Mujeres no titulares de corredurías Espabrok que desempeñan roles clave para la buena marcha del negocio

Redacción ‘MS’- En este Reportaje Especial Mes de Mayo Mujeres ESPABROK se plasman entrevistas con mujeres que, si bien no son titulares de corredurías, forman parte de los equipos y son relevantes por sus responsabilidades para la buena marcha del negocio.

Contamos con los testimonios de: Begoña Jornet Miralles, Responsable departamento Particulares en Seguros Ponsoda; Concepción Sastre Raposo, responsable de Organización y Contabilidad de Jomarel Seguros; Isabel Noriega Paniagua, Departamento de Administración, Asesores de Seguros de Santander (ASEGURAS); Laura Penadés Orquín, Departamento de Administración de Seguros Francés; Maialen Egea Larrainzar, Responsable del Departamento de Administración y Tecnología de Correduría de Seguros Nasabi Correduría de Seguros; Marina Salafranca Alegre, Departamento de Administración de Punto 90 Correduría de Seguros.

Begoña Jornet Miralles, Responsable departamento Particulares en

Seguros Ponsoda

¿Por qué decidió desarrollar su trabajo en la industria del seguro?

En un principio no estaba pensado, nunca me había planteado trabajar en el mundo de los seguros. Empecé muy joven, con 18 años y en principio era un trabajo temporal, por cubrir vacaciones y un exceso de trabajo en los meses de verano. Pero, una vez dentro de la empresa, todo cambió.

Empecé haciendo trabajos de archivo y organización de documentos, y en ese tiempo, por curiosidad, comencé a leer alguna póliza, a pararme a leer muchos documentos que llegaban a mis manos, sin saber muy bien qué eran y a ver muchas curiosidades y cada vez me llamaba más la atención.

Mientras hacía estos trabajos de archivo, intentaba prestar atención a todos mis compañeros que ya llevaban unos años trabajando en la oficina, y así fue como aprendí a coger el teléfono, a realizar la primera atención del cliente presencial y muchas otras cosas, que eran trabajos muy sencillos en ese momento.

A partir de ahí, todo fue aprendizaje a base de leer condicionados de productos, pólizas, pero, sobre todo, de experiencias vividas en el día a día, y de observar y escuchar a los compañeros y gerentes.

Lo que definitivamente hizo que me apasionara este mundo de los seguros, fue la relación con los clientes, el poder ofrecer soluciones a sus necesidades. Desde el inicio, se nos enseño que lo más importante era la satisfacción del cliente con nuestro trabajo.

Gracias a todo eso, ahora soy la persona que soy y he podido llegar tan lejos en esta empresa. Aunque eso no quita que día a día siga aprendiendo más cosas.

El mundo del seguro no para de cambiar, tanto en tema de coberturas, leyes, como necesidades de los clientes, y es un aprendizaje continuo.

¿Cuándo se vincula a la correduría?

Siempre he tenido vinculación con la correduría, pues mi padre era cliente de toda la vida, y amigo personal de Rafael Ponsoda (gerente de la correduría).

Muchas veces estuve en esta misma oficina siendo más pequeña, sin saber que mi futuro laboral estaría aquí. Mi relación laboral empezó el 01/06/2007

¿Cuáles son sus responsabilidades principales?

Mis principales funciones están relacionadas con el Departamento de Particulares, aunque también realizo trabajos de otros departamentos como Empresas o Contabilidad.

Como responsable del Departamento, me encargo de conocer los productos que ofrecemos a nuestros clientes, y organizar los trabajos a seguir, y ayudar a mis compañeros ante dudas o problemas.

Gestiono reclamaciones y reuniones con las compañías, intentando conseguir beneficios para los clientes.

¿Qué percepción posee acerca de los retos clave que afronta hoy el mercado asegurador? Concretamente, ¿cuál debe ser el foco del corredor de seguros en un momento como éste?

Nuestro foco principal es el mismo que desde el inicio, la tranquilidad y satisfacción del cliente ofreciéndole un buen producto que se adapte a sus necesidades. Un buen servicio por nuestra parte para que se sienta acompañado, tanto a la hora de elegir el seguro, como en el momento del posible siniestro y toda la tramitación de éste. Finalmente, ganarnos esa confianza que hoy en día es tan difícil de conseguir, pero con un buen trabajo, siempre es más fácil.

