Carmen José López (Lustrum Abogados): “A lo largo de estos casi trece años no hemos abandonado la vocación inicial de ofrecer un servicio multidisciplinar”

‘Muy Segura’ colabora en esta sección con Fundación Inade con el propósito de contribuir a la visibilización del numeroso talento femenino existente en el sector. Fundación Inade está firmemente comprometida con la visibilidad de la mujer en la gerencia del riesgo y el seguro, para lo cual está celebrando reuniones periódicas con mujeres con diversos cargos de responsabilidad en sus empresas. El objetivo es compartir sus puntos de vista y plantear nuevas ideas que puedan apoyar esta causa.

Este mes entrevistamos a Carmen José López Rodríguez, socia administradora de Lustrum Abogados; miembro del Comité de Justicia Deportiva de la Xunta de Galicia; y miembro del Jurado de los Premios Galicia Segura.

¿Qué momentos clave identifica a lo largo de su andadura profesional? ¿Cuáles han sido los más amables”, así como los más complicados” para una profesional como usted?

Comencé en mi profesión en el 2004, y no fue hasta septiembre del 2008 cuando detectamos que nuestra perspectiva podía tener un hueco en el sector y constituimos el despacho. Ese fue para mí el momento clave: nos lanzamos, en plena crisis económica con muchísima ilusión, pero también con mucho respeto. Esta circunstancia nos hizo desde el inicio más conscientes de la necesidad de innovar y ser adaptables a los cambios y tendencias del mercado, algo que hoy es una cuestión imprescindible para cualquier empresa. Finalmente, los acontecimientos demostraron que aquello no era solo una crisis, sino un verdadero cambio de modelo que hoy se está haciendo más patente todavía.

En cuanto a los momentos más amables y más complicados de mi trayectoria, de los dos ha habido bastantes. Entre los momentos más dulces destacaría empezar a trabajar con Portugal, un territorio hacia el que tengo un especial aprecio y que me ha brindado grandes aprendizajes y momentos profesionales muy satisfactorios.

Por su parte, considero que uno de los momentos más complicados está siendo esta situación extraordinaria de crisis sanitaria. A lo largo de estos meses ha habido mucha inseguridad jurídica, principalmente los primeros meses, y eso nos generó mucha frustración a la hora de intentar dar soluciones concretas a nuestros clientes empresa. La inestabilidad es un gran enemigo para las empresas en general y, por momentos, resultaba muy complicado reducir la incertidumbre, dada la cantidad de disposiciones legales que se iban sucediendo y modificando en pocos días. 

“Comencé en mi profesión en el 2004, y no fue hasta septiembre del 2008 cuando detectamos que nuestra perspectiva podía tener un hueco en el sector y constituimos el despacho. Ese fue para mí el momento clave: nos lanzamos, en plena crisis económica con muchísima ilusión, pero también con mucho respeto”.

¿Cuáles son sus principales funciones como socia administradora de Lustrum Abogados? ¿Puede hablarnos de la trayectoria de la firma, así como de sus desafíos más destacados a lo largo de este 2021?

Somos dos socios administradores. Yo me encargo principalmente del área de derecho mercantil y corporativo, en la que se incluye además una parte importante del trabajo que realizamos para distintos organismos del sector público.

Como decía, la firma se constituye en el 2008 con sedes en Santiago de Compostela y Lugo, fruto de la unión de distintos profesionales del derecho que llevábamos años trabajando en diferentes ámbitos; nació como un despacho multidisciplinar centrado, principalmente, en la empresa como destinataria de los servicios. A lo largo de estos casi trece años no hemos abandonado la vocación inicial de ofrecer un servicio multidisciplinar, si bien la práctica ha ido determinando aquellas materias, como el derecho administrativo, mercantil o laboral, en las que se centra una parte muy importante de nuestra actividad.

Por otra parte, a lo largo de nuestra trayectoria ha ido ganando peso la parte propiamente de consultoría jurídica, ya que cada vez nuestros clientes requieren más un asesoramiento preventivo que una intervención litigiosa, en coherencia con una mayor madurez y profesionalización en el ámbito de empresarial.

En cuando a los desafíos más destacados a lo largo de este 2021, uno de ellos será, sin duda, el ser capaz de reaccionar cada vez más rápido a las necesidades que nos trasladan nuestros clientes, que, dada la situación, no siempre son fácilmente previsibles.

“A lo largo de nuestra trayectoria ha ido ganando peso la parte propiamente de consultoría jurídica, ya que cada vez nuestros clientes requieren más un asesoramiento preventivo que una intervención litigiosa, en coherencia con una mayor madurez y profesionalización en el ámbito de empresarial”.

Nos consta que es Miembro del Comité de Justicia Deportiva de la Xunta de Galicia. ¿En qué acciones están poniendo el foco en la actualidad?

Las principales funciones del Comité giran entorno a la disciplina deportiva y cuestiones de carácter organizativo-competencial, dando respuesta a los asuntos que le son sometidos a través de los cauces previstos en la normativa sectorial de aplicación. Por lo tanto, la actualidad suele tener una incidencia importante en los asuntos que trata. Obviamente, en este momento, la crisis del coronavirus es la gran protagonista en todos los ámbitos y el deporte no es ajeno a esta realidad.

