Mª Jesús Álava Reyes (Centro de Psicología Álava Reyes): “No renunciemos a ser dueños de nuestras vidas y a no dejarnos manipular”

‘Muy Segura’ entrevista a Mª Jesús Álava Reyes, presidenta de Apertia-Consulting y de la Fundación María Jesús Álava Reyes. También dirige el Centro de Psicología Álava Reyes y el Instituto de Bienestar Psicológico y Social, donde trabajan más de cien profesionales en las áreas de la Psicología, Ingeniería, Economía, Comunicación, Medicina, etc.

Elegida una de las TOP 100 Mujeres Líderes en España en 2012 y 2017.

Desde Apertia han puesto en marcha el proyecto: “La Felicidad Productiva”, que está teniendo un profundo impacto en las organizaciones.

Autora de libros como “La inutilidad del sufrimiento” (con más de 500.000 ejemplares), En mayo del año pasado vio la luz su último libro: “Saca partido a tu vida”. Otros libros que han sido éxitos de ventas: “Lo mejor de tu vida eres tú”, “La verdad de la mentira”, “Las tres claves de la felicidad”, “Trabajar sin sufrir”, “Recuperar la ilusión”, “Emociones que hieren”, “Amar sin sufrir”, “El no también ayuda a crecer”, etc.

Es colaboradora habitual de diversos medios de comunicación: prensa, radio y televisión.

¿Cómo ha transcurrido su trayectoria profesional? ¿Qué hitos mencionaría, hasta el momento, dentro de la misma?

Intentar aplicar los principios de la Psicología, de una forma práctica y realista, en todas las esferas de la vida (personal, social, profesional, salud…).

Hitos: El haber creado una consultoría donde se trabaja de forma conjunta el análisis y la gestión de la empresa, junto con las características y singularidades de las personas que la integran, cuidando, además del clima laboral, la comunicación en la empresa y aplicando la investigación y la tecnología a su realidad (a través de nuestro departamento de I+D)

Por otra parte, hemos creado uno de los mayores centros de psicología de España, 38 psicólogos, departamento de Psiquiatría y Neuropsicología, lo que nos permite atender a todos los tramos de población y a todas las disciplinas y especialidades de la psicología.

Hemos creado además el Instituto de Bienestar Psicológico y Social, donde desarrollamos programas sociales con diferentes administraciones, y que van desde la ayuda en el Anatómico Forense, a temas de ayudas a personas en riesgo, a los mayores, a las personas que han sufrido algún tipo de abusos, a la población infantil, juvenil…

Igualmente, hemos creado una Fundación para ayudar a las personas que no pueden pagarse un tratamiento privado de psicología, a la par que intentamos difundir los principios de nuestra profesión y facilitar la formación de los graduados de psicología, a través del máster de Psicologia Gral Sanitaria que organizamos junto con la Universidad Alfonso X El Sabio.

En el terreno de la divulgación, mi equipo y yo personalmente, hemos publicado cerca de 40 libros sobre todas las áreas de la psicología. Entre estos sobresale “La Inutilidad del Sufrimiento”, con más de 500.000 ejemplares.

Creo que el haber estado trabajando, desde mis comienzos en todas las áreas de la Psicología: Psicología Educativa, Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, Psicología Sanitaría y Psicología Social, me ha permitido tener una visión muy global e integradora, que nos aporta un gran valor añadido.

“El haber estado trabajando, desde mis comienzos en todas las áreas de la Psicología me ha permitido tener una visión muy global e integradora, que nos aporta un gran valor añadido”.

¿Qué significa para usted la Psicología? ¿Por qué se decantó por ella?

Quería ayudar a las personas a profundizar en su conocimiento y a sacar todo el potencial que tenían, para tuvieran recursos suficientes para afrontar su vida en las mejores condiciones.

Quería cubrir ese déficit que tenemos en nuestro sistema educativo, que no nos prepara para la vida.

