Beatriz Acevedo (Mutualidad de la Abogacía): “Me siento afortunada de poder realizar un trabajo que genera un impacto en las personas y en la sociedad”

‘Muy Segura’ entrevista a Beatriz Acevedo, responsable de RSC en Mutualidad de la Abogacía.

¿Cómo fueron los inicios de su andadura profesional?

He desarrollado prácticamente toda mi carrera profesional en el sector asegurador al que llegué por casualidad. Con 23 años comencé a trabajar en una aseguradora muy reconocida de nuestro país, concretamente como gestor de clientes, una posición que me permitió conocer este negocio desde la primera línea, atendiendo a los asegurados, conociendo sus necesidades y buscando soluciones para situaciones de diversa índole; sin duda, la mejor escuela para mis inicios en este sector.

Después, en esa misma aseguradora tuve la oportunidad de incorporarme a su Departamento de Comunicación y Sostenibilidad, así como a su Fundación, donde pude seguir desarrollándome profesionalmente en lo que son mis dos grandes pasiones: la comunicación corporativa y la responsabilidad social. Fueron años intensos y gratificantes, en los que, junto a grandes profesionales, aprendí muchísimo, participé en proyectos de gran envergadura y fui parte de importantes hitos de la compañía.  

“He desarrollado prácticamente toda mi carrera profesional en el sector asegurador al que llegué por casualidad”.

¿Cuál es el mejor recuerdo que conserva de aquella etapa? ¿Y el momento que implicó un mayor reto o desafío?

Entre tantos recuerdos bonitos y grandes personas que marcaron aquellos años, quedarme con uno solo es complicado. Entré con 23 años y salí 12 años después, por lo que es una vida de recuerdos. No obstante, uno de los mejores momentos en mi carrera, y también de los más retadores, fue cuando comencé a formar parte del equipo de Comunicación y Sostenibilidad, así como de la Fundación de la entidad.

Yo todavía era un perfil junior en este ámbito, pero la compañía decidió confiar en mí. Me incorporé a un equipo muy potente, muy orientado a resultados y responsable de proyectos con un gran impacto. No cabe duda de que fue todo un desafío, pero también un máster. Durante todos los años que formé parte de aquel equipo, aprendí mucho de lo que hoy incorporo en mi día a día.

“Uno de los mejores momentos en mi carrera, y también de los más retadores, fue cuando comencé a formar parte del equipo de Comunicación y Sostenibilidad, así como de la Fundación de la entidad”.

 ¿Qué hitos identifica en el transcurso de su trayectoria profesional y qué enseñanza considera que puede extraer de ellos?

A parte del que he comentado anteriormente, mi incorporación a Mutualidad de la Abogacía marca otro de los grandes hitos de mi carrera. Llegué a la Mutualidad hace algo más de un año con la misión de lograr que la compañía diera un paso más en su estrategia de sostenibilidad y en su posicionamiento en el sector.

El balance de estos meses es más que satisfactorio, ya que en un breve periodo de tiempo hemos sido capaces de poner en marcha nuestra política de RSC, un Plan de Sostenibilidad, crear una Comisión de Ética y RSC, ser una entidad neutra en carbono, entrar a formar parte del Consejo Empresarial Español para el Desarrollo Sostenible o poner en marcha un importante plan de comunicación para posicionar a la Mutualidad en este ámbito, entre otros hitos.

Además, todo esto rodeada de magníficas personas, de las que aprendo cada día y con las que trabajo muy a gusto y de una forma muy colaborativa.

Respecto a la enseñanza de esta nueva aventura, diría que es todo aquello relacionado con haberme tenido que enfrentar a otra cultura y nuevas formas de hacer las cosas, lo que me está convirtiendo en una profesional mucho más flexible y predispuesta a los cambios, habilidades clave para esta nueva era.

“Llegué a la Mutualidad hace algo más de un año con la misión de lograr que la compañía diera un paso más en su estrategia de sostenibilidad y en su posicionamiento en el sector”.

