¿Puede la Inteligencia Artificial convertirse en aliado de la industria aseguradora para combatir el fraude?

Por Eva Jordi, Senior Product Manager for Iberia en

Duck Creek Technologies

En 2020 la tasa de fraude aumentó en España hasta el 2,2%. El impacto económico de la pandemia del Covid-19 ha propiciado un aumento de los casos de fraude al seguro, al atravesar muchos clientes una situación económica complicada.

Las técnicas periciales son el arma tradicional para combatir este fenómeno, pero en los últimos tiempos la tecnología se ha abierto paso como aliado principal en la lucha contra el fraude.

Las condiciones creadas por la pandemia han multiplicado por dos la incidencia de los intentos de fraude al seguro en los últimos ejercicios. Algunas de las prácticas más habituales son la presentación de facturas falsas para solicitar una potencial indemnización por siniestro, la presentación de imágenes encontradas por internet para maximizar la indemnización del siniestro o el aprovechamiento de circunstancias meteorológicas excepcionales para presentar siniestros fraudulentos.

Todas estas artimañas son fácilmente detectables si nos apoyamos en la tecnología. Los sistemas inteligentes pueden detectar irregularidades o patrones en los datos y alertar a las aseguradoras sobre posibles fraudes.

La Inteligencia Artificial, por ejemplo, permite validar los metadatos de las imágenes proporcionadas por el asegurado permitiendo la detección de imágenes obtenidas de internet, usadas en más de un siniestro o retocadas mediante software. El Machine Learning por su parte, permite crear un modelo matemático a partir del análisis de datos para encontrar los factores del siniestro estadísticamente relevantes a la hora de detectar fraude. Al aplicar este modelo matemático a los datos de un nuevo siniestro, predeciremos la probabilidad de fraude.

“Las condiciones creadas por la pandemia han multiplicado por dos la incidencia de los intentos de fraude al seguro en los últimos ejercicios”.

Si además un equipo de investigación analiza los siniestros identificados como fraudulentos por el modelo y confirma si la aseguradora ha sido engañada o no, el modelo podrá actualizarse automáticamente aprendiendo de los errores cometidos en la identificación de fraude. La inteligencia artificial permite eliminar múltiples puntos de contacto con el cliente durante el siniestro, dándole un servicio más efectivo en los momentos de mayor necesidad.

Teniendo en cuenta la cantidad de nuevas tecnologías, como inteligencia artificial, machine learning, chatbots o internet of things, que han ido incorporándose en el mercado, así como la robustez de algunos softwares dedicados a la gestión de datos, Duck Creek ha optado por proporcionar un ecosistema de integración y de Partners de soluciones muy potente.

El ecosistema de integración permite la fácil extracción e incorporación de datos de la plataforma, así como la orquestación de procesos en función de reglas de negocio. Esto abre la posibilidad de enviar información a cualquier tecnología para que sea procesada y que ésta actualice los datos de nuestro siniestro, permitiendo a la aseguradora orquestar las acciones pertinentes en base a la información recibida; ya sea asignar la petición a un agente, evaluar los niveles de cobertura, crear tareas de seguimiento o mantenerse en contacto con el cliente durante todo el proceso. Esto reduce los tiempos y consigue que los clientes sean atendidos rápida y eficazmente, mejorando también su relación con sus aseguradoras y la reputación de éstas en el mercado.

“La inteligencia artificial permite eliminar múltiples puntos de contacto con el cliente durante el siniestro, dándole un servicio más efectivo en los momentos de mayor necesidad”. 

El ecosistema de Partners de soluciones permite facilitar la integración con una serie de softwares que son líderes de mercado en su ámbito. FRISS, aplicación de detección de fraude mediante inteligencia artificial y machine learning líder en el mercado europeo, destaca como partner en el sector del fraude. Las aseguradoras se beneficiarán de tener tecnología de vanguardia sin tener que asumir la incertidumbre de una integración.

Las tecnologías de Inteligencia Artificial están cambiando rápidamente la forma de operar de las compañías en cualquier industria. En el negocio asegurador está claramente ayudando a las aseguradoras generales a mantenerse al día con las demandas de los clientes, los requisitos operativos y los competidores. Ha llegado el momento de confiar definitivamente en la tecnología para llevar el negocio asegurador a un nuevo estándar de calidad.