“Quería cubrir ese déficit que tenemos en nuestro sistema educativo, que no nos prepara para la vida”.

¿Cuándo y por qué decide fundar “Álava Reyes Centros de Psicología”? ¿Cuáles son sus áreas de especialización y su público objetivo?

Todas las edades, podemos atender cualquier problemática y el público es cualquier persona que necesite ayuda.

Tenemos unidades de especialización como Unidad de Salud Laboral,  Unidad de Dificultades de Aprendizaje, Unidad de Pareja y Sexualidad, Unidad Infanto-Juvenil, Unidad de TDAH, Unidad de Pensamientos y Conductas Obsesivas, Unidad de Adicciones, Unidad de Apoyo a la Enfermedad, Unidad de Duelo, Unidad de Miedos Sociales, Unidad de Problemas de Alimentación, Unidad de Envejecimiento, Unidad de Trastornos Obsesivos Compulsivos…

“Podemos atender cualquier problemática y el público es cualquier persona que necesite ayuda”.

¿Cómo define el momento en el que se encuentra la sociedad  hoy en día, inmersos en una pandemia sanitaria sin precedentes?

Incertidumbre, desorientación, falta de confianza y de credibilidad, abatimiento y, últimamente, un poco de esperanza con el horizonte de las vacunas.

¿Qué consecuencias psicológicas considera que está conllevando? Ante su dilatación en el tiempo, ¿qué más cabe esperar?

Está afectando a todas las áreas de nuestra vida, tenemos muchos casos de dificultades familiares, dificultades con los hijos, parejas, problemas laborales… Los casos de ansiedad, estrés y depresiones se han multiplicado y están afectando al 40% de la población.

Las dificultades para dormir siguen extendiéndose, a la par que aumenta la tensión y la crispación

Afortunadamente, las personas están siendo conscientes de que esto no es pasajero y están pidiendo ayuda psicológica. Ese es el primer paso para superar esta situación.

“Los casos de ansiedad, estrés y depresiones se han multiplicado y están afectando al 40% de la población”.

¿De qué herramientas disponemos para conseguir adaptarnos a estos cambios? ¿S epueden aprender e interiorizar?

La Psicología es muy potente y tiene un gran desarrollo en la actualidad. Afortunadamente, disponemos de todos los recursos que nos permitan hacer frente con éxito a las dificultades actuales.

Una vez que hacemos el análisis, el diagnóstico de cada caso, nos ponemos de acuerdo en los objetivos a conseguir y diseñamos programas totalmente a medida, donde entrenamos a cada persona en los recursos que necesita aplicar a su realidad, y en su día a día.

“Afortunadamente, disponemos de todos los recursos que nos permitan hacer frente con éxito a las dificultades actuales”.

La inutilidad del sufrimiento es una de sus grandes áreas temáticas, ¿no sería el sufrimiento un mecanismo de adaptación? ¿Se puede aprender a vivir con él?

El sufrimiento es inevitable en determinados momentos de nuestra vida: enfermedades graves, situaciones de pérdidas, accidentes, crisis como la actual, pero la mayoría del sufrimiento es evitable y, por supuesto, podemos aprender a tolerar ese sufrimiento que nos depara a veces la vida. De hecho, del sufrimiento podemos extraer grandes aprendizajes, pero repito, es crucial separar el sufrimiento inevitable, del sufrimiento totalmente inútil e injustificado.

“Es crucial separar el sufrimiento inevitable, del sufrimiento totalmente inútil e injustificado”.

¿Cuáles son para usted las claves de la felicidad, otro de sus puntos de especialización? ¿Se puede enseñar a ser feliz? ¿Y aprender?