“Las principales funciones del Comité giran entorno a la disciplina deportiva y cuestiones de carácter organizativo-competencial, dando respuesta a los asuntos que le son sometidos a través de los cauces previstos en la normativa sectorial de aplicación”.

¿Cuándo y por qué surge su vínculo con la Fundación INADE? ¿Cuál considera que es el principal valor añadido de la Fundación para la economía y para la sociedad?

Conocí la Fundación INADE siendo presidenta de la Federación Gallega de Jóvenes Empresarios (AJE Galicia), concretamente a través de los Diálogos 2020 de la Cátedra Fundación Inade-UDC que periódicamente se realizaban en la Universidad de A Coruña, de gran relevancia e interés para el sector empresarial y la actividad económica.

Destacaría la importante labor de estudio y sensibilización respecto de la gestión de riesgos, además de su empeño por la formación de profesionales en esta materia; una labor especialmente valiosa para la empresa y la sociedad gallega, ya que la historia nos demuestra la importancia de la gestión de los riesgos para la propia supervivencia de las empresas, y es fundamental que estas sean cada vez más conscientes de ello, crear cultura aseguradora para que la sociedad, en general, tenga mayor conocimiento de los riesgos que están presentes en el desarrollo de su profesión y su vida personal.

“Destacaría la importante labor de estudio y sensibilización que desarrolla la Fundación Inade respecto de la gestión de riesgos, además de su empeño por la formación de profesionales en esta materia”.

Como miembro del Jurado de los Premios Galicia Segura, ¿qué puede contarnos acerca de estos galardones? ¿Tienen planificado de qué manera se desarrollarán durante este año?

Los Premios Galicia Segura están íntimamente ligados con la vocación de visibilización y sensibilización que comentaba antes, ya que están dirigidos a galardonar los valores profesionales de organizaciones, instituciones, empresas y profesionales, por su dedicación a la gestión del Riesgo y el Seguro. Para esta edición ya se ha convocado la reunión del jurado para el próximo 23 de marzo, jurado que decidirá los distintos galardonados una vez analizadas las candidaturas que presente el Patronato y que, como anteriores ediciones, serán comunicados por la Presidenta del Jurado, Dª Pilar González de Frutos.

“Los Premios Galicia Segura están dirigidos a galardonar los valores profesionales de organizaciones, instituciones, empresas y profesionales, por su dedicación a la gestión del Riesgo y el Seguro”.

¿Cuál es su visión de la situación actual del mercado de la gestión de riesgos en nuestro país?

Precisamente uno de los últimos estudios de la Fundación Inade, elaborado en colaboración con la Universidad de Santiago de Compostela, revela que que, entre los años 1972-2008, el 12,5% de las empresas que echaron el cierre en nuestro territorio lo hicieron por gestionar inadecuadamente los riesgos. Ello pone de manifiesto la necesidad de que por parte de los directivos exista una mayor conciencia de la importancia de este extremo, de aliarse con la industria aseguradora y ponerse en manos de profesionales bien formados en la identificación y análisis de los riesgos, así como en su transferencia.

“Uno de los últimos estudios de la Fundación Inade, elaborado en colaboración con la Universidad de Santiago de Compostela, revela que que, entre los años 1972-2008, el 12,5% de las empresas que echaron el cierre en nuestro territorio lo hicieron por gestionar inadecuadamente los riesgos”.

Como mujer profesional: ¿desea lanzar un mensaje a otras mujeres, que constituyen una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

Afortunadamente, estamos recogiendo los frutos del trabajo bien hecho y, sobre todo, del legado de otras mujeres que abrieron caminos, gracias a lo que hoy en día cada vez encontramos menos obstáculos y menos ámbitos en los que se perpetúen las situaciones de desigualdad. Cada vez hay más mujeres en puestos directivos demostrando su valía. Estamos cada vez más cerca de la igualdad real, y debemos sentirnos orgullosas de ello, aunque queda un gran reto por delante: que la conciliación familiar sea vista como un reto para toda la sociedad.

“Afortunadamente, estamos recogiendo los frutos del trabajo bien hecho y, sobre todo, del legado de otras mujeres que abrieron caminos, gracias a lo que hoy en día cada vez encontramos menos obstáculos y menos ámbitos en los que se perpetúen las situaciones de desigualdad”.

¿Quiere añadir algún comentario o reflexión adicional?

En la situación en la que estamos son necesarios mensajes optimistas, la situación es complicada, mucho, desde el punto de vista económico vienen tiempos de cambio, pero hasta de las peores crisis surgen oportunidades. Algunos de los modelos de negocio más exitosos de hoy en día surgieron a raíz de la crisis del 2008; quedémonos con eso y con aquello que podamos hacer para intentar salir de esta situación lo más fortalecidos posible a pesar del drama humano. Esto último es lo realmente grave y desolador.

“Algunos de los modelos de negocio más exitosos de hoy en día surgieron a raíz de la crisis del 2008; quedémonos con eso y con aquello que podamos hacer para intentar salir de esta situación lo más fortalecidos posible a pesar del drama humano”.