Beatriz Morilla (Empieza Por Educar): “Trabajamos para que el origen socioeconómico del alumnado no sea el predictor más seguro del éxito o fracaso educativo”

‘Muy Segura’ desarrolla esta sección en colaboración con EJE&CON, Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras. El objetivo es visibilizar, a través de una entrevista mensual, el talento de las profesionales que la integran.

La Asociación Española de Ejecutiv@s y Consejer@s se fundó en 2015 con la misión de promover la presencia de las mujeres en puestos de Alta Dirección y Consejos de Administración. Desde entonces, trabaja para ser agente impulsor de cambio, generando una conciencia social que prime las capacidades y habilidades. Entre los proyectos más relevantes de la asociación destacan los Premios EJE&CON -que distinguen a grandes empresas, pymes y medios de comunicación por su trabajo para impulsar el talento sin género- y el Código EJE&CON de Buenas Prácticas para la Gestión del Talento y la Mejora de la Competitividad de la Empresa.

Este mes entrevistamos a Beatriz Morilla, directora general de “Empieza Por Educar“.

¿Cómo fueron los inicios de su andadura profesional? ¿Qué mejores recuerdos, así como momentos más complicados, tiene de aquella etapa?

La verdad es que guardo un muy buen recuerdo de mis primeros años de carrera profesional. Como siempre fui muy curiosa, pasé por diferentes departamentos en los que tuve grandes compañeros/as y responsables de los que aprendí todo lo que sé ahora.

Aunque te reconozco que a veces pienso que fui el bicho raro. Comencé en un departamento de auditoría donde era la única abogada entre economistas. Cuando me pasé a fiscal se me veía como la auditora, y a su vez, en sostenibilidad como la de fiscal. ¡Hasta en Londres era la española!

“Guardo un muy buen recuerdo de mis primeros años de carrera profesional”.

Si pudiera destacar tres hitos profesionales para usted, alcanzados hasta el momento durante su trayectoria, ¿cuáles mencionaría y por qué?

El primero sería cuando me nombraron Directora de Sostenibilidad en una entidad financiera. Llevaba tiempo interesada en temas de responsabilidad social corporativa y fue la gran oportunidad de trabajar en aquello que me apasionaba.

También recuerdo con especial cariño mi primer día como profesora de universidad. Ese mismo día aprendí que enseñar es una tarea que te exige mucho, pero que te devuelve mucho más de lo que das.

Y por último, mi último hito profesional fue este último verano cuando logramos abrir tres escuelas de verano para dar refuerzo escolar a cientos de estudiantes de Madrid y Barcelona. El cierre de las escuelas en marzo no afectó por igual a todos los estudiantes y esta iniciativa tuvo un impacto muy positivo en los estudiantes.

“Mi último hito profesional fue este último verano cuando logramos abrir tres escuelas de verano para dar refuerzo escolar a cientos de estudiantes de Madrid y Barcelona”.

¿En qué consiste el proyecto “Empieza Por Educar”? ¿Cuál es su valor añadido, así como sus desafíos más importantes para este año?

Empieza Por Educar somos una ONG que trabaja para eliminar la inequidad educativa. Esto es, para que el origen socioeconómico del alumnado no sea el predictor más seguro del éxito o fracaso educativo. Nuestro principal proyecto es el Programa ExE, un programa de desarrollo profesional dirigido a aquellas personas que aspiran a generar un cambio educativo y social en beneficio de la igualdad de oportunidades de todos los niños y niñas. Cada año seleccionamos a algunos de los jóvenes con mayor talento y compromiso del país para que durante dos años enseñen en escuelas de entornos desfavorecidos persiguiendo el crecimiento académico y personal de los estudiantes. En paralelo, les formamos y acompañamos a través de un extenso programa de desarrollo de competencias docentes y de liderazgo sistémico que permita maximizar el impacto en sus estudiantes, la comunidad donde enseña y en el sistema educativo a largo plazo.

“Empieza Por Educar somos una ONG que trabaja para eliminar la inequidad educativa. Esto es, para que el origen socioeconómico del alumnado no sea el predictor más seguro del éxito o fracaso educativo”.

Como experta en sostenibilidad: ¿cuáles son los pilares en los que debe basarse hoy en día un negocio sostenible? ¿Cuál debe ser la apuesta de las compañías españolas en esta materia y qué pasos considera que están dando para lograr los objetivos precisos?