Nuestra marca se diferencia por la negociación a través de Espabrok o desde nuestra propia oficina de mejoras en coberturas.

Es cierto que el mercado, y principalmente el del seguro, ha sufrido muchos cambios, tanto en precios, coberturas, incluso nuevos productos, pero igualmente nuestra función principal sigue siendo el cliente.

¿Cuál es su visión acerca del posicionamiento de la mujer en el sector y cuál está siendo su vivencia concreta?

Espabrok y principalmente nuestra oficina Ponsoda Correduría de Seguros S.L, siempre ha apostado por la igualdad de género, apostando más por la profesionalidad, talento y compromiso.

Desde Espabrok se realizan muchas iniciativas. Hace pocos meses se celebró el Comité Mujeres Espabrok, donde se ha creado el proyecto MujeresESPABROK para realizar acciones de valor; por ejemplo, se ha creado un Decálogo de Igualdad y un Sello de Compromiso ESPABROK, y cada vez hay adheridas más corredurías a través del cumplimiento de aspectos relacionados con la igualdad, la no discriminación y la conciliación dentro de las corredurías de la Red.

Hoy en día, la mujer está más integrada en el sector. Todavía queda mucho camino por recorrer, pero cada día mas mujeres consiguen alcanzar puestos que se merecían desde hace tiempo. Tenemos que seguir luchando para conseguir una igualdad total. Y podremos hacerlo, contando con empresas como ésta.

Nuestra empresa, actualmente está dirigida por Esther Ponsoda, una mujer que con su esfuerzo, constancia y trabajo ha llegado para ocupar este cargo tan importante y hacer mas visible que la mujer puede conseguirlo.

«Espabrok y principalmente nuestra oficina Ponsoda Correduría de Seguros S.L, siempre ha apostado por la igualdad de género, apostando más por la profesionalidad, talento y compromiso».

Begoña Jornet Miralles, Responsable departamento Particulares en Seguros Ponsoda.

Concepción Sastre Raposo, responsable de Organización y Contabilidad de Jomarel Seguros

¿Por qué decidió desarrollar su trabajo en la industria del seguro?

Al terminar mis estudios de  Ciencias Empresariales, un familiar me dio la oportunidad de trabajar en la industria de seguros.

¿Cuándo se vincula a la correduría?

A partir del momento que entro en la correduría estoy un periodo de prueba y desde entonces estoy vinculada a esta empresa desde hace más de 30 años.

¿Cuáles son sus responsabilidades principales?

Todo lo referente a la administración, contabilidad, liquidaciones de colaboradores y compañías.

¿Qué percepción posee acerca de los retos clave que afronta hoy el mercado asegurador? Concretamente, ¿cuál debe ser el foco del corredor de seguros en un momento como éste?

Como indica la ley de Mediación de Seguros, nuestra función se enfoca en ofrecer asesoramiento independiente profesional e imparcial al cliente, analizando sus necesidades, orientando y velando por sus intereses.

En la actualidad, el modelo de clientes ha cambiado y los conocimientos técnicos en materia de distribución están enfocados a la Tecnología, el Marketing y la buena gestión contable fiscal, ya que de no hacerlo así podríamos incurrir en sanciones muy graves.

La labor del corredor de seguros en este momento de cierre de oficinas de compañías es un valor añadido a la industria del seguro por su cercanía, por su presencia física, por sus instalaciones, etc.

¿Cuál es su visión acerca del posicionamiento de la mujer en el sector y cuál está siendo su vivencia concreta?

Creo que la mujer siempre ha estado presente en el sector de seguros, si bien es cierto que ocupando fundamentalmente labores administrativas y comerciales; en los últimos años se está avanzando en el rol de la mujer directiva y en la presencia de consejos de Administración y Comités de Dirección, pero aún queda mucho por hacer en ese sentido.

«En los últimos años se está avanzando en el rol de la mujer directiva y en la presencia de consejos de Administración y Comités de Dirección, pero aún queda mucho por hacer en ese sentido».

Concepción Sastre Raposo, responsable de Organización y Contabilidad de Jomarel Seguros.

