María Castañeda (Colegio de Mediadores de Seguros de Navarra): “Llegar a la presidencia ha sido un proceso fácil gracias a mis compañeros”

‘Muy Segura’ entrevista a María Castañeda, nueva presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Navarra.

¿Cómo fueron los inicios de su andadura profesional?

Mi inclinación hacia el mundo asegurador empezó cuando me tocó decidir qué carrera universitaria estudiar. Mi padre, Javier Castañeda, se encontraba trabajando como colaborador para una Correduría de Seguros y gestionaba una cartera de clientes que, conforme pasaban los años, iba creciendo. Entonces, pensé en estudiar Administración y Dirección de Empresas, una licenciatura que, además de permitirme acceder a gestionar dicha cartera, me ofrecía otras salidas en caso de que el sector seguros no me atrajera.  En aquel momento, con 18 años, gestionar esa cartera junto con mi padre me pareció una oportunidad que no podía desperdiciar.

Una vez finalizada, en 2003 me presenté para la obtención del título de Corredor de Seguros. Posteriormente, durante un año también me formé en temas financieros a través de un postgrado. Pero fue en septiembre de 2004 cuando me metí a fondo dentro del sector asegurador, en concreto, en la Correduría de Seguros en la que trabajaba mi padre. Estuve con él hasta marzo de 2007. Un mes más tarde, comenzamos nuestro proyecto personal: Castañeda & Asociados.

“Mi inclinación hacia el mundo asegurador empezó cuando me tocó decidir qué carrera universitaria estudiar”.

¿Qué hitos identifica a lo largo de la misma y qué han significado para usted?

Mi mayor hito ha sido fundar, tan joven, mi propio negocio familiar y compartir mi vida laboral con dos de las personas que más quiero: mi padre y mi hermana.

¿Puede hablarnos de Castañeda y Asociados, Correduría de Seguros, desde su fundación y qué significado tiene este proyecto para usted, bajo la dirección de su padre y con la colaboración de su hermana?

El comienzo fue duro, como suelen ser todos, ya que hubo que recuperar una cartera de clientes que se encontraba en otra correduría. De hecho, nos tocó de lleno también la crisis económica. Hubo un arduo trabajo y, en año y medio, se pudo recuperar cerca del 95 % de la misma a la vez que captábamos nuevos clientes.  

Fue un reto profesional y personal enorme, pero no lo cambiaría por nada del mundo. Poder desarrollar un proyecto de este tipo con tu familia es un gran orgullo.

“Poder desarrollar un proyecto de este tipo con tu familia es un gran orgullo”.

¿Cómo ha transcurrido este año tan especialmente duro para todos, dentro de la correduría? ¿Qué retos esperan afrontar en 2021?

Para mí ha sido más duro a nivel personal que profesional ya que mi padre se contagió de Covid y estuvo muy grave. Afortunadamente ha salido todo bien y se ha recuperado sin secuelas. Este año, todos hemos antepuesto la salud a cualquier otro aspecto de nuestra vida. Es lo más valioso para salir adelante.

Lo positivo es que en el ámbito profesional tampoco hemos notado en la correduría un fuerte impacto en nuestra cartera. Seguimos trabajando duro para reforzar el vínculo con nuestros clientes en 2021 y estamos pensando en sacar adelante nuevos proyectos: adentrarnos en sectores específicos de actividad, potenciar la comunicación, etc.

“Seguimos trabajando duro para reforzar el vínculo con nuestros clientes en 2021 y estamos pensando en sacar adelante nuevos proyectos”.

Centrándonos en su actual nombramiento como presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Navarra, nos gustaría conocer cómo ha evolucionado su vínculo con el Colegio hasta la posición actual. ¿Qué significado tiene este nuevo proyecto para usted?

Llevo alrededor de ocho años como parte de la Junta Directiva del Colegio y, dentro de la misma, he desempeñado los cargos de secretaria y tesorera. Ser ahora la presidenta para mí es, además de un honor, una responsabilidad porque el Colegio de Mediadores de Seguros de Navarra es el organismo con mayor representación del sector ante las Administraciones en la Comunidad foral.

Llegar a la presidencia ha sido un proceso fácil gracias a mis compañeros. Todos hemos hecho un gran equipo que ha conseguido, a lo largo de los últimos años, que el Colegio salte a la primera línea, haya una mayor visibilidad… Y, lo que es más importante, recibir un buen feedback de nuestros colegiados.

Llego en un momento de incertidumbre y de continuos cambios. Estamos inmersos en otra crisis económica que, probablemente, impacte también en el sector. Así, a esta Junta Directiva le tocará lidiar con un contexto hostil.  Pese a las adversidades, estoy muy ilusionada y con ganas de seguir aportando mi experiencia al sector desde otro puesto.

“Ser ahora la presidenta para mí es, además de un honor, una responsabilidad porque el Colegio de Mediadores de Seguros de Navarra es el organismo con mayor representación del sector ante las Administraciones en la Comunidad foral”.

¿Qué desafíos más importantes afronta desde su nueva responsabilidad dentro del mismo?

Seguir dando visibilidad a la figura del mediador de seguros colegiado y su importancia dentro de la sociedad. Tengo la sensación de que seguimos siendo una figura desconocida para buena parte de la población, en parte, porque el seguro ha sido durante años un sector complejo. En muchas ocasiones cuando una persona contrata un seguro no sabe con quién lo está contratando.

“Nuestro desafío más importante es seguir dando visibilidad a la figura del mediador de seguros colegiado y su importancia dentro de la sociedad”.

Como mujer profesional del sector: ¿desea lanzar un mensaje a otras mujeres que estén desarrollando su actividad en el mercado de seguros, desde distintas áreas y responsabilidades?

En primer lugar, me gustaría señalar que nunca he tenido dificultades dentro de este sector por el hecho de ser mujer. Siempre me he sentido valorada por mis capacidades y el trabajo desarrollado. A otras mujeres les diría que, si este sector les apasiona, nada ni nadie les debe impedir lograr lo que ellas quieran proponerse. Entre todas debemos ser un ejemplo para romper, definitivamente, ese techo de cristal que algunas mujeres sufren. 

“A otras mujeres les diría que, si este sector les apasiona, nada ni nadie les debe impedir lograr lo que ellas quieran proponerse”.

¿Considera que el papel de la mujer está lo suficientemente visible y es reconocido dentro de este mercado?

Realmente, al menos en lo que yo conozco, no creo que la mujer esté poco valorada. Insisto que si una persona tiene actitud, aptitud, capacidades y cualidades llegará lejos independientemente del género.

Quizás, al igual que en otros sectores, ha habido falta de visibilidad de la mujer en los puestos de alta dirección. Sin embargo, la tendencia ha cambiado en los últimos años y, por ejemplo, hemos tenido a Elena Jiménez de Andrade como presidenta del Consejo General, a Flavia Rodríguez-Ponga como directora general de la DGSFP, tenemos a Pilar Gonzalez de Frutos como presidenta de UNESPA…

“Al igual que en otros sectores, ha habido falta de visibilidad de la mujer en los puestos de alta dirección. Sin embargo, la tendencia ha cambiado en los últimos años”.