El término sostenibilidad es confuso; es lo primero que les enseño a mi alumnado en clase. Aunque escuchamos constantemente esta palabra, a veces es vaga y poco específica. De hecho, si preguntas a otras personas qué entienden por sostenibilidad, obtendrás una gran variedad de respuestas, y cada empresa establece su apuesta por estos temas de forma diferente. Sin embargo, yo me quedo con la idea de negocio responsable, entendida como hacer lo correcto, del modo correcto y en el momento adecuado.

Creo que la empresa del futuro dejará de tener una visión cortoplacista y hará negocios de forma diferente, entendiendo el valor intrínseco de las personas con las que se vincula, a las que impacta, y los recursos y servicios que proporciona a su entorno. Será muy diferente de la empresa de hoy, y siguiendo a Peter Druckman, creará valor para sí misma y para sus grupos de interés a largo plazo. Muchas empresas ya lo han entendido así y están incorporando esa visión en sus equipo de gestión y en los Consejos de Administración, algo fundamental para traducirla en actos concretos.

“Creo que la empresa del futuro dejará de tener una visión cortoplacista y hará negocios de forma diferente, entendiendo el valor intrínseco de las personas con las que se vincula, a las que impacta, y los recursos y servicios que proporciona a su entorno”.

¿Cuándo y por qué surge su vínculo con Eje&Con? ¿Cuáles considera que son los alicientes de pertenecer a la Asociación?

Mi vínculo con E&C surge de mi amistad con varias de las mujeres que forman parte del gran impulso que tiene esta red. Ana Lorenzo, María Eizaguirre y Beatriz Sánchez me animaron a formar parte, y es una de las muchas cosas que tengo que agradecer a estas grandes mujeres. Estoy contenta de formar parte de ella porque defiende valores que comparto y porque es una asociación mixta en la que el tema es “talento sin género”.

Pertenecer a una red como ésta es una forma eficaz de conocer personas  valiosas y obtener ideas estimulantes. Es mucho más que un espacio para debatir cuestiones de género e igualdad; estamos todos muy ocupadas y tenemos un espacio limitado en el calendario para el desarrollo de nuestras carreras, y hacer conexiones genuinas con otros profesionales lleva tiempo. En mi caso pertenezco al Foro Financiero y al de Sostenibilidad que se han creado dentro de la misma, y me ayuda a no solo estar informada de asuntos muy relevantes, que es una parte crucial de mi desarrollo profesional, sino que también me permite acceder a un grupo mixto de personas, aprender de ellas y recargar energías, para manejarse en un mundo en el que aún la igualdad de oportunidades sigue siendo un sueño.

Eje&Con es mucho más que un espacio para debatir cuestiones de género e igualdad; estamos todos muy ocupados y tenemos un espacio limitado en el calendario para el desarrollo de nuestras carreras, y hacer conexiones genuinas con otros profesionales lleva tiempo”.

Este mes se celebra el Día Internacional de la Mujer: ¿cómo define el momento que atraviesa en la actualidad la mujer profesional en nuestro país? ¿De qué manera considera que ha influido la actual crisis del coronavirus a la hora de intentar alcanzar algunos logros en materia de igualdad de género?

Creo que en la actualidad vivimos en un momento ilusionante para los derechos de las mujeres. Si echo la mirada atrás y comparo la situación de hace 20 años, no puedo negar que ha habido cambios significativos que hemos logrado. Pero quedan tareas pendientes. Durante los meses más duros de la pandemia quedó patente el trabajo que hacemos las mujeres en sectores especialmente feminizados como el sanitario y social. Además, creo que el cierre de las escuelas y el confinamiento ha supuesto una visibilización mayor de la desigualdad en el trabajo de cuidados que hacemos mayoritariamente las mujeres en el hogar.

“Si echo la mirada atrás y comparo la situación de hace 20 años, no puedo negar que ha habido cambios significativos que hemos logrado. Pero quedan tareas pendientes”.

¿Desea lanzar un  mensaje a la mujer profesional, que constituye una parte muy destacada de la audiencia de Muy Segura?

Aunque las mujeres hemos avanzado mucho en este último siglo, queda todavía camino por recorrer. El futuro lo estamos escribiendo con muchas manos de las nuevas y -menos nuevas- generaciones de mujeres profesionales. Por eso, si tuviera que mandar un mensaje sería este: sigamos adelante que hay mucho que hacer.

“El futuro lo estamos escribiendo con muchas manos de las nuevas y -menos nuevas- generaciones de mujeres profesionales”.