Anna Gener (Savills Aguirre Newman): “Estamos altamente comprometidos con nuestra actividad profesional y con la mejora de nuestra sociedad”

‘Muy Segura’ desarrolla esta sección en colaboración con EJE&CON, Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras. El objetivo es visibilizar, a través de una entrevista mensual, el talento de las profesionales que la integran.

La Asociación Española de Ejecutiv@s y Consejer@s se fundó en 2015 con la misión de promover la presencia de las mujeres en puestos de Alta Dirección y Consejos de Administración. Desde entonces, trabaja para ser agente impulsor de cambio, generando una conciencia social que prime las capacidades y habilidades. Entre los proyectos más relevantes de la asociación destacan los Premios EJE&CON -que distinguen a grandes empresas, pymes y medios de comunicación por su trabajo para impulsar el talento sin género- y el Código EJE&CON de Buenas Prácticas para la Gestión del Talento y la Mejora de la Competitividad de la Empresa.

Este mes entrevistamos a Anna Gener, presidenta CEO de Savills Aguirre Newman en Barcelona.

(Fotografías de Paul Mac Manus).

¿Cómo fueron los inicios de su andadura profesional? ¿Qué considera que aprendió en aquel momento?

Después de licenciarme en Ciencias Económicas en la Universidad Pompeu Fabra, estuve trabajando durante 6 años como auditora financiera; tres años en la firma Grant Thornton y tres años más en KPMG.

El proceso de auditoría es muy estricto y me enseñó a trabajar con mucho rigor y disciplina. También me preparó para ser flexible y adaptativa, pues cada dos o tres semanas cambiaba de manager y el equipo de trabajo.

Algunas semanas auditaba empresas industriales en un polígono, otras semanas una empresa de publicidad en la Diagonal y otras veces una empresa de remolcadores en el Puerto. Estas experiencias me dieron la oportunidad de conocer diferentes sectores económicos y culturas organizativas.

Guardo muy buenos recuerdos de esa etapa, en especial los lazos de amistad con mis compañeros de promoción, que hicieron mucho más livianas las jornadas laborales de doce horas que solíamos hacer.

“El proceso de auditoría es muy estricto y me enseñó a trabajar con mucho rigor y disciplina”.

Si pudiera destacar tres hitos a lo largo de su trayectoria y hasta el momento actual: ¿cuáles mencionaría y por qué?

El primer hito lo marca mi incorporación a Savills Aguirre Newman (anteriormente Aguirre Newman) como analista de inversiones inmobiliarias.

La descripción del puesto de trabajo por el que opté era muy financiero (cálculo de escenarios de inversión, preparación de cash flows, TIRs, etc.), una labor muy parecida a la que hacía cuando era auditora. No obstante, enseguida vi que mi nuevo trabajo requería de grandes habilidades comerciales y relacionales. Pasé varios meses pensando que me había equivocado de trabajo, pues no me veía muy capacitada para desempeñarlo. Pero con el paso del tiempo, constaté que se me daba bien y empecé a disfrutar con mi trabajo como nunca antes lo había hecho. Fue un momento crucial porque tomé conciencia de cuáles eran mis verdaderas competencias y habilidades.

Un segundo hito lo marca la crisis que se inició a finales de 2007, momento en el que fui nombrada directora general con 33 años.

Fue una época muy dura: muchos de nuestros clientes entraron en concurso de acreedores y algunos cesaron su actividad. En esta situación tan complicada y con mi nueva responsabilidad recién estrenada, aprendí que en los momentos más críticos el equipo cobra más importancia que nunca; cuidarnos entre nosotros y compartir unos valores fue esencial para salir reforzados como equipo; salimos de la crisis más unidos y mejor preparados que nunca.

Tras la crisis nuestra actividad volvió a acelerarse y volvimos a obtener excelentes resultados. Es cuando tiene lugar el tercer hito; el momento en el que tomo conciencia de que debo dejar un legado, más allá de los resultados de mi organización. Me di cuenta de que para ser una buena profesional no bastaba con atender a mi negocio, sino que también debía generar un impacto positivo en el contexto económico y social en el que estaba, sin esperar a cambio un retorno.

Con ese objetivo, me involucré en diversas organizaciones que tienen por objetivo la mejora de nuestra sociedad, en aspectos económicos, sociales y culturales. Pertenezco a varias instituciones que cuentan con más de 150 años de vida, como el Ateneu Barcelonès o el Círculo Ecuestre, y también a otras que son de reciente creación, como Barcelona Tech City o Barcelona Global. En el ámbito cultural, soy miembro del patronato del Museo Picasso y del Consejo de Mecenazgo de la Fundació Catalunya Cultura. En todas estas instituciones trato de aportar todo lo que puedo.

“Me di cuenta de que para ser una buena profesional no bastaba con atender a mi negocio, sino que también debía generar un impacto positivo en el contexto económico y social en el que estaba, sin esperar a cambio un retorno”.

¿Cómo ha sido su recorrido en Savills Aguirre Newman Barcelona hasta su posición actual como CEO de la compañía?

Me incorporé a finales de 2003 como analista de inversiones y al poco tiempo fui nombrada directora del departamento de suelo, lo que me dio la oportunidad de participar en la transformación del Distrito 22@. Finalmente asumí la dirección de nuestra oficina en Barcelona a finales de 2007. Llevo más de 17 años trabajando en la misma organización y aún no he entrado en dinámica de rutina ni un solo día, pues nuestra actividad nos marca retos de manera constante.

