Inmaculada Casado (MetLife): “El trabajo que realizamos desde MetLife siempre ha estado marcado por la sostenibilidad”

‘Muy Segura’ entrevista a Inmaculada Casado Guil, Head of Compliance & Sustainability Champion at MetLife Spain and Portugal.

Nos consta que la estrategia de sostenibilidad de la compañía está presente desde la toma de decisiones, lo que entendemos puede repercutir de manera transversal en todas sus acciones. ¿Puede explicarnos un poco más acerca de este concepto y cuál es su significado para la aseguradora?

MetLife cultiva su estrategia de sostenibilidad desde la toma de decisiones, con objetivos a largo plazo, pero tangibles, y es esto lo que define la ambición y los objetivos de la compañía. Implementar la sostenibilidad de esta forma nos permite crear valor, avanzar en cuestiones relacionadas con la inclusividad, proteger nuestro entorno común y nuestra sociedad y, en última instancia, construir un futuro más seguro para todos.

“MetLife cultiva su estrategia de sostenibilidad desde la toma de decisiones, con objetivos a largo plazo, pero tangibles, y es esto lo que define la ambición y los objetivos de la compañía”.

¿Qué tradición posee la aseguradora en esta apuesta y de qué manera han ido evolucionando sus actuaciones?

En MetLife llevamos más de 150 años trabajando para construir un futuro seguro para nuestros clientes, empleados y comunidades, y para poder conseguir ese futuro más seguro para todos es necesario construir un futuro sostenible. A lo largo de toda su historia, la compañía ha mantenido un fuerte compromiso con proteger y fortalecer a la sociedad, adaptándose a un mundo lleno de cambios. De este modo, las acciones tomadas por la empresa en materia de sostenibilidad han ido adaptándose y respondiendo a las necesidades de nuestro entorno. Como algunos ejemplos de esto, MetLife hoy en día cumple su objetivo y, desde 2016 mantiene un estado de carbono neutral y ha reducido su consumo de energía global un 33% con respecto a las cifras de 2012 y un 27% las emisiones de carbono. Además, durante este último año la compañía ha promovido que 103 de los principales proveedores con los que trabaja divulguen sus actividades de reducción y emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

“A lo largo de toda su historia, la compañía ha mantenido un fuerte compromiso con proteger y fortalecer a la sociedad, adaptándose a un mundo lleno de cambios”.

En materia de RSC, ¿cuáles son los focos estratégicos para MetLife en el corto, medio y largo plazo? Concretamente, ¿qué retos más inmediatos acometerá a lo largo de 2021?

Las prioridades en materia de sostenibilidad en MetLife se centran en mitigar las emisiones de GEI, políticas eficaces de gestión energética, mejorar el desempeño ambiental y financiero de las instalaciones, facilitar la reducción, reciclaje y reutilización de deshechos a nivel mundial, desarrollar y promover fondos de inversión socialmente responsables, trabajar con proveedores para reducir el impacto ambiental e involucrar a sus trabajadores en temas ambientales y opciones de estilo de vida saludables.

Todas ellas se recogen de forma más específica y cuantificable en nuestros once objetivos medioambientales para 2030 dentro de la estrategia de sostenibilidad, que trabaja en luchar contra el cambio climático, mantener el estado de carbono neutral, hacer nuestros edificios cada vez más sostenibles e implicar a nuestros empleados en todos estos procesos, a través de programas de formación y oportunidades de voluntariado.

“Tenemos once objetivos medioambientales para 2030 dentro de la estrategia de sostenibilidad”.

En un plano más práctico: ¿puede explicarnos el funcionamiento de su equipo global de sostenibilidad y cómo está estructurado?

El equipo global de sostenibilidad se creó en 2019 y es el encargado del enfoque estratégico de MetLife en esta materia. Es el responsable de la supervisión de muchas acciones de la Fundación MetLife, así como de variados asuntos de RSC y de supervisar las políticas en las que se integran. Este equipo emite el Informe anual de sostenibilidad de MetLife y todos los datos, compromisos y avances de la compañía los recoge en el Enviromental, Social and Goverance Data Center (ESG Data Center). El trabajo de este equipo es muchas veces transversal y desde MetLife se intenta que la sostenibilidad quede integrada dentro de cada función.

“El equipo global de sostenibilidad se creó en 2019 y es el encargado del enfoque estratégico de MetLife en esta materia”.

Crisis del coronavirus: ¿en qué medida se ha visto afectada su estrategia a causa de la actual pandemia sanitaria?

El trabajo que realizamos desde MetLife siempre ha estado marcado por la sostenibilidad. Es un trabajo que ayuda a proteger trabajos, sueldos y a nuestro entorno y comunidades. El coronavirus y la pandemia han cambiado este año nuestras vidas por completo, y han hecho que nuestro trabajo sea más importante que nunca, y la seguridad de nuestros empleados, clientes y comunidades aún más relevante.

Por eso, la compañía se ha volcado en ayudar lo máximo posible durante estos meses, desde la preparación de programas para tratar el bienestar emocional, físico y financiero de nuestros empleados; la creación de soluciones flexibles que permitan a nuestros clientes mantener su estabilidad económica durante un periodo tan lleno de incertidumbre como este; y el apoyo a nuestras comunidades alrededor del mundo gracias a la Fundación MetLife, con donaciones tanto económicas como de material sanitario y la transformación de sus edificios en distintos lugares del mundo para habilitar la estancia de personal sanitario o como hospitales temporales, entre otras medidas. Esperamos que esta crisis se acabe lo antes posible, pero dure lo que dure, MetLife mantendrá su compromiso.

“El coronavirus y la pandemia han cambiado este año nuestras vidas por completo, y han hecho que nuestro trabajo sea más importante que nunca, y la seguridad de nuestros empleados, clientes y comunidades aún más relevante”.

¿Desea añadir algún comentario o reflexión adicional?

Desde MetLife seguiremos apostando por ser una empresa sostenible, responsable y sobre todo que todas nuestras acciones dejen huella de una manera u otra. Es un compromiso de la compañía con y para la sociedad.