Isabel Noriega Paniagua, Departamento de Administración,

Asesores de Seguros de Santander (ASEGURAS)

¿Por qué decidió desarrollar su trabajo en la industria del seguro?

Fue una oportunidad nueva que surgió después de muchos años trabajando en otro área profesional que nada tenía que ver; pasé de una empresa de 40-50 empleados a estar el jefe y yo. Al principio, y más en el momento en el que yo me incorporé, el sector aún estaba muy poco profesionalizado y siempre surgía la reticencia de ver qué te encontrabas, era la época del «puerta a puerta» y la servilleta… Esa era la visión que teníamos de los seguros. Tuve la oportunidad de ir aprendiendo poco a poco y me gustó. El sector ha cambiado mucho, se ha profesionalizado, la formación obligatoria y continua ha aportado muchas mejoras y cada vez estamos mejor valorados.

¿Cuándo se vincula a la correduría?

Empecé a trabajar con mi jefe siendo él agente de seguros hace 25 años, lo que nos permitió ir creciendo poco a poco, hasta terminar él siendo corredor y creando ASEGURAS, en la que hoy trabajo. Acabamos de cumplir 13 años y mi intención es jubilarme en ella. Ahora tengo 16 compañeros y con la ilusión de tener más.

¿Cuáles son sus responsabilidades principales?

Estoy en el área administrativa, el control de datos de clientes, facturación, recibos, siniestros, alguna póliza todavía emito, un poco de todo. Intento tender puentes entre todos y facilitar que todo fluya lo mejor posible. Este año pasado ha sido especialmente duro, hemos vivido una fusión de corredurías que ha aportado un gran trabajo y nuevos compañeros a ASEGURAS.

¿Qué percepción posee acerca de los retos clave que afronta hoy el mercado asegurador? Concretamente, ¿cuál debe ser el foco del corredor de seguros en un momento como éste?

La preparación, debemos de salir al mercado con la misma seguridad que el sector bancario. Los profesionales del sector estamos minusvalorados, un cliente nunca pone en duda lo que le dice el asesor del banco, porque trasmiten seguridad; en cambio, duda de nosotros, porque nosotros mismos no somos capaces de trasmitir la misma seguridad. Durante todos estos años, el sector y los profesionales han mejorado y el nivel de confianza ha subido, pero el cliente aún no nos ve como pilar base para sus consultas. Tenemos que trasmitir seguridad y eso nos hará fuertes frente a las grandes plataformas online donde nada esta personalizado.

La búsqueda de personal es complicada, normalmente provienen de la competencia y ya tienen titulación para trabajar en las corredurías, pero si necesitas incorporar alguien nuevo, primero debe formarse y no es una formación que se de Formación Profesional, o ni siquiera se da «por encima» en algún modulo. El personal que trabaja en seguros tiene que estar preparado y muy interesado en la oferta de trabajo porque, si no es así, no perderá el tiempo formándose.

Por otro lado, nos estamos enfrentando a la descapitalización de personal por parte de las aseguradoras. Cada vez tenemos mas herramientas, pero es a costa de cargar a las corredurías con la gestión. El acceder a soluciones inmediatas por cuenta de las compañías es muy difícil, lo que antes se arreglaba haciendo una llamada personal se ha perdido, ahora nos perdemos en autorizaciones de Áreas Técnicas en las cuales el trato personal no existe.

¿Cuál es su visión acerca del posicionamiento de la mujer en el sector y cuál está siendo su vivencia concreta?

Es un sector muy femenino, en casi todas las oficinas somos mayoría las mujeres; aunque lo normal es que sea en el área administrativa, cada vez son más las mujeres que acceden a cargos. En mi caso no he tenido muchos problemas, me siento valorada. La conciliación en las empresas si son pequeñas es difícil; en mi caso me coincidió en plena fase de crecimiento de la empresa, en la que no había ni tiempo para formar. Es un sector en el que el personal es difícil de sustituir, el mercado no esta preparado para ello. Ahora mismo esta mucho mejor y tengo compañeras conciliando sin problemas; también la empresa es más grande, con lo que puedes compensar el trabajo entre el personal. Personalmente he tenido necesidades de tiempo y el jefe me ha ayudado siempre.

