Lucía Bayce (GFT España): “Trabajar desde siempre en el mundo de la comunicación me ha permitido acceder a personalidades muy influyentes y conocer lugares increíbles”

‘Muy Segura’ entrevista a Lucía Bayce, directora de Marketing y Comunicación de GFT España, en Grupo GFT.

¿Cómo fueron los inicios de su andadura laboral? ¿Cuál es el mejor recuerdo que conserva de aquella primera etapa, así como aquel momento que le implicó un mayor reto?

Fue emocionante. Comencé como periodista en la sección “Internacional” de un periódico histórico en Uruguay, lo que me ha permitido tener siempre una visión global sobre lo que se cuece en el mundo, obligándome a un curso rápido sobre la geopolítica. A pesar de que estamos en pleno siglo XXI, los grandes temas se parecen a los del XX, como la eterna disputa de los principales países del mundo por marcar la agenda económica y política entre los grandes bloques, así como disputarse el liderazgo ideológico entre el Norte y el Sur.

“Comencé como periodista en la sección “Internacional” de un periódico histórico en Uruguay, lo que me ha permitido tener siempre una visión global sobre lo que se cuece en el mundo, obligándome a un curso rápido sobre la geopolítica”.

¿Qué hitos han acontecido en el transcurso de su trayectoria y qué significado han tenido para usted?

Son muchos. Yo creo que ser periodista es un privilegio, y trabajar desde siempre en el mundo de la comunicación me ha permitido acceder a personalidades muy influyentes, y conocer lugares increíbles, que si no fuese por mi profesión, hubiese sido casi imposible hacerloLos verdaderos hitos de mi carrera personal y profesional, han sido reconvertirme, adaptarme al presente y tener muy claro que nada se consigue sin esfuerzo y sin el trabajo de un gran equipo.

“Yo creo que ser periodista es un privilegio, y trabajar desde siempre en el mundo de la comunicación me ha permitido acceder a personalidades muy influyentes, y conocer lugares increíbles”.

¿Por qué decide apostar por GFT España, donde acaba de aterrizar siendo nombrada directora de Marketing y Comunicación? ¿Qué significa este nuevo proyecto para usted?

Un gran desafío y una enorme responsabilidad. Tomé la decisión a conciencia y hoy puedo asegurar que fue una gran decisión; pero salir del área de confort y de lo que has hecho durante 15 años, requiere determinación, mucha disciplina, esfuerzo y resiliencia, así como extraordinarias dosis de humildad para asumir que en muchas cosas vuelves a la casilla de salida.

Desde su posición, ¿cuáles son sus principales desafíos de cara a este año? ¿En qué tres grandes ejes se van a centrar sus responsabilidades?

Creo que la función de marketing está adoptando un rol más ejecutivo y estratégico dentro de las organizaciones. Cada vez hay más consejeros delegados que montan la estrategia en contacto con el cliente, aunque detectar necesidades y anticiparse a lo que el cliente piensa para crearlo, siempre ha sido fundamental para los directivos de marketing. Uno de los principales desafíos a los que se enfrentan las marcas en un año tan convulso y volátil es, sin duda, planificar a largo plazo. Navegar a través de la incertidumbre es un acto en el que la mayoría de las compañías no se encuentran cómodas, algo totalmente razonable. Buscar nuevas oportunidades y desarrollar estrategias efectivas y relevantes para hacer crecer un negocio a medida que la economía mundial comienza a reconstruirse, se tornará más que importante en 2021.

Y por último, estoy convencida de que lo importante es saber escuchar y poner en práctica lo que el cliente te ha dicho. Tenemos que contar en nuestros equipos con gente creativa, capaz de escuchar, trasladar e incorporar dentro de la empresa eso que el consumidor ha compartido con nosotros. 

“Creo que la función de marketing está adoptando un rol más ejecutivo y estratégico dentro de las organizaciones”.

¿De qué manera está afectando la actual crisis sanitaria en el proceso de transformación digital de las compañías?