¿Qué fue lo que más le motivó de la entidad y su puesto en ella?

Por un lado, consideré que sería muy enriquecedor para mí seguir desarrollándome profesionalmente en una aseguradora con un modelo de negocio y en un ramo distinto del que yo había estado trabajando tantos años y que, además, es la primera entidad de previsión social en España y está en el top 10 de Vida por volumen de ahorro gestionado. El proyecto me pareció muy sólido y una estupenda oportunidad para incorporar más conocimiento sobre el sector.

Me atrajeron también las personas con las que iba a tener la oportunidad de trabajar, ya que a algunas de ellas las seguía profesionalmente desde hacía años porque son muy reconocidas en mi ámbito.

Además, el momento fascinante en el que se encuentra Mutualidad de la Abogacía fue otra de mis motivaciones. La compañía está inmersa en un proceso de transformación muy importante, con un plan estratégico que contempla iniciativas muy potentes de las que estoy formando parte. En este sentido, creo que para la gran mayoría de profesionales participar de un momento así en el que te permiten aportar tu valor y te dan libertad para construir es una gran oportunidad.

“La compañía está inmersa en un proceso de transformación muy importante, con un plan estratégico que contempla iniciativas muy potentes de las que estoy formando parte”.

¿Cuáles son sus principales funciones desde su posición como coordinadora de RSC de la compañía?

Aquí he de decir que yo me encontré con una compañía que ya tenía muy interiorizada la sostenibilidad y, además, de forma totalmente transversal al negocio de forma real. He tenido la suerte de encontrarme con una base sólida sobre la que seguir construyendo.

Entre mis principales responsabilidades se encuentran definir la estrategia y el plan de RSC, la integración de los ODS, la elaboración del reporting de sostenibilidad, la gestión de la huella de carbono y la compensación de emisiones, el fomento de alianzas y de la propia RSC dentro de la organización o las acciones de visibilidad y posicionamiento externo en materia de responsabilidad corporativa, entre otras. No cabe duda de que me siento afortunada de poder realizar un trabajo que genera un impacto en las personas y en la sociedad.

“Me siento afortunada de poder realizar un trabajo que genera un impacto en las personas y en la sociedad”.

¿Puede hablarnos de la política RSC de la entidad y de sus principales líneas de actuación?

Mutualidad de la Abogacía apuesta por una sostenibilidad totalmente integrada en el ADN de la compañía, que sea transversal y que impulse la consecución de objetivos estratégicos y el avance de la compañía en un entorno muy cambiante y retador. La compañía articula su plan de RSC en torno 4 líneas de actuación: buen gobierno, negocio responsable, dimensión social y medioambiente.

Dentro de cada línea de trabajo, destacan iniciativas en el ámbito de la transparencia, la Inversión Socialmente Responsable, la innovación y la digitalización, la ética en el uso de la Inteligencia Artificial, el fomento de las competencias financieras, el talento jurídico, la cultura y economía del envejecimiento o el respeto al medioambiente, entre muchas otras. Destaca también la labor realizada por Fundación Mutualidad Abogacía, motor clave de la estrategia de sostenibilidad del Grupo.

Asimismo, integramos los Diez Principios del Pacto Mundial, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, como hojas de ruta indispensables.

“Mutualidad de la Abogacía apuesta por una sostenibilidad totalmente integrada en el ADN de la compañía, que sea transversal y que impulse la consecución de objetivos estratégicos y el avance de la compañía en un entorno muy cambiante y retador”.

¿Qué aspectos más destacados se desprenden de la Memoria RSC de 2020?

Nuestra memoria de responsabilidad corporativa viene a dar respuesta al compromiso de Mutualidad de la Abogacía por la transparencia en la dimensión no financiera. Queremos informar a nuestros grupos de interés con carácter anual de nuestros principales indicadores ambientales, sociales y de gobierno del ejercicio.