Se puede enseñar a ser feliz, pero hemos descubierto que para ser feliz, antes, tenemos que aprender a perdonarnos y perdonar aquello que está condicionando nuestra vida; tenemos que aprender a querernos mejor, a ser nuestros mejores amigos, a valorar las cosas que tenemos, a ser personas generosas y agradecidas, que disfruten ayudando a los demás; tenemos que aprender a ser dueños de nuestras emociones. En definitiva y cómo detallo en las tres claves de la felicidad: Perdónate bien, quiérete mejor y llevar las riendas de tu vida.

“Se puede enseñar a ser feliz, pero hemos descubierto que para ser feliz, antes, tenemos que aprender a perdonarnos y perdonar aquello que está condicionando nuestra vida”.

Dentro de su área de actuación también se encuentra cómo mejorar la productividad delas empresas. ¿Puede explicarnos cuáles son las principales pautas y, de modo especial, en el momento actual?

Llevamos varios años trabajando en un concepto apasionante: la Felicidad Productiva. Hoy ya nadie discute que las personas que se sienten bien, con buen equilibrio y bienestar emocional, son hasta un 37% más productivas, son más seguras en sus trabajos (cometen menos errores), tienen menos accidentes, menos absentismo, están más motivadas y motivan a su alrededor, son más creativas en la resolución de problemas, fidelizan y captan mejor a los clientes y alcanzan más desarrollo profesional.

Las claves son tres palancas organizativas y tres palancas personales.

Las palancas organizativas son La Eficiencia Operativa, Cultua y Valores e Impacto e Influencia, y las claves personales son Bienestar Emocional, Destreza Emocional y Satisfacción de Inquietudes.

Por nuestra parte, hemos creado una herramienta: “Capital Emocional”, que nos permite ver cómo están estas seis palancas en la organización, y nos posibilita reconocer las áreas que funcionan bien y las situaciones de peligro.

“Llevamos varios años trabajando en un concepto apasionante: la Felicidad Productiva”.

Haciendo un guiño a nuestra publicación, “Muy Segura’, con gran parte de audiencia femenina: ¿cree que hay algunas características psicológicas propias del sexo femenino? En caso de que así sea: ¿cuáles son sus ventajas y sus inconvenientes, a la hora de intentar alcanzar esa ansiada felicidad?

En general, podemos decir que tenemos una sensibilidad especial, singularmente en el área de la afectividad y las emociones, que hace que nos demos cuenta pronto de cuando algo funciona mal a nivel de los afectos, pero también es verdad que podemos ser a veces muy complejas y esperar que nuestras parejas y nuestros hijos sepan lo que sentimos, sin necesidad de explicitarlo.

A nivel profesional, somos muy luchadoras y autoexigentes, pero nos sentimos con frecuencia poco reconocidas en las organizaciones y, curiosamente, exigimos más a las jefas mujeres, que a los jefes hombres.

Cuando conseguimos equilibrar nuestra sensibilidad, nuestras emociones y nuestra afectividad, somos los motores de nuestra vida y una ayuda muy generosa para quienes tenemos alrededor.

“Somos muy luchadoras y autoexigentes, pero nos sentimos con frecuencia poco reconocidas en las organizaciones y, curiosamente, exigimos más a las jefas mujeres, que a los jefes hombres”.

¿Desea añadir algún comentario o reflexión adicional?

Seamos positivas, especialmente en estos momentos, sabiendo que la positividad no significa negar los problemas ni tergiversar la realidad; la positividad nos facilita más recursos en las situaciones difíciles, nos hace ser más creativos, y mejora nuestra capacidad de reacción en las dificultades.

Seamos positivos y positivas, pero no renunciemos a ser dueños de nuestras vidas y a no dejarnos manipular.

No perdamos la esperanza, pero no seamos ilusos ni ilusas y sepamos coger distancia emocional de las personas tóxicas que nos rodean.

Finalmente, recordemos que si somos dueños y dueñas de nuestros pensamientos, somos dueños y dueñas de nuestras emociones.

“La positividad nos facilita más recursos en las situaciones difíciles, nos hace ser más creativos, y mejora nuestra capacidad de reacción en las dificultades”.