Si algo ha demostrado esta crisis y la forma de trabajar a la que nos obliga es que la digitalización es una apuesta que tiene todo el sentido, porque aporta flexibilidad, agilidad y eficiencia. En un momento de crisis como el actual, en el que las empresas tendrán que ajustar sus presupuestos, muchas apostarán por salvaguardar las inversiones en tecnología digital.

Este uso masivo de las tecnologías como consecuencia de la crisis sanitaria ha dado lugar al inicio de una modificación en los modelos de trabajo. Creo que a medida que se recupere la normalidad, espero que se produzca una cierta convivencia que nos permita aprovechar lo mejor de los dos mundos –el tecnológico y el analógico– y resulte en un sistema más basado en la medición de objetivos y en la fijación de resultados.

“El uso masivo de las tecnologías como consecuencia de la crisis sanitaria ha dado lugar al inicio de una modificación en los modelos de trabajo”.

Concretamente, ¿puede hablarnos de este proceso de transformación digital dentro del sector asegurador? ¿En qué punto considera que se encuentra y cuáles cree que son sus áreas de mejora?

En el sector asegurador, el COVID-19 ha impulsado la transformación digital de las compañías.  En los últimos meses, hemos observado una fuerte inversión en proyectos que pueden ayudar a las empresas a ser más digitales, más flexibles, más eficientes y más innovadoras. La realidad es que las aseguradoras han continuado focalizando sus esfuerzos en digitalizar los canales de distribución, en automatizar los procesos de la cadena de valor, en analizar más y mejor, y en la adopción de la nube.

Estamos operando en terrenos desconocidos. La evolución del COVID-19 y sus impactos en la actividad financiera y de negocio en las empresas están siendo difíciles de evaluar y pueden cambiar de la noche a la mañana. Sin embargo todos necesitamos definir acciones y soluciones que nos permitan gestionar nuestros negocios hoy, en las próximas semanas y meses. Esta crisis global se convirtió en una oportunidad largamente buscada para rediseñar dramáticamente sus operaciones en torno al activo más importante de todos: los clientes. En el sector asegurador nos tenemos que centrar en la innovación para nuestros clientes.

“La evolución del COVID-19 y sus impactos en la actividad financiera y de negocio en las empresas están siendo difíciles de evaluar y pueden cambiar de la noche a la mañana”.

Como mujer profesional, ¿qué mensaje desea lanzarles a otras mujeres que constituyen una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

Que siempre hay que soñar y trabajar, que al final se puede y se llega a la meta personal y profesional deseada. El mayor obstáculo al que me he tenido que enfrentar ha sido la tendencia generalizada en el mercado a etiquetar los perfiles profesionales en función de la experiencia pasada y a no tener en cuenta la diversidad de capacidades ni el potencial que una persona adquiere a lo largo de su vida. Por ello, no ha que dejar de soñar y trabajar nunca. Porque finalmente hoy en día las empresas requieren compromiso total, liderazgo y principalmente saber trabajar en equipo.

“El mayor obstáculo al que me he tenido que enfrentar ha sido la tendencia generalizada en el mercado a etiquetar los perfiles profesionales en función de la experiencia pasada y a no tener en cuenta la diversidad de capacidades ni el potencial que una persona adquiere a lo largo de su vida”.

¿Desea añadir algún comentario o reflexión adicional?

2020 quedará reflejado como el año del cambio y de los mayores desafíos a los que nos hemos enfrentado en la última década. La Comunicación se ha consolidado como la herramienta indispensable y estratégica de las empresas para el logro de los objetivos del negocio y el cuidado de los trabajadores, y ha pasado a formar parte de las agendas de los equipos de liderazgo.

A pesar de ello, mi mensaje es que confiemos y que seamos optimistas con el presente y futuro. Saldremos adelante por nosotros mismos, por nuestros propios medios -como siempre-, con nuestro trabajo, con nuestro esfuerzo y sacrificio. Ahora más que nunca es fundamental que entendamos que la unión hace la fuerza.

“Mi mensaje es que confiemos y que seamos optimistas con el presente y futuro. Saldremos adelante por nosotros mismos, por nuestros propios medios -como siempre-, con nuestro trabajo, con nuestro esfuerzo y sacrificio”.