Entre los principales hitos de 2020, que se reportan en la memoria, destacan la apuesta por las Inversiones Socialmente Responsables, con el 48,7% de las inversiones netas del ejercicio destinadas a activos sostenibles; el paquete de medidas puestas en marcha para mutualistas y empleados con motivo de la crisis de la COVID-19; el nuevo Código Ético y de Conducta; el lanzamiento de proyectos de la Fundación tales como el Observatorio del Ahorro Familiar o la Cátedra UB – Escuela de Pensamiento sobre Economía del Envejecimiento, entre otros; o la certificación ISO 9001:2015 para el Servicio de Atención Telefónica Comercial, entre muchos otros hitos.

“Queremos informar a nuestros grupos de interés con carácter anual de nuestros principales indicadores ambientales, sociales y de gobierno del ejercicio”.

¿Cómo percibe la posición del sector asegurador en materia RSC? ¿Cuáles son los principales retos que debe abordar y cuál es la situación de las mutualidades en particular?

La responsabilidad y el bienestar social es algo intrínseco al sector asegurador, por lo que nos encontramos ya con un sector que fomenta el beneficio social y de la comunidad.

Las acciones en el ámbito de la sostenibilidad en el sector se han incrementado de manera exponencial en los últimos años y la evolución está siendo, sin lugar a duda, muy positiva. En lo que respecta a los retos, diría que uno de los principales desafíos para parte del sector es terminar de interiorizar que la sostenibilidad es una importante palanca de transformación, de eficiencia y de oportunidad de negocio, así como lograr un equilibrio entre las tres dimensiones: Ambiental, Social y de Gobierno.

Respecto a las mutualidades, sus valores tales como la economía social, la solidaridad o la colaboración, entre otros, están muy ligados a la responsabilidad social, por lo que son un agente clave para fomentar el desarrollo sostenible en nuestro país. No obstante, se observan diferencias entre las distintas Mutualidades en el avance de sus políticas de responsabilidad corporativa, por lo que es necesario que este sector apueste aún más por la incorporación de criterios ASG en su estrategia y en su gestión diaria.

“Las acciones en el ámbito de la sostenibilidad en el sector se han incrementado de manera exponencial en los últimos años y la evolución está siendo, sin lugar a duda, muy positiva”.

Mujer y seguro: como mujer profesional dentro del sector: ¿Cuál es su visión acerca del posicionamiento y visibilidad de la mujer en la industria aseguradora?

Me siento afortunada de trabajar en un sector en el que la presencia de la mujer es notable, ya que, según datos de UNESPA, algo más del 50% de los profesionales del sector asegurador son mujeres. Asimismo, el sector destaca por sus iniciativas para impulsar la igualdad e inclusión.

No obstante, creo que aún existe margen de mejora en lo relativo a la presencia de la mujer en puestos de dirección, ya que, según el estudio de igualdad en las aseguradoras de la Red EWI, sólo un 19% de los Comités de Dirección de las aseguradoras está compuesto por mujeres, una realidad en la que debemos seguir trabajando, ya que hay grandes mujeres profesionales que pueden aportar mucho valor.

“Me siento afortunada de trabajar en un sector en el que la presencia de la mujer es notable, ya que, según datos de UNESPA, algo más del 50% de los profesionales del sector asegurador son mujeres. Asimismo, el sector destaca por sus iniciativas para impulsar la igualdad e inclusión”.

¿Desea lanzar un mensaje a la mujer profesional, que constituye una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

Las mujeres profesionales de esta era tenemos una gran preparación, ideas, capacidad de ejecución, y podemos aportar mucho valor en todo aquello que nos propongamos. Debemos confiar más en nosotras, en nuestras capacidades, que son muchas, y ser conscientes de que somos un agente de cambio clave.

“Debemos confiar más en nosotras, en nuestras capacidades y ser conscientes de que somos un agente de cambio clave”.