Mi experiencia es buena, si necesito algo nunca he tenido problemas, intentamos siempre que el balance sea positivo, tanto para mí como para la empresa.

¿Desea añadir algún comentario, reflexión o valoración adicional?

Trabajamos en un sector atractivo, tocamos muchas áreas, tenemos contacto con mucha gente, es dinámico, a veces un poco desagradecido, vamos corriendo a todos lados, nos pilla el toro, pero echando la vista atrás no lo cambiaría por nada.

«Es un sector muy femenino, en casi todas las oficinas somos mayoría las mujeres; aunque lo normal es que sea en el área administrativa, cada vez son más las mujeres que acceden a cargos».

Isabel Noriega Paniagua, Departamento de Administración, Asesores de Seguros de Santander (ASEGURAS).

Laura Penadés Orquín, Departamento de Administración de

Seguros Francés

¿Cuándo se vincula a la correduría?

Fue un poco por casualidad, en 2004 estaba finalizando mis estudios y me enteré de que había un puesto vacante en la empresa que se ajustaba a mi perfil. Era un sector desconocido para mí y me pareció una oportunidad fantástica para empezar a desarrollar mi carrera profesional.

¿Cuáles son sus responsabilidades principales?

Soy la persona responsable de la Administración de la Correduría; además, me encargo de la Informática y la Tecnología. En cuanto a los productos aseguradores, soy la especialista en los productos de Ahorro/Inversión y Ciberriesgos.

¿Qué percepción posee acerca de los retos clave que afronta hoy el mercado asegurador? Concretamente, ¿cuál debe ser el foco del corredor de seguros en un momento como éste?

El sector asegurador desde hace años está inmerso en una evolución constaste y viene demostrando su capacidad de adaptación a los cambios.

La digitalización seguirá siendo un elemento clave para el mundo asegurador, será fundamental progresar en el área de la Inteligencia Artificial. La transformación tecnológica nos hace, sin duda, ser más competitivos y nos permite dedicarle más tiempo a nuestro cliente para asesorarle, fidelizarle y consolidar su confianza, que debe continuar siendo nuestro punto fuerte.

Los mediadores deben abordar cómo cubrir las necesidades de la nueva generación de consumidores: más ágil, exigente, digital y multicanal. Además, también deben tener en cuenta a la hora de planificar sus estrategias cuestiones como el envejecimiento de la población, así como la actual coyuntura económica.

Por último, en un mercado cada vez más competitivo, la formación es fundamental para los corredores de seguros, ofrecer un valor añadido a nuestros clientes, que cada día están más informados y demandan un producto personalizado y un servicio de calidad.

¿Cuál es su visión acerca del posicionamiento de la mujer en el sector y cuál está siendo su vivencia concreta?

Las estadísticas reflejan que somos más mujeres que hombres en activo; además, en el sector asegurador el empleo femenino ha crecido más que en el resto. Son datos muy positivos y de los que debemos sentirnos orgullosas. No obstante, el reto para las mujeres se centra ahora en su presencia en los puestos directivos, donde hoy en día continúa habiendo una brecha importante.

Desde mi experiencia puedo decir que Seguros Francés es reflejo de los datos del sector: siempre han apostado por el talento de las personas con independencia de su género y han flexibilizado los horarios para una mejor conciliación familiar.

¿Desea añadir algún comentario, reflexión o valoración adicional?

Debemos seguir siendo constantes, perseverantes, proponernos retos, creer en nosotras y superarnos día a día. Nadie dijo que esto fuera fácil, pero tenemos las ganas y la capacidad para lograrlo.

¡Muchas gracias a #MujeresESPABROK por esta iniciativa y por dejarme aportar mi granito de arena!

«Seguros Francés es reflejo de los datos del sector: siempre han apostado por el talento de las personas con independencia de su género y han flexibilizado los horarios para una mejor conciliación familiar».

Laura Penadés Orquín, Departamento de Administración de Seguros Francés.

Maialen Egea Larrainzar, Responsable del Departamento de Administración y Tecnología de Correduría de Seguros Nasabi Correduría de Seguros

¿Por qué decidió desarrollar su trabajo en la industria del seguro?

Si soy sincera, nunca me había planteado trabajar en este sector. De hecho, hace poco más de dos años desconocía por completo cómo funcionaba este complejo mundillo.

