno se da al aprendizaje continuo.

“La relación con nuestros interlocutores es muy positiva, se mantiene un contacto fluido y cercano”.

¿Considera que de esta crisis puede extraerse alguna enseñanza de valor para el futuro?

Enseñanzas creo que muchas, pero quizás una de las más importantes sea la capacidad de adaptación de las personas, y la importancia de ver el futuro con una visión adaptativa, estar en disposición de trabajar en un entorno cambiante.

Se ha visto que el compromiso de los empleados es fundamental y creo que debe ser una prioridad promover un mayor nivel de implicación de los equipos no solo con los objetivos de negocio sino también con la cultura empresarial.

“Se ha visto que el compromiso de los empleados es fundamental”.

¿Qué próximos retos tienen planificados de cara a este 2021?

Seguir aportando valor y conocimiento a la industria aseguradora, a través de nuestro servicio de estudios, contribuir al desarrollo del talento con nuestras soluciones formativas, dando respuestas a las necesidades de todos los niveles y funciones de las organizaciones y proporcionando valor añadido mediante la generación de estudios y servicios para ayudar a la mejora de la gestión del negocio.

“Este 2021 vamos a seguir aportando valor y conocimiento a la industria aseguradora”.

¿Desea añadir alguna información o comentario adicional?

Esta crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de las empresas de contar con una plantilla perfectamente eficiente, cualificada y preparada para asumir retos cada vez más complejos y en un corto periodo de tiempo, y para ello primero debemos conocer cuáles son las habilidades y competencias que poseen nuestros equipos y los gaps a cubrir, con el objetivo de fomentar procesos de reciclaje profesional. El reskilling es una buena estrategia a seguir.

“Esta crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de las empresas de contar con una plantilla perfectamente eficiente, cualificada y preparada para asumir retos cada vez más complejos y en un corto periodo de tiempo”.