Natalia Fernández (Fraternidad-Muprespa): “Somos un sector estratégico porque actuamos de sostén económico para miles de familias de España”

‘Muy Segura’ entrevista a Natalia Fernández Laviada, subdirectora general de Prevención, Calidad y Comunicación de Fraternidad-Muprespa.

¿Cómo ha transcurrido su trayectoria profesional? ¿Qué hitos identifica dentro de ella?

Soy licenciada en Derecho. Estudié la carrera en Santander, en mi tierra. Mi vocación frustrada era la judicatura, pero mi verdadera pasión es el trato con las personas, así que me fui especializando con mis estudios: Masters en RRHH, Prevención de Riesgos Laborales, Protocolo y RRII, y Postgrados universitarios en Organización e Innovación en Gestión de empresas, en Dirección y Gestión de Servicios Sanitarios y Sociales, entre otros…siempre poniendo el foco en seguir aprendiendo y en las personas, en evolucionar las organizaciones desde el humanismo.

“Mi vocación frustrada era la judicatura, pero mi verdadera pasión es el trato con las personas, así que me fui especializando con mis estudios”.

¿Cuándo y por qué surge su vínculo con Fraternidad-Muprespa, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social?

Entré en Fraternidad-Muprespa en Cantabria en 2002 tras dejar las oposiciones. Empecé en un puesto administrativo en admisión del centro, pase por el de técnico de gestión, hasta ser designada Directora Provincial. En 2011, Carlos Aranda, director general de Fraternidad-Muprespa, me hizo una propuesta a la que no pude negarme, me nombra Subdirectora General de Organización y Red y me lleva con su círculo más cercano.

Así, lo dejo todo… en Santander nos decimos “STV”, de “Santander de toda la vida” para simbolizar lo difícil que es dejar esta maravillosa tierra, de la que, por cierto, soy embajadora del Ayuntamiento de Santander desde 2013.

Me traslado a Madrid para integrarme en el Comité de dirección de la Mutua, con el respeto de haber sido la primera mujer en serlo en todo el sector.

Desde 2015 ejerzo de Subdirectora General de Prevención, Calidad y Comunicación, mi responsabilidad actual. Además soy Secretaria de la Junta Directiva de la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral (AESPLA). Mi vínculo, como ves, es total. Siento a esta empresa como mi casa, por la evolución y crecimiento personal y profesional vivido en ella.

“Desde 2015 ejerzo de Subdirectora General de Prevención, Calidad y Comunicación, mi responsabilidad actual”.

¿En qué consisten sus funciones principales como subdirectora de Prevención, Calidad y Comunicación?

Me ocupo de tres de las áreas más interesantes y bonitas en una Mutua, si se me permite esta licencia. La Prevención de Riesgos laborales es uno de los pilares sobre los que se asienta una Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, y que en esta época del COVID, se ha convertido en imprescindible. Los técnicos de prevención luchan por frenar la propagación en el ámbito laboral, a través de una constante información y formación pedagógica con empresas, trabajadores, autónomos y con la sociedad en general.

El negociado de la Comunicación, de la imagen de marca y el valor corporativo que transmitimos con ella, es algo vital en este mundo hiperconectado always on.  Lo que no se comunica, no existe, y comunicarnos ahora es más importante que nunca.

Y el área de Calidad y Medio Ambiente es transcendental en cualquier organización del siglo XXI, sobre todo, en una entidad tan preocupada por la sostenibilidad como es Fraternidad-Muprespa.

“La Prevención de Riesgos laborales es uno de los pilares sobre los que se asienta una Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, y que en esta época del COVID, se ha convertido en imprescindible”.

¿Puede hablarnos un poco más de su labor en comunicación de la Mutua? ¿Qué aspectos acaparan su principal atención y con qué objetivos clave?

Antes de disfrutar este cargo, ya participaba en múltiples foros, jornadas, mesas redondas y ahora webinars con temas relacionados con la mutua, seguridad social, salud, prevención de riesgos, diversidad o mujer. Ahora con más ímpetu y pasión, empiezo describiendo el papel de las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social, porque somos las grandes desconocidas del sector económico, sanitario y social de este país.

Según datos de AMAT, la patronal de las Mutuas, en España hay más de 13 millones de trabajadores afiliados a una Mutua y muchos no saben ni cuál es la suya. 

En Fraternidad-Muprespa contamos con casi un millón y medio de trabajadores protegidos y 122.000 empresas mutualistas. Manejamos por ingresos de gestión más de 1.200 millones de euros, gestionamos un hospital puntero, tenemos una plantilla de más de 2.000 profesionales y 122 puntos de atención… Es decir, es obligado dar a conocer cuántas cosas hacemos las Mutuas en general, y Fraternidad-Muprespa en particular, como parte de la administración pública.

De forma más específica, me he especializado en áreas que ahora tienen gran protagonismo en el debate social, pero que durante años han estado en un segundo plano, algo que no concibo porque siempre me han ocupado y preocupado. Te hablo, por ejemplo de diversidad, en todas sus claves, generacional, cultural, sexual o de género, o de cómo ejercer un liderazgo saludable, al estilo Jacinda Ardern.

“En Fraternidad-Muprespa contamos con casi un millón y medio de trabajadores protegidos y 122.000 empresas mutualistas”.

¿Qué valoración realiza del papel que desempeña el sector de las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social dentro de la economía y de la sanidad en España?

Somos un sector estratégico porque actuamos de sostén económico para miles de familias de España.  

