Rocío Ingelmo (Altadis): “Todas debemos perseguir lo que ambicionamos. Me encanta la palabra “ambición”

‘Muy Segura’ colabora a través de esta sección con Woman Forward, con el propósito de aproximar los perfiles de las profesionales que forman parte de ella, a modo de ejemplo para la sociedad, la economía y los negocios. La misión de Woman Forward es crear valor en las organizaciones impulsando el liderazgo femenino. Con esta alianza queremos seguir avanzando en este objetivo.

Esta institución sin ánimo de lucro está integrada por hombres y mujeres comprometidos con la sociedad civil, dispuestos a aunar su esfuerzo para promover el liderazgo femenino, incrementando la participación de las mujeres en las esferas de decisión del ámbito social y económico.

En esta ocasión entrevistamos a Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos y Legales en Altadis.

¿Cómo inició su andadura profesional? ¿Qué recuerdo se llevó de aquella primera etapa?

En mi caso, nada más terminar mi primera carrera elegí opositar. Me encantó una de las asignaturas, sistema fiscal, y decidí intentar ser inspectora de Hacienda. Afortunadamente lo conseguí y mi primer destino fue como inspectora de la Agencia Tributaria en Lleida. Recuerdo esta etapa con mucho cariño. Primer trabajo, un equipo fantástico y la sensación de que los dos años de estudios y exámenes habían merecido la pena.

Confieso que actualmente soy profesora asociada en la Universidad de Alcalá de la misma asignatura y mi mayor ilusión es conseguir que a los alumnos les guste la asignatura, ¡al menos lo mismo que a mí!

“Nada más terminar mi primera carrera elegí opositar. Me encantó una de las asignaturas, sistema fiscal, y decidí intentar ser inspectora de Hacienda”.

¿Qué puede contarnos de su etapa como Inspectora de Hacienda del Estado y Auditora del Estado (hoy en excedencia)?

Mi tiempo en la Administración fue una etapa continua de aprendizaje, de muchas horas de trabajo y mucha satisfacción profesional y personal. De esta etapa aprendí a manejar las urgencias y a no agobiarme ante los problemas. Confieso que son dos aprendizajes que llevo conmigo desde entonces y me permiten disfrutar aún mas de mi trabajo.

“Mi tiempo en la Administración fue una etapa continua de aprendizaje, de muchas horas de trabajo y mucha satisfacción profesional y personal”.

¿Qué le hizo cambiar la Administración por el sector privado?

Un proyecto irresistible en EY sabiendo que me iba a una gran empresa con un gran equipo. Los cinco años que estuve allí, primero en fiscal y luego tratando de desarrollar nuestro negocio en el sector público, fueron apasionantes. Es verdad que nos tocaron años complicados, en plena crisis de 2008 pero fueron inolvidables.

“Cambié la Administración por el sector privado por un proyecto irresistible en EY ,sabiendo que me iba a una gran empresa con un gran equipo”.

¿Cómo ha evolucionado su responsabilidad en Altadis durante estos más de ocho años en la compañía, actualmente como directora de Asuntos Corporativos y Legales?

La verdad es que mucho me temo que mi respuesta a esta pregunta no va a ser impactante. Llegué a Altadis a finales de 2012 como directora del Departamento de Asuntos Corporativos, Comunicación y Legal y sigo teniendo ocho años después, la misma posición.

Quizás mucha gente no entienda cómo me divierte mi trabajo después de tanto tiempo en la misma posición, pero debo confesar que en el sector en el que yo trabajo, hay tantos retos que cada día es distinto e inmensamente satisfactorio.

Desde mi departamento tengo la oportunidad de estar pegada al negocio en varios mercados, lo que lo hace aún más apasionante.

“Llegué a Altadis a finales de 2012 como directora del Departamento de Asuntos Corporativos, Comunicación y Legal y sigo teniendo ocho años después, la misma posición”.

¿De qué manera se está viendo afectada su actividad a causa de la pandemia sanitaria? ¿Qué retos y desafíos afrontan a lo largo de este 2021?

Como todos los sectores, nos estamos viendo afectados por la pandemia, con caídas de ventas. Pero si nos comparamos con otros sectores, nuestra situación no es tan negativa. La pandemia nos ha enseñado a ser más ágiles en la toma de decisiones, a confiar aún más en nuestros equipos y a trabajar sin presencialidad que, en el caso de la función de asuntos corporativos para muchos es una gran dificultad.

Por el contrario, yo creo que es una gran oportunidad para dar lo mejor de uno mismo sea cual sea el área en la que trabaja. Como retos para este año, no quiero aburriros pero mucho me temo que tanto en el ámbito regulatorio como en el fiscal nos esperan grandes desafíos en este 2021.

“Tanto en el ámbito regulatorio como en el fiscal nos esperan grandes desafíos en este 2021”.

¿Cuándo y por qué surge su vínculo con la Fundación Woman Forward? ¿Qué le aporta en su día a día?

Miriam y yo fuimos compañeras en el IESE en un programa de dirección general (PDG) que tuve la suerte de cursar, gracias a una Beca Lidera. He seguido los pasos de la presidenta de Woman Forward desde el inicio, admirando profundamente todo lo conseguido.

Y llegó un momento que decidí tratar de aportar mi granito de arena en la Fundación y Miriam me dio la oportunidad. Creo que la gente que hemos iniciado nuestras trayectorias profesionales en la Administración vemos el liderazgo femenino como algo natural, en el sentido de que siempre hemos visto a mujeres en posiciones importantes (mi primera jefa ya fue una mujer) y precisamente creo que esto nos permite ver la creación de valor, la equidad o los valores que podemos aportar las mujeres en las organizaciones, de forma diferente.

“He seguido los pasos de la presidenta de Woman Forward desde el inicio, admirando profundamente todo lo conseguido”.

¿Desea lanzar un mensaje a la mujer profesional que constituye una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

Mi mensaje es que todas debemos perseguir lo que ambicionamos. Me encanta la palabra “ambición”. Se que muchas veces tiene una connotación negativa pero yo siempre la he entendido como lo que es: un deseo intenso de conseguir lo que queremos, ya sea en lo profesional o en lo personal.

Y eso es lo que yo trato de hacer todos los días, trabajar con ilusión y ambición para conseguir lo que quiero. Siempre he tenido el firme convencimiento que los límites son los que uno se quiere poner y que con voluntad y sacrificio se consigue llegar más lejos.

“Mi mensaje es que todas debemos perseguir lo que ambicionamos. Me encanta la palabra “ambición”.

¿Quiere añadir algún comentario o reflexión adicional?

Simplemente daros las gracias por la oportunidad de esta entrevista.