Conozco a los dueños de la Correduría desde que soy muy pequeña. Nos une el colegio donde estudiamos y, sobre todo, el baloncesto. Coincidió que justo cuando yo estaba terminando mis estudios, ellos necesitaban incorporar a una persona al equipo. Se arriesgaron a formarme desde cero, y aquí estoy un tiempo más tarde con todavía mucho que aprender, pero agradecida por la oportunidad y la confianza que depositaron en mí desde el primer momento.

¿Cuándo se vincula a la correduría?

El 1 de marzo de 2021 empecé a trabajar en Nasabi – Espabrok.

¿Cuáles son sus responsabilidades principales?

Me encargo principalmente de las labores administrativas y de contabilidad. Además, llevo el proceso de implementación de las nuevas herramientas tecnológicas y la gestión de las Redes Sociales de la empresa. Cuando comencé a trabajar en la Correduría, pasé también por el resto de departamentos para poder contar con las nociones básicas de cada uno de ellos.

¿Qué percepción posee acerca de los retos clave que afronta hoy el mercado asegurador? Concretamente, ¿cuál debe ser el foco del corredor de seguros en un momento como éste?

En el entorno de extrema adversidad que estamos viviendo desde hace unos años, el principal foco del corredor de seguros debería seguir siendo proporcionar a sus clientes la protección que necesitan para enfrentar los riesgos actuales y futuros, brindando orientación, información y opciones adaptadas a sus necesidades y circunstancias individuales.

Para poder contar con el tiempo necesario para acompañar y asesorar correctamente al cliente durante toda la vigencia del contrato, es necesario que nos adaptemos a la nueva era tecnológica y simplifiquemos todo lo posible los procesos administrativos, pues estos no tienen ningún valor añadido para nuestros asegurados.

Cada día este tipo de tareas son más complejas, las compañías delegan más carga administrativa sobre nosotros y esto requiere de más tiempo invertido en ello por parte de los trabajadores. Tiempo que se resta de otras labores que podrían aportar mucho más a la empresa. Por ello, considero que es indispensable que nos formemos, optimicemos dichos procesos y nos sumemos a las nuevas herramientas tecnológicas que están surgiendo.

Además, tenemos la suerte de contar con personas expertas en este ámbito en Espabrok, que hacen que el proceso sea mucho más sencillo que si lo hiciéramos por nuestra cuenta. Así que, a mi parecer, se debe invertir en esta área que a futuro nos ahorrará mucho tiempo y nos permitirá profesionalizar la manera de gestionar nuestra cartera de clientes. La sociedad avanza a pasos agigantados y los pequeños y grandes negocios se están adaptando a ello, por lo que nosotros no podemos quedarnos atrás.

¿Cuál es su visión acerca del posicionamiento de la mujer en el sector y cuál está siendo su vivencia concreta?

Es una realidad que el sector asegurador (como muchos otros) ha sido tradicionalmente dominado por hombres. Al llevar poco más de dos años en Nasabi-Espabrok, no puedo contar con una visión temporal muy amplia de este asunto. Pero según indican muchas compañeras de la Asociación, es algo que ha ido cambiando gradualmente en las últimas décadas.

A pesar de que el número de mujeres no deja de ir en paulatino aumento, hoy por hoy sigue existiendo un desequilibrio entre la presencia de mujeres en el sector asegurador y los cargos directivos que ocupan. Afortunadamente, esta tendencia está cambiando y cada vez son más las mujeres que están alcanzando puestos de liderazgo y tomando medidas para crear cambios positivos en sus empresas.

Personalmente, trabajo en un ambiente mayoritariamente masculino y hasta que no se me ha planteado la pregunta “¿cuál está siendo su vivencia concreta?” ni siquiera me había parado a pensar en ello. Y creo que esto es una buena señal. En ningún momento he sentido un trato diferente por ser mujer en la oficina. Siento que se valora mi trabajo y que nadie me pone barreras para que pueda lograr todo mi potencial en este campo.

¿Desea añadir algún comentario, reflexión o valoración adicional?

