¿Qué son los aceites esenciales?

Por Camino Martínez, creadora de Camino Green, espacio itinerante de talleres presenciales y sesiones online de Cosmética Orgánica y Natural.

Los aceites esenciales son productos químicos que forman las esencias odoríferas de un gran número de vegetales.

Formados en las células de las plantas aromáticas por la acción solar, los aceites esenciales nos brindan inspiración y motivación para vivir. Los aceites esenciales ionizan nuestro aire y mejoran nuestro medio ambiente. Armonizan, equilibran y purifican generando una atmósfera clara y fresca. Sus aromas son vigorizantes tanto para el cuerpo como para la mente, complacen los sentidos y nos traen en contacto con la naturaleza, no solamente nos traen salud, belleza y un aroma delicioso, sino regulan y regeneran el balance de nuestras funciones mentales y orgánicas, renovando, recuperando y manteniendo nuestra salud espiritual, física y mental.

Se pueden encontrar en diferentes partes de la planta:

  • En las hojas (ajenjo, albahaca, eucalipto, hierbabuena, menta, patchouli, romero, salvia…).
  • En las raíces (cúrcuma, jengibre, valeriana…).
  • En el pericarpio del fruto (cítricos).
  • En las semillas (anís, hinojo, comino…).
  • En el tallo (canela).
  • En las flores (lavanda, manzanilla, rosa, tomillo…).
  • En los frutos (perejil, pimienta…).

Los aceites esenciales se forman en las plantas verdes (con clorofila) del vegetal y al crecer son transportados a otras partes de la planta. En cada órgano se encontrará en proporciones diferentes e incluso de composición diferente (la corteza de canela es muy diferente a la hoja de canela). Es muy importante aislar bien cada órgano a la hora de la destilación del aceite esencial para no mezclarlos.

Los aceites esenciales tienen funciones muy importantes en la planta, prevenir ataques de insectos, prevenir ataques de bacterias, ayudar a la polinización, cicatrizar heridas, como reserva de energía, previenen la deshidratación y ayudan a sobrevivir en condiciones extremas.

En nuestra vida cotidiana estamos rodeados de sustancias químicas sintéticas, algunas no aportan ningún beneficio real, se usan porque son baratas y fácilmente maleables, otras son dañinas, tanto para nosotros como para el medio ambiente. Están en los alimentos (conservantes, colorantes…), cosmética (siliconas, alcoholes, colorantes, disruptores endocrinos…), en nuestro hogar (muebles, alfombras, en el agua del grifo…), en el aire que respiramos (contaminación sobre todo). No hay ningún ámbito de nuestra vida donde no las encontremos.

“Los aceites esenciales se forman en las plantas verdes (con clorofila) del vegetal y al crecer son transportados a otras partes de la planta”.

Los aceites esenciales son parte de la naturaleza, se pueden usar en cosmética, para limpieza del hogar, como ambientadores, para cocinar, para el cuidado de nuestras mascotas, para prevenir o curar pequeñas dolencias y calmarnos a nivel emocional.

Los aceites esenciales, en general, constituyen del 0,1 al 1% del peso seco de la planta. Son líquidos con escasa solubilidad en agua aunque le comunican el aroma, solubles en alcoholes, en disolventes orgánicos o en alcohol. Esto último es algo que casi nunca tenemos en cuenta, nunca debemos mezclar los aceites esenciales en agua, no se van a disolver.

Cuando están frescos, a temperatura ambiente, Su coloración varía, generalmente son casi incoloros (ligeramente amarillos), o tienen colores como azulado (el de manzanilla), verde claro (el de albahaca), o rosa claro como el de la rosa búlgara, otros aceites esenciales tienen colores muy pigmentados como rojizos, marrones, verdes… Al oxidarse se tornan a un color amarillento oscuro, por ello siempre tienen que venir en un recipiente de cristal.

Los aceites esenciales están compuestos por muchas sustancias químicas. Las mayoritarias son del grupo de los alcoholes, ésteres, cetonas, fenoles, terpenos y aldehídos. Cada aceite además tiene una serie de oligoelementos más pequeños que son todo un misterio. Son estos componentes lo que hacen diferentes a estos aceites aportando complejidad y propiedades únicas.

“Los aceites esenciales son parte de la naturaleza, se pueden usar en cosmética, para limpieza del hogar, como ambientadores, para cocinar, para el cuidado de nuestras mascotas, para prevenir o curar pequeñas dolencias y calmarnos a nivel emocional”.

Los aceites esenciales no solamente son complejos por su composición química sino por mas propiedades que les hacen altamente activos, como la frecuencia electromagnética, las propiedades eléctricas o actividad óptica.

Deja una respuesta