La Covid-19, un factor añadido al día más triste del año

Redacción ‘MS’- En el año 2005, una campaña publicitaria empleó un nuevo concepto en el que, a través de una fórmula matemática, se bautizaba al tercer lunes de enero como el ‘Blue Monday’ (Lunes Triste), es decir, el día más triste del año.

La fórmula actual que da pie a la supuesta afirmación anterior ha variado desde sus orígenes, y en la actualidad reúne conceptos como el tiempo atmosférico, la deuda de las personas, el sueldo mensual, el tiempo transcurrido desde Navidad, el tiempo donde se desiste de los propósitos de año nuevo, los bajos niveles de motivación y la sensación de necesidad de hacer algo. Así lo india IMQ a través de un comunicado reciente.

Cuando se pregunta a los profesionales de la Psicología, disciplina científica que se ocupa del análisis y la comprensión de la conducta humana, lo tienen claro; en este sentido, Naiara Díaz de Cerio, psicóloga del centro médico IMQ Amárica, de Vitoria-Gasteiz, se pregunta “¿Estar triste porque el día lo diga? No podemos dejar que el día del año determine nuestro estado de ánimo”.

“Podemos buscar explicaciones para intentar justificar, desde la realidad cotidiana, esta afirmación del ‘Blue Monday’, como son la cuesta de enero, los gastos y excesos realizados durante el periodo de Navidad, el inicio del año, la vuelta a la rutina, a la actividad laboral, al colegio, etcétera. E incluso este año, además, también podemos incluir en la lista de factores la pandemia de Covid-19, con sus efectos en la salud y calidad de vida de todos”.

Naiara Díaz de Cerio, psicóloga del centro médico IMQ Amárica, de Vitoria-Gasteiz.

Naiara Díaz de Cerio advierte de que “lo que está claro es que saber que ese día del año es el que está considerado como el más triste del año puede condicionar nuestro estado de ánimo”.

Aun sabiendo que el famoso ‘Blue Monday’ carece de justificación científica, la psicóloga del centro médico IMQ Amárica propone una serie de consejos “por si caéis en el embrujo de este día (aunque son válidos para todo el año)”. Los siete consejos son:

  • Buscar tiempo propio y espacios para realizar actividades de distracción.
  • No te digas que tienes que estar triste porque sea el ‘Blue Monday’.
  • Realiza actividades sociales (aunque tengan que ser al aire libre o a través de las nuevas tecnologías).
  • Mantente activo o activa. El movimiento favorece nuestro estado de ánimo.
  • Que empieces el día triste no significa que debas acabarlo igual.
  • Si hay algo que te preocupe, compártelo con alguien de tu entorno.
  • Y si ese lunes te despiertas ‘blue’, no olvides que sólo es un día.

La experta recuerda que “no todos los días nos sentimos igual”. Asimismo, incide en que “si llevas semanas sintiéndote triste, si en cada jornada te cuesta iniciar el día, no ves motivaciones y estás muy angustiado o angustiada, entre otras posibles sensaciones, no esperes más y contacta con un profesional con el que trabajar juntos para lograr un bienestar”.

No dejemos que la fecha nos estropee el día“, concluye IMQ.