Continuando con la última cuestión planteada e incluso extrapolando esta realidad de nuestro sector a toda la sociedad considero que, para seguir avanzando en materia de igualdad, también es importante frenar de vez en cuando y analizar todo lo que se ha conseguido cambiar hasta la fecha. Hablar de ello, ponerlo en valor y reconocer el importante e incansable trabajo de todas las personas que están detrás de cada movimiento.

Así que me gustaría aprovechar estas líneas para agradecer a la Asociación y a todas las personas que están detrás de la iniciativa Mujeres-Espabrok, porque de verdad considero que el enfoque que se está dando a cada acción va completamente en la línea de los valores que toda empresa debe tener si desea promover la igualdad de género en el trabajo. Creo que se está avanzando en la dirección correcta y estoy segura de que la conciencia y la acción sobre estos temas solo seguirán aumentando en el futuro.

«Para seguir avanzando en materia de igualdad, también es importante frenar de vez en cuando y analizar todo lo que se ha conseguido cambiar hasta la fecha. Hablar de ello, ponerlo en valor y reconocer el importante e incansable trabajo de todas las personas que están detrás de cada movimiento».

Maialen Egea Larrainzar, Responsable del Departamento de Administración y Tecnología de Correduría de Seguros Nasabi Correduría de Seguros.

Marina Salafranca Alegre, Departamento de Administración de

Punto 90 Correduría de Seguros

¿Por qué decidió desarrollar su trabajo en la industria del seguro?

Yo venía de otro sector diferente al de los seguros y surgió la oportunidad de empezar en la oficina de Ejea de los Caballeros. Una vez instalada en la correduría, veo que el sector asegurador es un sector estable, flexible, donde poder crecer y desarrollarte. Además, el ambiente de la correduría es familiar, lo cual lo hace atractivo.

¿Cuándo se vincula a la correduría?

Hace 4 años.

¿Cuáles son sus responsabilidades principales? 

Gestionar las tareas contables y administrativas.

¿Qué percepción posee acerca de los retos clave que afronta hoy el mercado asegurador? Concretamente, ¿cuál debe ser el foco del corredor de seguros en un momento como éste?

Uno de los retos principales a los que nos enfrentamos hoy en día, es la negociación con los clientes en cuanto a precio se refiere, a la hora de contratar los seguros o en renovación de pólizas, ya que se ha producido un endurecimiento del mercado. Es un gran reto negociar el tema de las primas de los seguros por las subidas generadas. Veo a los compañeros de contratación “pelear” con los clientes y las compañías para llegar a un acuerdo entre ambos y me parece una tarea complicada. Lo mismo pasa con el departamento de los Siniestros.

El foco del corredor de seguros, desde mi punto de vista, debe ser la persistencia y tener objetivos definidos. Con esto me refiero a que deben establecer sus objetivos de negocio tanto a corto como a medio y largo plazo. De esta manera, se mantendrán alerta constantemente, haciendo frente a los habituales retos empresariales. Además, una de las misiones principales es prestar atención a los clientes potenciales para poder satisfacer sus necesidades.

¿Cuál es su visión acerca del posicionamiento de la mujer en el sector y cuál está siendo su vivencia concreta?

A pesar de que la presencia femenina, especialmente en puestos de responsabilidad, todavía representa un porcentaje minoritario en el sector, poco a poco se van viendo más mujeres liderando empresas, áreas o equipos de trabajo, lo que resulta muy inspirador. En nuestra Correduría, la mayoría de los trabajadores somos mujeres que llevamos tiempo trabajando en ella. Personalmente, adopto la responsabilidad y compromiso con la Correduría desempeñando las funciones laborales gracias al fomento de la participación dentro de ella.

¿Desea añadir algún comentario, reflexión o valoración adicional?

Me parece imprescindible para el funcionamiento del sector el trabajo en equipo. Todas las tareas que se desempeñan en la Correduría, desde la compañía hasta el cliente, van enlazadas y ejercer el trabajo en equipo es súper importante, cosa que, a día de hoy, desde mi punto de vista, cumplimos.

«A pesar de que la presencia femenina, especialmente en puestos de responsabilidad, todavía representa un porcentaje minoritario en el sector, poco a poco se van viendo más mujeres liderando empresas, áreas o equipos de trabajo, lo que resulta muy inspirador».

Marina Salafranca Alegre, Departamento de Administración de Punto 90 Correduría de Seguros.