Tenemos la suerte de contar con un equipo de grandes profesionales, expertos en diferentes disciplinas inmobiliarias, con los que llevo trabajando muchos años. Juntos hemos pasado dos crisis y estamos preparados para liderar la próxima recuperación. La dinámica de trabajo y la complicidad que hemos tejido son claves para trabajar de manera eficiente y disfrutar haciéndolo. Estamos altamente comprometidos con nuestra actividad profesional y con la mejora de nuestra sociedad.

“Llevo más de 17 años trabajando en la misma organización y aún no he entrado en dinámica de rutina ni un solo día, pues nuestra actividad nos marca retos de manera constante”.

Inmersos en una crisis sanitaria sin precedentes, con notable afectación a los distintos ámbitos de la sociedad y la economía: ¿qué áreas o temáticas han constituido su foco de interés a lo largo del pasado 2020? ¿Cuáles serán sus desafíos más importantes durante este 2021?

2020 ha sido un año que nos ha puesto a prueba en muchos sentidos. La pandemia y el confinamiento han provocado cambios en el comportamiento humano que han impactado fuertemente en los diferentes segmentos inmobiliarios. El mundo de las oficinas, del retail y de la logística están en pleno proceso de reinvención, lo que supone un gran reto para los profesionales inmobiliarios.

En el corto plazo, estoy enfocada a salir de esta crisis de la manera más rápida posible, y en el medio y largo plazo, en consolidar nuestra posición de liderazgo en Barcelona.

La pandemia nos ha puesto muchos retos como sociedad; en el mundo Post-Covid las ciudades deberán reconvertirse profundamente para proporcionar una mayor calidad de vida a sus habitantes, atendiendo a cuestiones tan relevantes como la cohesión social y la emergencia climática.

Todos estos desafíos requieren que el mundo público y el privado trabajen de manera coordinada, en la búsqueda de soluciones. En mi voluntad de aportar, escribo artículos en prensa de manera recurrente y soy muy activa compartiendo opinión en mis redes sociales.

“La pandemia nos ha puesto muchos retos como sociedad; en el mundo Post-Covid las ciudades deberán reconvertirse profundamente para proporcionar una mayor calidad de vida a sus habitantes, atendiendo a cuestiones tan relevantes como la cohesión social y la emergencia climática”.

¿Cuándo y por qué surge su vínculo con Eje&Con? ¿Qué aspectos son los más destacables para usted, dentro de todas las actividades que lleva a cabo la Asociación?

Hace muchos años que estoy comprometida en lograr un mayor equilibrio entre hombres y mujeres en los ámbitos de decisión económicos y empresariales.

En cuanto tomé conciencia de que debía hacer algo para mejorar las cosas, me involucré en diversas organizaciones que compartían este objetivo. Formar parte de Eje&Con me permite estar en contacto con una red de personas -mujeres y hombres- que quieren construir una economía más fuerte y una sociedad más justa.

Eje&Con pone de manifiesto que los equipos humanos diversos son más eficientes y están mejor preparados para hacer frente a los múltiples retos que tienen las empresas a día de hoy.

“Formar parte de Eje&Con me permite estar en contacto con una red de personas -mujeres y hombres- que quieren construir una economía más fuerte y una sociedad más justa”.

Como mujer profesional: ¿desea trasladarle un mensaje a la mujer, que constituye una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

A las mujeres jóvenes las animo a que crean en sus capacidades y las desarrollen plenamente, a que emprendan con entusiasmo su vida profesional y a que se entreguen a su trabajo con placer, pues es una fuente inagotable de crecimiento personal. Desgraciadamente, aún deberán franquear barreras adicionales a sus compañeros hombres. Las animo a que encuentren soluciones, vale la pena el esfuerzo; la independencia económica da libertad individual.

A las mujeres de más de 40 años les diría que tenemos una responsabilidad enorme en relación a las mujeres más jóvenes. Debemos acompañarlas con generosidad en su camino y debemos ser capaces de proporcionarles referentes de mujeres que no sólo trabajan, sino que saben disfrutar de su vida personal, familiar y social. Os animo a que entre todos -cuento también con los hombres- construyamos redes de apoyo para lograr estos objetivos. Lo merecemos nosotras y las generaciones que vendrán detrás nuestro.

“A las mujeres de más de 40 años les diría que tenemos una responsabilidad enorme en relación a las mujeres más jóvenes. Debemos acompañarlas con generosidad en su camino”.

¿Quiere añadir algún comentario o reflexión adicional?

Me gustaría poner de manifiesto la necesidad de que el mundo empresarial y económico tenga una mayor vinculación con el mundo cultural. La cultura es esencial en nuestras vidas porque nos explica a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Una sociedad culta es una sociedad más libre y tiene más oportunidades de progreso. Actualmente ambos mundos estamos muy desconectados y deberíamos hacer un esfuerzo por enriquecernos mutuamente, estoy convencida de que tenemos muchas cosas que aportarnos mutuamente.

“Me gustaría poner de manifiesto la necesidad de que el mundo empresarial y económico tenga una mayor vinculación con el mundo cultural”.