Según datos de AMAT, el coste global de la incapacidad temporal en España para la seguridad social y las empresas supera los 18.190 M€, es insostenible. Gestionamos dinero público y por eso lo hacemos con eficacia y eficiencia, colaborando con la Seguridad Social en todas las labores que, por ley, se nos asignan.

Sanitariamente también tenemos un papel valioso. Las Mutuas curamos y rehabilitamos accidentados y gestionamos nuestros hospitales. Su titularidad corresponde a la Tesorería General de la Seguridad Social, por tanto, hay una fuerte vinculación con la sanidad pública, que ha supuesto, por ejemplo, que hayamos atendido a pacientes COVID para ayudar a aliviar la presión asistencial en hospitales del Servicio Público de Salud. Son hospitales de referencia en traumatología y cirugía ortopédica, ya que son estos los principales casos que atendemos. El avance científico en este campo, aportado en gran parte por nuestros profesionales, son un progreso fundamental para toda la sociedad.

Y con respecto a la prevención y a la salud, facilitamos a empresas, trabajadores y autónomos las herramientas para coadyuvar a reducir su siniestralidad y que incorporen a sus vidas, rutinas y trabajos, una correcta cultura de la salud y bienestar laboral. Con soportes y formatos variados y entretenidos…para que cuiden sus articulaciones o conduzcan de forma más segura…por ponerte un ejemplo.

A toda la sociedad nos va mucho en que las mutuas trabajemos bien, para ayudar a reducir el absentismo, para prevenir y curar evitando incapacidades, y para pagar las prestaciones debidas rápidamente, cubriendo situaciones de necesidad. 

“Somos un sector estratégico porque actuamos de sostén económico para miles de familias de España”.  

¿De qué manera está gestionando Fraternidad-Muprespa la actual crisis del coronavirus y cuáles son sus principales líneas de actuación?

Estamos centrados en prestar la máxima ayuda posible a la Administración, por parte de los 2.200 empleados que somos Fraternidad Muprespa, en centrarnos en los más de 120.000 mutualistas que representamos y las 12.000 asesorías con las que colaboramos.

Desde el punto de vista COVID-19, el papel de las MCSS es valorable, como he dicho nuestros hospitales han tratado enfermos y también hemos puesto a disposición de los Servicios Público de Salud a nuestros sanitarios. Y por supuesto, volveremos a hacerlo si la situación lo requiere y se nos pide. Pero sobre todo hemos gestionado y pagado las prestaciones ordinarias y extraordinarias que dan cobertura a los trabajadores en estos terribles momentos. Algo que ha supuesto un gran esfuerzo para nuestra plantilla, lo hicimos en tiempo record para garantizar que nadie que tuviera derecho dejase de cobrar.

El pago total acumulado que Fraternidad-Muprespa ha abonado a autónomos, entre marzo y octubre supone un importe de más de 272,5 millones de euros, reconociéndose casi 115.000 solicitudes.

“Desde el punto de vista COVID-19, el papel de las MCSS es valorable, como he dicho nuestros hospitales han tratado enfermos y también hemos puesto a disposición de los Servicios Público de Salud a nuestros sanitarios”.

En este contexto, ¿qué papel considera que están desempeñando las mujeres dentro del sector? ¿Es éste lo suficientemente visible y cree que está bien valorado?

Nuestro sector está más que bien representado en una segregación horizontal, casi feminizado, tiene muchas y valiosas mujeres administrativas, médicas, enfermeras, fisios, sanitarias, y jefas, pero no tantas o ninguna, en puestos de alta dirección y órganos de gobierno de las mutuas. Estamos infrarrepresentadas en puestos de máxima dirección, y esa tendencia no puede más que invertirse.

Mi subdirección general tiene mirada de mujer, los tres negociados que llevo lo hago con un equipo directivo de tres directoras de departamento, una coordinadora técnica, dos jefas de área y otros tres jefes de área… y del imprescindible equipo administrativo, 20 mujeres frente a 10 hombres.

Las mujeres somos las que, ante momentos difíciles como los actuales, caemos de las listas de trabajadores en activo, asumimos cuidados familiares, más tareas domésticas… cuando la sociedad lo pasa mal, las mujeres lo pasamos peor: el paro femenino aumenta más que el masculino, la tasa de actividad es menor para nosotras, en los trabajos feminizados la brecha salarial aumenta…

Queda camino por recorrer y en Fraternidad Muprespa lo recorremos en serio, con nuestro III Plan de Igualdad, para seguir garantizando la igualdad de oportunidades de las personas que trabajan en la entidad, favorecer la conciliación y corresponsabilidad de todas ellas y mantener e incrementar las acciones de prevención, actuación y protección ante la violencia por razón de género o sexual, en cualquier ámbito.

“Mi subdirección general tiene mirada de mujer, los tres negociados que llevo lo hago con un equipo directivo de tres directoras de departamento, una coordinadora técnica, dos jefas de área y otros tres jefes de área… y del imprescindible equipo administrativo, 20 mujeres frente a 10 hombres”.

CUESTIONES “MUY MUJER”:

Un perfume: Cualquiera que lleve notas de salida, de corazón o de fondo de vainilla, bergamota, incienso o ámbar.

Una canción: I will survive de Gloria Gaynor

Una actriz: Meryl Streep y Concha Velasco, porque me recuerda a mi madre.

Una afición: La pintura.

Un deseo: la vacuna para el covid y volver a la normalidad…